CIV: El gobierno se burla de los pobres anunciando aumentos de créditos para viviendas #20May

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

El anuncio hecho el pasado viernes por Nicolás Maduro de incrementar los créditos para la compra, autoconstrucción, ampliación y reparación de viviendas, no es más que “demagogia pura y simple” afirmó Richard Casanova, presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Vivienda del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV).

El gobierno “está quebrado” como consecuencia de la voraz corrupción y ahora pretende que el monto de los créditos aplique sólo para la banca privada, de por sí ahorcada por el incremento del encaje legal marginal, de acuerdo con el criterio del dirigente gremial.

“Es decir, que Maduro pretende utilizar los fondos de la banca, para resolver un problema que en 20 años no han podido resolver. Durante estas dos décadas de corrupción, improvisación y despilfarro, el déficit habitacional se incrementó en más de 300%”, reveló el arquitecto.

El pronunciamiento se produjo en respuesta a lo expresado por Nicolás Maduro, quien durante la entrega de apartamentos en el urbanismo Amantina, en Antímano – parroquia al oeste de Caracas – anunció sin mayores detalles, un “aumento” en el monto de los créditos para la compra, autoconstrucción, ampliación y reparación de viviendas.

Empobrecimiento dramático de la población

Por otra parte, el directivo del CIV recordó que la llamada «revolución bolivariana» ha empobrecido dramáticamente a la población venezolana y que aun cuando publique en Gaceta Oficial los nuevos montos de los créditos para vivienda, estos no servirán para nada por efectos de la hiperinflación. Para adquisición de vivienda principal, según los anuncios  de Nicolás Maduro, el monto pasa de 7 millones a 19,5 millones de bolívares; para autoconstrucción, pasa de 4 millones a 16,5 millones de bolívares; para mejoras de vivienda principal, pasa de 2,4 millones a 12 millones de bolívares; para ampliación de vivienda principal, pasa de 8,5 millones a 14,5 millones de bolívares; y para el plan Credihábitat, el monto pasa de 9 millones a 40 millones de bolívares.

De acuerdo con su criterio, el problema real radica en el bajo poder adquisitivo, la inflación desbordada y la devaluación de la moneda, lo cual deriva en una muy limitada capacidad de endeudamiento.

“En un país donde la gente hace ingentes esfuerzos para resolver a medias la alimentación de su familia o conseguir medicinas, la posibilidad de endeudarse es una ilusión que nada tiene que ver con la dura realidad que sufre”, precisó.

En este sentido, Casanova dijo que los anuncios de Maduro son “pura demagogia y de la más barata, una burla al pueblo que está pasando grandes penurias”.

Gobierno inhabilitado para generar confianza

Por otra parte, señaló que independientemente de lo que haga, este gobierno quedó inhabilitado para generar confianza en la población y brindar la seguridad jurídica necesaria para estabilizar la economía y promover las inversiones destinadas a construir masivamente viviendas a fin de reducir el déficit habitacional. 

“En lugar de seguir mintiendo a los venezolanos e insistir en políticas demagógicas, el régimen debe asumir su incapacidad para superar la crisis económica, social y política, evitar más sufrimiento al pueblo y facilitar con su renuncia una solución a los graves problemas del país”, advirtió.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios