Súmate: CNE manipula información para tratar de legitimar procesos electorales no transparentes #4Jul

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

El Consejo Nacional Electoral se ha dedicado de forma ilegal y reiterativa a manipular los procesos comiciales, ya sea en el desarrollo de las actividades preelectorales, electorales o postelectorales, en vez de cumplir con su rol dentro de la sociedad venezolana de garantizar el ejercicio de los derechos políticos de los ciudadanos, a través del sufragio y la participación política, alerta la Asociación Civil Súmate.

En efecto, con la celebración de la elección anticonstitucional de la asamblea nacional constituyente, el CNE ha dejado ver su lado más sumiso al poder Ejecutivo, tanto así que en mayo de 2018 realizó unas elecciones presidenciales sin cumplir con los parámetros que establece la Constitución Nacional, y en el marco de esa jornada, manipuló información para tratar de darle legitimidad a dicho proceso, que fue cuestionado por gran parte de la sociedad civil de Venezuela y más de 50 países del mundo.

Se informa que en un trabajo realizado por Súmate, en el que se analizó la información publicada por el ente electoral durante ese proceso comicial, se comprobó que el CNE publicó información falsa y contradictoria sobre el desarrollo y el resultado de las actividades previas, durante y después del día de la elección.

Con el objetivo de hacer ver que el proceso fraudulento del 20M tenía la legitimidad de la comunidad internacional, el CNE afirmó que la elección estaba avalada por representantes de los cinco continentes del mundo, pero la realidad fue otra. Según las notas de prensa publicadas en su portal web, 14 comisiones procedentes de ocho (8) países: Angola, Etiopía, Mali, Mozambique, Palestina, República Dominicana, Rusia, Sudáfrica y Surinam, estuvieron en el país como acompañantes electorales.

Explica Súmate que el CNE también publicó datos contradictorios y confusos sobre el número de invitados internacionales que sirvieron como supuestos árbitros del proceso electoral. En una nota de prensa publicada la mañana del 17 de mayo de 2018, el CNE expresa que 55 miembros del Plan de Acompañamiento Internacional hicieron su primer recorrido y cumplieron con diversas actividades. Pero, en una segunda nota de prensa de ese mismo día, la rectora Tibisay Lucena, presidente del CNE, agradeció la “presencia de los 150 acompañantes internacionales” invitados por el Poder Electoral. Entre los integrantes destacan magistrados, parlamentarios, académicos, políticos, intelectuales, periodistas y expertos electorales.

Luego, el 18 de mayo de 2018, publican una tercera nota de prensa informando sobre una reunión de los 86 miembros del Programa de Acompañamiento del Consejo Nacional Electoral con el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, quien en ese momento dijo que el sistema electoral venezolano “es el más robusto, transparente y auditable del planeta” y les pidióser multiplicadores de esta verdad”.

Ese mismo viernes 18 de mayo de 2018, el órgano electoral, publica otra nota de prensa en la cual informa que “sesenta delegados de cinco continentes, miembros del Programa de Acompañamiento Internacional convocados por el Consejo Nacional Electoral, realizaron, un recorrido por la escuela UENB Bicentenario Republicano, ubicada en la parroquia San Agustín de Caracas”. Cabe destacar que de más de 14.000 centros de votación, asistieron a uno solo.

Contradicciones e inconsistencias

Ante todo este cúmulo de contradicciones, Súmate se pregunta: ¿Cuántos invitados internacionales asistieron realmente? ¿Cuál fue su programa de trabajo? ¿Quién financió la presencia de estos invitados en el proceso electoral del 20M? ¿Por qué se dieron a conocer los informes un año después de finalizado el proceso? Todas estas preguntas, aún sin respuesta, forman parte del pliego de irregularidades de unas elecciones presidenciales cuestionadas.

Desde Súmate denuncian que ninguna de estas afirmaciones realizadas por autoridades del Poder Electoral y del régimen de Nicolás Maduro, fueron casuales. Detrás de este patrón de inconsistencias e información confusa se encuentra el objetivo de manipular y engañar a la comunidad internacional, incluso a sus propios invitados, sobre la realidad de los procesos electorales en Venezuela.

Advierten que en los próximos días, Súmate publicará un análisis exhaustivo de los informes realizados por estas “Delegaciones de Acompañamiento Internacional” para mostrar la forma cómo desde el CNE se ha manipulado la información con el objeto de legitimar un proceso electoral fraudulento, que ha desencadenado una profunda crisis de legitimidad política e institucional en Venezuela.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios