#OPINIÓN Reflexión en positivo: Nada está pasando, pero todo está sucediendo #9May

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

Quien o quienes en el planeta puede explicarnos que es mentira que en nuestro país el 92% está ahogado en la crisis generada e infundida, que está arrasando con todo y cada momento horas se agudiza más, y hasta el momento no se ve luz de una solución, que nos alimente el ánimo de una salida brillante, que nos conduzca a la autopista de la realidad y en forma optimista, pacifica e inteligente, donde nuestra patria sea quien gane, de seguir así  se está apostando a la nunca recuperación y se invita a cada día ser más pobres, más humillados; y buenos para nada, esto se ha convertido en una burla permanente, nada merecida para nuestro país, cada día más empobrecidos, mal vistos y si te he visto no te conozco, será esto justo o será que la ciudadanía en general se lo merece, bueno menos mal que todo tiene su fecha de vencimiento, y entre el dolor y la nada debemos preferir el dolor.

Por ejemplo la burla reciente, pocos días atrás un cacaraqueado aumento salarial a quien ayuda o hace feliz será al que disfruta lo negativo se complace con la destrucción, sabemos que con un sueldo como los de hoy estamos por debajo de la República Federativa democrática del Congo, allá un obrero rasó tiene de sueldo 1,90 $ un dólar noventa centavos diarios, eso es considerado mísero y pobreza extrema que nombre le podemos poner al trabajador venezolano que su sueldo hoy es de 11 once centavos de $, según las estadísticas que no tienen equivocación y quien presenta estos números es el banco mundial y lo certifica hoy el presidente de la confederación de trabajo y los mejores economistas del país, así que esto no tiene discusión, esto en nada ayuda a quien tiene aún la voluntad de trabajar y menos al empleador a quien se le consulta, esto debía preguntársele al trabajador si quiere seguir pasando hambre y al empleador si quiere fracasar o quebrar sus empresas, pregunto podrá sobrevivir un país con una inflación  inalcanzable, podrán venir inversiones, alguien apuesta a todas estas negativas, claro que no, el capital tiene sus dolientes aparte de que es golondrina alitas para que te tengo, fue sorprendente cuando decía el diputado José Guerra que si trabajamos con los 8 ceros anteriores el sueldo básico de hoy equivale a casi dos billones de bolívares, lo que equivale hoy a 11 once centavo de dólares y una moneda de esa hoy sesenta y cuatro mil millones de bolívares, por dios santo esto es un verdadero fracaso, un pecado mortal, no creo sea merecida para un país de gente noble, de trabajo y buenas costumbres. No me acuerdo pero me da la impresión que esto solo se ha visto en los países donde ha tratado de instalarse el comunismo o al rebaño donde la descendencia del caballo de Atila o es la descendencia de nerón que incendio a Roma, afortunadamente aquí también existe los médicos que aportaron para el renacimiento de nuestra patria grande, saludable, libre de vicios, amigables y poderosos, esa es la vos populi que habita este país.

 Se dice que cuando somos muy dócil nos toman por mentecatos, esa será la razón por la que pedimos al país, lo docilitado conduce a llevar lo dócil a cambiar los deseos, mientras que los demás bailan y esto se parece a la situación nuestra, la posibilidad nos costó este desastre de país, pero gracias a las nuevas generaciones no todo está perdido, y muy pronto por el bien de todos, repito de todos, sin discriminación volveremos a la normalidad y dejar de pensar que nada está pasando pero todo está sucediendo pero de ahora en adelante, todo lo que suceda será bueno y nos devolverá el ánimo y reforzara la fuerza de nuestra vigila permanente por el bienestar de la patria, y que le demos paso a la gente que pueda manejar o conducir un país; donde todos son habitantes se sientan cómodos y seamos la libertad ya que para eso no hay indulto que valga.

“Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la Paz, la Convivencia, el Respeto y la prosperidad de nuestro país”…

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios