#OPINIÓN Con voz propia: Por qué el exterior contra Venezuela #5Jul

Alberto Jordán Hernández | Ilustración: Victoria Peña |

De ser Venezuela la nación latinoamericana que más inmigrantes ha albergado y con la más baja emigración, el narco régimen que se proclama socialista, la condujo a padecer la Diáspora mayor del Continente: más de 5 millones. Y para gran preocupación de la ONU, está próxima a superar a Siria que ostenta la más grande del mundo: 6,3 millones.

Figuran entre causas de migración la inseguridad (en una dictadura militar se ensaña criminalmente a los efectivos que la adversan, ahora manifestada en el asesinato por torturas del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo); hiperinflación, escasez de medicinas, la generalizada hambruna. Para mitigarla los famélicos hurgan restos de alimentos en la basura. Desgarradora imagen de la infancia y ominosa expresión del improvisado Canciller Jorge Arreaza ante el organismo Alimentación de la ONU: los niños comen tres veces al día sus escuelas.

Para el usurpador Maduro los migrados son “esclavos y mendigos, que terminan lavando pocetas”.

Burla del desgobierno propicia la migración. Recuérdese la expulsión por Hugo Chávez de 22 mil profesionales del sector petrolero, que soplando un pito inició con el “Pa fuera”, a gerentes de Pdvsa.

Constante son los análisis en naciones afectadas por la Migración. Tres reuniones internacionales se realizaron en Quito. En la última se acordó que Argentina asumiera en este mes de julio. Recién Colombia celebró el foro “Cómo atender el éxodo que nos cambió para siempre”, que se trazó acabar con la xenofobia y el desempleo. En la misma fecha en Medellín la 49º Asamblea General de la OEA, que analizó la migración.

Inevitable relacionarla con crisis Turquía-Siria. Comunes precisiones fronterizas: injerencia de EEUU; Irán, China y Rusia; violación DDHH, renuncia presidencial, refugio, bloqueo económico.

El general José Antonio Páez dispuso en 1829 la creación de la Sociedad Amigos del País. A Agustín Codazzi, militar y geógrafo italiano, le encomendaron misión de dinamizar la inmigración en cual destacan la italiana y la alemana asentada en la Colonia Tovar y El Jarillo.

Con aparición del petróleo en 1914, Venezuela pasó a la atracción.

Entre 1948 y 1961, ingresaron a 920 mil inmigrantes, principalmente españoles, italianos y portugueses, cuando el país apenas contaba 7 millones de habitantes.

Instaurado el castro régimen se agrega a Cuba. Con el pretexto de que fueron contratados como trabajadores de salud y deportes, llega a los 20 mil. Pero la mayoría conforma unidades militares.

Venezuela se vacía: así se reparte el aumento del 900% de inmigrantes por Iberoamérica, destacaba el ABC de España.

Ahora se impone la Diáspora de Venezuela. El presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró que su país y Perú están “enfrentando la peor crisis migratoria vivida en América Latina”.

El Canciller Carlos Holmes Trujillo, quien presidió cumbre OEA expresó preocupación porque tienen millón y medio de venezolanos, cifra que si se da situación catastrófica en Venezuela –como en efecto sucedió, acotamos- se elevará entre 3 y 3, 5 millones.

Según el Coordinador de OEA para la crisis migratoria de Venezuela, David Smolansky, siguen en la recepción de compatriotas Chile: 288 mil; Ecuador: 263 mil; Brasil: 168 mil; Argentina: 130 mil; Panamá: 94 mil; Trinidad y Tobago: 40 mil; México: 39.500; Guyana: 36.400; Rep. Dominicana: 28.500; Costa Rica: 25.700; Uruguay: 8.600 y Paraguay: 5 mil. Curazao cuenta 26 mil y Aruba 16 mil.

La previsión que la migración es el deterioro de la situación de Venezuela se cumplió con el bestial asesinato por tortura del CC Acosta Arévalo. La reacción mundial contra el narco régimen se hizo sentir.

AL MARGEN. Régimen usurpador aprobó hegemonizar la denominación militar de Estados al eliminar el nombre del Vargas (José María, ilustre prócer). Ahora en La Guaira inescrupulosos comerciantes y transportistas no aceptan billetes Bs 200. El de 500 es la unidad monetaria.

Alberto Jordán Hernández

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios