Diputado Omar Ávila: Los tiempos de la comunidad internacional no van al ritmo de la necesidad del pueblo #03Mar

Juan B. Salas | Foto: UViVzla |

El secretario general del partido Unidad Visión Venezuela y diputado en la Asamblea Nacional por el estado Miranda, Omar Ávila, manifestó que el precio real actual del dólar es de 320 millardos de bolívares, resultado que obtiene tras hacer un recuento de su valor en noviembre de 2006 en el que el dólar se hallaba en 3.200 bolívares, “con la diferencia de que hoy es ese precio, sin contar los 3 ceros que se le quitó al bolívar en el 2008 y los 5 ceros que le quitaron el año pasado”.

Justificó, en ese sentido, que la Canasta Básica Familiar se encuentre rondando el millón y medio de bolívares” y las razones del por qué se necesita alrededor de 80 salarios mínimos para poder adquirirla y unos 60 salarios mínimos tan solo para poder comer.

Recalcó el hecho de que más del 90% de los venezolanos no le alcance el salario ni para alimentarse un día como debe ser”; con consecuencias reflejadas en la baja de los precios de algunos rubros, aunque aun así siguen siendo incomprables, pero además están muy por encima de los irreales precios acordados.

Según Ávila, hoy más que nunca se hace prioritaria la ayuda humanitaria para los venezolanos, por lo que recordó que “más de 700 toneladas de medicinas, insumos médicos y suplementos nutricionales, esperan en Colombia, Brasil y Curazao para ser traídos a Venezuela y poder ser distribuidos entre los sectores más críticos de la población”.

Aseveró que nuevamente se suma a la grave crisis económica, política y social la creciente escasez de efectivo, que se profundiza cada día y se observa en las taquillas de los bancos cuando se va a sacar el dinero. El Bicentenario -por ejemplo- dispensa por taquilla 100 BsS diarios.

Refirió que todas y cada una de las entidades bancarias se están manejando de esa manera e informó que “la escasez de efectivo ha llevado nuevamente al negocio de la venta del mismo” y de tener dos precios en los productos, como por ejemplo el caso del cartón de huevos”.

En ese sentido, rechazó contundentemente que nuevamente se esté jugando en nuestro país al desgaste de un bando contra el otro (oposición-gobierno) sin tomar en consideración que en medio sigue estando el pueblo que es quien sufre por esa diatriba.

En ese particular manifestó que, los tiempos de la Comunidad Internacional no van al mismo ritmo de la necesidad de la gente.

“Tenemos a la mayoría de los gobiernos que nos apoyan pidiendo elecciones, y casi en su totalidad rechazan la intervención. Incluso EEUU pidió en la ONU un proceso pacífico que lleve a elecciones. Además la OEA y el Parlamento Europeo coinciden en no objetar una nueva candidatura de Maduro. Claro que sería con nuevo Consejo Nacional Electoral y Observación Internacional, tal cual lo han dicho sus voceros”, reflexionó el legislador.

Igualmente recordó que son cerca de 60 países los que nos apoyan y más del 80% de los venezolanos; “pero además nos asiste la razón; por lo que no hay el menor motivo para sentirse pesimista o caer en la desesperanza. ¡Vamos muy bien Venezuela! El cambio es irreversible”.

Informó que la directiva y la militancia de la organización política Unidad Visión Venezuela hacen un llamado a los compañeros de la Unidad a evaluar lo que se ha venido haciendo para hacer los ajustes que sean convenientes. “Esto es, que la estrategia, el plan que se ha implementado hasta los momentos puede ser revisado y modificado. No tiene que ser 100% como se planteó al inicio de año, puesto que de lo contrario se corre el riesgo de que sea condenado al fracaso, donde además el gobierno tiene una papa caliente, ya que Guaidó regresará y cualquier cosa que decidan hacer juega en su contra: si lo detienen, van a alborotar más el avispero nacional e internacional; si no lo detienen, darán una nueva prueba, de que no cumplen lo que ofrecen y que perdieron poder de mando y ejecución».

Finalizó diciendo que “la preocupación en el partido sigue siendo como va a ser el desenlace de todo esto, cuando ninguna de las dos partes parece entender que ambos tienen que ceder, si de verdad les interesa el país”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios