#OPINIÓN Reflexión en positivo: Bienvenidos y agradecidos con los que nos desean ayudar por la Libertad del país #21Feb

José Gerardo Mendoza | Diseño: Jéssica Oshiro |

Nadie puede vivir con el que no sabe compartir y creo que nuestras primeras dificultades por la que estamos pasando en estas largas dos décadas que ya parecen siglos de puras dificultades, de atrasos, graves problemas, confrontaciones y todo lo malo para la mayoría, dando la impresión de que la convivencia llego a su final, que el amor y la amistad se fue para no volver y llegamos a salvarse el que pueda y el no importa nada ni nadie, y que se puede esperar de un país donde los principales autores ni ellos mismos se respetan y ponen a la destrucción lo que debería ser para ellos sus seres queridos, los exponen a los escarnio público y a que en vez de ser motivo de admiración y respeto son motivo de malestar a la sombra de los ojos del mundo, como un atropello que afecta a la colectividad y vergüenza ajena que nos afecta a todos y  nos mete en el mismo saco, preguntémonos todos los que su pasión es la paz y el trabajo, copiémonos de Séneca mientras vivos sigue aprendiendo a vivir.

Todos con un ruego a dios y una esperanza inquebrantable y fe de que pronto saldremos del problema más grave que es la crisis humanitaria, como es el alimento, las medicinas, la diáspora, la paz, la convivencia, la unión para todos, las medicinas tan costosas y escasas, la gente por no decir el noventa y dos por ciento no las pueden adquirir léase 92 %, y si otros países desean ayudarnos, bienvenido y agradecido; allá tú con tus molestias pero todos sabemos que se necesitan y que también se corresponder de la misma forma el día que requieran de nosotros. Estas inquietudes es de todos los escritores  tienen el apoyo de más del noventa por ciento 90% de nuestros habitantes que estamos sufriendo de todas estas carencias y lo más lamentable es que quienes nos han llevado a esta crisis lo saben, la cesta básica de alimento a que trabajador o clase media baja porque clase media alta ya no existe ni que hagamos maromas le alcanza  y los que aspiran lograr tan malvada idea hasta el momento lo habían estado logrando hasta que estamos viento a favor y como dios es nuestro padre y del mundo, y el bien no tiene fronteras pacíficamente esta bombardeado por todos los ángulos, carretera, agua, aire y tierra con el único propósito amor para sus hijos, pasando hambre sus hijos, careciendo de todo y su instrumento de ataque es el amor, amor y más amor al prójimo y la bendición y alegría de ver a sus hijos bien alimentados y saludable, no antes sin enviar este mensaje los lideres deben liderar hasta donde sea posible y luego desaparecer H G Wells se parece aquí verdad.

Todo lo que dios quiere del hombre es un corazón en paz, por ello esperemos que el señor ilumine a estas personas que andan poder donde está el santo, y que quienes quieren ayudar a combatir el hambre y las enfermedades, no son los enemigos del país son pactos que se deben respetar, aplaudir y agradecer las necesidades no hablan diferentes idiomas y afectan a todo el mundo por igual, los niños lloran en el mismo idioma, los que tienen dolor se quejan igual y  las maldiciones no tienen fronteras igual que las bendiciones; por tal motivo es que debemos buscar la paz y en vez de molestarse y considerar que es una ofensa , motivos de confrontaciones y amenazas  de guerra porque el mundo está pendiente de nosotros y conoce las dificultades y situación precaria en que esta nuestro país y su gente pareciendo de todo, ojala que esta ayuda humanitaria se convierta en una bendición de dios y no una desgracia como dicen algunos o piensan los que se oponen, cuántas veces hemos visto aviones y barcos que salen de nuestro país a llevar alguna ayuda humanitaria a otros países en nombre de la nación y es merecedora de la aprobación y no critica a la hora de hacer el bien, es imposible de creer que quienes se oponen a esta ayuda no se den cuenta de la grave situación en que se encuentra todo, el de bajo recursos, nos van a decir que no saben de la cantidad de niños que se mueren por falta de todo, Ancianos comiendo de la basura, quien no saben de la alta inflación que el dinero no alcanza, que las medicinas y alimentos subieron el 40 mil por ciento, que dios ilumine la mente de quien la necesita no tienen la culpa de los errores que otros cometió y por mucho que los nieguen son responsable de todo lo que está sucediendo.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la Paz, la Convivencia, el Respeto y la prosperidad de nuestro país…

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios