#OPINIÓN Reflexión en positivo: Todo por un país productivo y amistoso #13Dic

José Gerardo Mendoza | Ilustración: Victoria Peña |

Cuando pensamos o piensan los que aún tienen animo de producir, que se están arreglando las cosas y que a las trabas se le está consiguiendo soluciones, resulta que aparecen otras que en nada ayudan y quedan sin efectos las que acá supuestamente se consideraban solucionadas y muchos dejaron como un ministro en época de democracia pasadas, vamos bien pero vamos mal y todo se derrumbó y a veces por estar muy ocupado y actuando de buena fe, como lo hace siempre todo el que busca el bien para todos; y solo desea producir y compartir en la noble tarea del campo producir alimentos, luchar por la independencia alimenticia de nuestra nación, pero siempre viene el pero, los productores de proteínas carnes, se sorprenden cuando les cae como un baño de agua fría la intervención de los mataderos, por Dios hay que buscar soluciones en conjunto y no intervenciones inconsultas; eso en nada ayuda, todo lo contrario asusta y desamina al productor y acaba con el ánimo de quienes desean producir y aun sorteando  los obstáculos.

En nombre de todos los que desean producir, hacer aportes, que cese la persecución o se cambie por una alianza donde el país sea  la prioridad; en busca de soluciones positivas, unidos para buscar soluciones a fondo, pensando en que es la única forma de paliar la pobreza, la grave escases de todo, repito es escases y fallas en todos, por no decir un país destruido eso nos da mucha tristeza, cuando se oye esa palabra porque también viene un sentimiento de dolor, debemos luchar en unión para espantar la desilusión y la desesperanza, y no caer en aquello que cuando una nación pierde el espíritu, es porque los gobernantes han atropellado la fe, la esperanza y deseo de hacer, sigamos unidos y sin excepción para que esto no suceda y pare la desintegración familiar, hasta cuando ver sufrimiento por la diáspora que solo trae atropello a la salud, acorta la vida, sufrimiento inmejorable por culpa de muy pocos que manejan el destino de la inocencia y acaban con sus perspectivas que no caigamos en el mensaje que nos dejó Wanter Lippmann “Donde todo el mundo piensa igual, es porque ninguno está pensando”

Solo si hay una rectificación en positivo que a todos nos motive, podemos rescatar la voz de nuestro pueblo y el espíritu de la nación y así la recuperación del país y nuestro espíritu de hacedores, que aun aspira un mañana mejor, y una ventana abierta al mundo que invite a que nos vean como opción y confiable para inversiones, donde se les de garantía de bienestar y no uno de amenaza, deseamos de luchar con toda la fuerza de la fe y el empuje de la esperanza, y con la ilusión de que los que creen tengan siempre la razón, se dejen ayudar y puedan dejar el camino equivocado que solo conducen al fracaso, alejándose por caprichos a rayos luz del éxito y bienestar para todos.

Y como consecuencia solo trae inconvenientes graves y costo alto que perjudican el patrimonio de todos, es bien conocido y notorio el alto costo y la fuga de divisas que genera esta anomalía, si todos saben que lo que aún se puede producir, es cualquier rubro cuesta menos de un dólar y se paga en el exterior cuatro dólares y como resultado aparte de perjudicar el patrimonio nacional se le hace un daño a la mano de obra nacional pudiendo producir aquí y frenar ese desagüe, esa si es la verdadera guerra económica, lucha y despotismo, falta de estímulo al productor venezolano, si este país cuenta casi con cuarenta millones de hectárea  de primera calidad, actas para producir hasta para para alimentarlos a todos, y exportar el excedente y generar divisa, nada ni nadie entiendo porque tiene que haber escases y andar deambulando en busca de alimentos y dando lastimas como que fuéramos incapaces e improductivo, holgazanes y bueno para nada.

Ojala se den cuenta o un examen de conciencia y le den una mirada a los predios intervenidos, en las condiciones que estaban antes y como están hoy, solo por nombrar tres el hato El Márquez, hato Piñero, hato El frío, y pare de contar. Es hora de rectificar que se den cuenta que estas políticas y experimentos no han dado resultados, en ninguna parte del universo solo traen atrasos y miseria, cada quien a lo suyo nada de improvisaciones; Todos debemos ocuparnos de este país, sea productivo y amistoso y no a lo contrario, no caer en el mensaje de Joseph “Si no puedes negar las malas noticias, inventan otras que nos distraigan” así estamos.

 

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la Paz, la Convivencia, el Respeto y la propiedad  de nuestro país…

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios