#OPINIÓN Reflexión en positivo: Peticiones al año 2019 nada de fallar #3Ene

José Gerardo Mendoza | Ilustración: Victoria Peña |

Con toda la fe y esperanza de un 2019 mejor sin conflicto y con bienestar para todos sin excepción, seguimos con toda la buena voluntad de seguir haciendo llamados debidamente autorizado por casi el ciento por ciento de los dolientes de este país; y también por los que han llevado a este extremo porque no hay duda que su avaricia no los deja vivir en paz tanto a ellos como a sus familiares, por ellos mis oraciones por lo que están careciendo de todos, que tengan fe en dios que él no se ha ido del país y pronto también cubrirá todas las carencias y para los que están nadando en la abundancia y les sobra de todo y andan atropellando a diestra y siniestra, también como hijos de Dios le pedimos primero calmen sus avaricia que no les deja dormir y andan asustados, full de guardaespaldas y como ojo de fajero mirando para todos los lados con la diferencia de que estos que no son fajeros duermen con un ojo abierto y el otro cerrado y le temen hasta sus sombras, eso no es vida mano no te compramos la ganancias, todos las buenas voluntad, solo deseamos el bien para todos y que Dios haga saber que el país es de todos y no de un grupito, viva la unidad en armonía.

A veces a uno no lo quieren pero lo necesitan pero este pequeño porcentaje parecen que ni lo quieren ni lo necesitan y es muy lamentable que nuestra patria haya llegado a ese extremo donde se desconfía de todos, se le teme a lo que antes se admiraba, se les desea mal lo he visto y eso es muy triste, si antes nos amábamos y nos deseábamos el bien los unos a los otros, hoy esas indiferencias tan perversas que solo sirven para acabar con nuestra idiosincrasia y nos convierte en una dureza que nos daña la salud, pero por todo esto son muchos más los que buscamos la paz  para todos, el abrazo fraternal, y no del puño cerrado, que regrese la alegría, la unión familiar !perdón! primero cese la escases, haya comida, medicinas y abundancia para todos igual o más o menos parecidos a ese que andan por ahí como unos reyecitos con barriguita full, la cartera repuesta y la alcancía full, consciente de que no se puede vivir, solo de esperanza pero sabemos también que sin esperanza no se puede vivir por ello un ruego por rescatar la voz del pueblo y el espíritu de la nación.

Año nuevo 2019, te damos la bienvenida que dios te acompañe para que acabes con todo los pronósticos de esos benditos analistas que manejen la economía y todo de intelectuales que hablan muy bonito y la mayor parte la pegan pero sufrimos muchos, los que menos sabemos de esto aun así seguimos luchando por un país productivo, sin deudas,acreditado; por tal año nuevo toda la gente de buena voluntad te ordenamos que cambies todos estos pronósticos por cosas que nos impiden no subir el autoestima, a seguir amando el país y aportar hasta  donde nos duela y trabajar hasta el cansancio, hasta ver este país antes rico hoy sus hijos la mayor parte sumidos en la pobreza y es nuestro deber verlo en las alturas de los poderosos, así que año nuevo hablo en nombre de todos los empresarios nuestros muy especial los del campo, todo el sector agrícola y pecuario, cuente año nuevo con los ganaderos y agricultores como sus mejores aliados, juro que solo piensan en ayudar, nunca en perjudicar y no andan de pedigüeños solo piden se les respete y menos dificultades para cada día  producir mucho más y mejor, sin egoísmo para todos sin excepción y sin preguntar cómo te llamas queda muy claro nuevo año, te hablo muy claro de fedenaga, fedeagro y sus asociadas, así como la industria, el comercio, nuevo año esos no son tus enemigos, son todos aliados que te ayudan a soportar la carga, busquemos una alianza donde reine la unión y la amistad que se acabe esa pelea visceral y los enemigo invisible, convencerse que todo empresario honesto y creativo es un bien de la nación y para suerte del país aquí están esperando un mañana mejor, aun con tremendas dificultades, debemos apostarle a la alegría y no al aburrimiento, no a las preocupaciones ni a la tristeza, sin olvidar que los bravos se castigan así mismo.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la Paz, la Convivencia, el Respeto y la propiedad de nuestro país…

José Gerardo Mendoza Duran – [email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios