#OPINIÓN Caleidoscopio: Van Gogh – a las puertas de la eternidad #9May

Fritz Márquez |

Director: Julian Schnabel Guión: Jean-Claude Carrière

Van Gogh pintó unos 900 cuadros y realizó 1600 dibujos en diez años.Solo pudo vender una pintura: El viñedo rojo cerca de Arlés (La vigne rouge).Van Gogh A las puertas de la eternidades una película que todo aquel que se crea un emprendedor debe ver.

Basada en la vida de Vincent Van Gogh y protagonizada por Willem Dafoe, (Nuidis Vulko, en Aquaman) narra el tiempo en el que el famoso pintor se mudó a Francia. En concreto a Arles y Auvers-sur-Oise, donde vivió un tiempo conociendo a miembros de la vanguardia, incluyendo Paul Gauguin, (su mejor amigo, que le adora y termina huyendo del artista por su abrumadora personalidad) Tiempo en el que se esforzó en crear obras maestras, que hoy en día, son reconocidas en todo el mundo.

Van Gogh no pintaba para dar conferencias, por dinero ni para que lo reconocieran. Nada de buscar fama y riqueza lo movía, de hecho, muere en la indigencia y el  reconocimiento de su obra no empezó hasta un año después de su muerte. Van Gogh solo quería pintar y crear colores, captar la naturaleza, expresar sus sentimientos sobre lo representado y sus propios estados de ánimo, buscaba expresar el sufrimiento de los pobres y marginados, (post impresionismo) alejarse del convencionalismo académico de la época y esa búsqueda en este film se denota gracias a la dirección de Jullian Schabel, un reconocido pintor del neo-expresionista estadounidense quien hace con su cámara subjetiva meterse en la vida del artista al tiempo que muestra en la fotografía un aspecto destacable de la cinta.

Willem Dafoe nominado al Oscar por esta actuación hace una creación memorable de Van Gogh. Con profundidad y naturalidad, en un personaje excesivo que se prestaba a todos los desmadres histriónicos. Van Gogh seguía su intuición de crear un estilo de pintura inexistente, eso lo hizo buscar colores que se imaginaba, por ello viaja a Arles a experimentar cosas nuevas, haciendo con ello que su mente se abriera más, es decir despertaba su curiosidad, esta acción en el emprendedor de hoy es clave para lograr su sueño: El hábito de incentivar la curiosidad.Hace en él no solo descubrir cosas nuevas, superar límites sino disfrutar todos los detalles. Es así como las dos cosas más interesantes de la película son la actuación de Willem Dafoe y cómo Schnabel aplica su visión de pintor al cine para reflejar los éxtasis, las miserias y esa visión de búsqueda de su curiosidad.

Es un film maravilloso y triste.Usted apreciara que Van Gogh siempre está creando, su vida interpersonal es casi nula, su rutina y hábitos lo llevan a crear dos pinturas por semana. Miguel Ángel Cornejo en su libro “La Excelencia”nos dice que los hábitos son útiles en el sentido que facilitan la tarea. Pero también pueden ser el obstáculo en la innovación, la idea es sustituir un hábito por otro superior y justo esto Van Gogh hacía, en su incansable rutina busca sobre ello diferenciarse. Sus obras eran distantes de los márgenes establecidos de la época que lo condenaban al fracaso de inmediato, es decir, nadie le daba like a sus pinturas y aun así seguía pintando, no buscaba parecerse a lo que los demás querían que se pareciera para agradar y decir que se es feliz. Solo era Van Gogh.

Fritz Márquez

@fritzmarquez360

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios