#OPINIÓN Se busca un emprendedor: Convéncelos (Parte II) #12Mar

Italo Olivo | Ilustración: Victoria Peña |

«Yo se que ella me gusto desde el momento que la conocí» Comentario popular.

Las nuevas reglas hablan de conectarse con la naturaleza humana. Cada vez que ustedes le dicen «hola» a un extraño, la persona inconscientemente decide si correr, volar o quedarse. Una docena de juicios precipitados se hacen en un flash, a nivel del subconsciente. Ustedes seguramente han oído decir a la gente » Yo se que ella me gusto desde el momento que la conocí» ¿Pero como esto puede pasar?. Esto pasa porque es parte del sistema original de la naturaleza humana. Una vez que los filtros de » Me gusta»/ «No me gusta» están configurados, todo lo demás estará influenciado por los instantes iniciales de cualquier encuentro: si ustedes me agradan, yo veré lo mejor de ustedes y nada más. Pero si no me agradan, no hay nada que yo pueda hacer al respecto.

Ustedes no pueden detener a la gente para que hagan juicios precipitados sobre ustedes, pero si pueden hacer que esos juicios trabajen a su favor.

La segunda gran regla es que tienen que neutralizar la respuesta de luchar o volar.

Alienten a los demás para que hagan juicios precipitados favorables acerca de ustedes. Establezcan un estado de ánimo receptivo y expectativas positiva.

Sean conscientes de su lenguaje corporal y su presentación personal. Nosotros somos atraídos por gente que luzcan saludables y con vitalidad. Actitud, postura, expresión facial y contacto visual, influyen en la energía que ustedes irradian. Deben encontrar un sello personal que inspire confianza: una combinación de Auctoritas y Accesibilidad.

Ajusten su actitud para adaptarse a la situación, antes que ustedes se acerquen a alguien. Deben demostrar un lenguaje corporal y la señal de su corazón de manera abierta: Sonrían, hagan contacto visual, apunten sus corazones al corazón de su interlocutor y permitan que sean vistos claramente como que no tienen nada oculto entre sus manos, que ustedes no representan una amenaza.

Hagan preguntas suaves: «Discúlpeme, ¿Puedo preguntarle algo?» «¿Cómo puede usted contarme …..?» » ¿Qué piensa usted acerca de …..?».

Deben sincronizar su lenguaje corporal y su tono de voz. Si están tratando con un grupo pequeño, deben sincronizarse con cada persona a medida que hablen.

Nosotros no podemos pararnos o parar a otras personas que hacen juicios precipitados acerca de la gente, pero nosotros podemos aprender a ver más allá de lo que se ve a simple vista. No se compliquen la vida de cómo las personas lucen o como suenan e incluso de viejos conceptos erróneos de cómo ustedes piensan que ellos son. Recuerden lo que ustedes quieren y enfóquense en sus resultados.

Respeten los espacios de la gente. Acercarse demasiado a otra persona puede desencadenar su reacción de luchar o volar. Intromisiones inesperadas son malas para una buena compenetración, especialmente si llegan de sorpresa.

Definitivamente, una invasión inconsciente del espacio personal de alguien, puede desencadenar una respuesta profundamente arraigada y crear verdaderos obstáculos para avanzar.

Italo Olivo

www.iolivo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios