Se ignora la carga proteica y lo que comen los presos #18Jul

Foto: Archivo/ Alfonso Maldonado @alfonsolmaldonado |

Al examinar la violación de los Derechos Humanos por parte del Estado venezolano en las cárceles, es de destacar que hasta ahora ha sido imposible precisar la carga proteica y los alimentos que consumen los privados de libertad.

Las autoridades penitenciarias deberían informar al respecto, pero no lo hacen, ni siquiera dan respuesta a las exigencias formuladas por las organizaciones no gubernamentales que trabajan en la defensa de los Derechos Humanos, expuso el Dr. Abraham Cantillo.

El profesional del Derecho fue uno de los expositores en el foro realizado en la fundación Universitas, de Barquisimeto, con motivo del 101 aniversario del nacimiento de Nelson Mandela, quien pasó 27 años de sus 95 de vida en prisión en Sudáfrica y en el curso de cuya actividad fue abordada la situación carcelaria venezolana.

La actividad permitió la formulación de denuncias de Derechos Humanos

Dijo que los privados no pueden ser adoctrinados para que participen en campañas políticas, como es una práctica que se ha venido imponiendo en los penales del país. Tampoco que hagan fiestas en  las cárceles.

Sólo pueden ejercer sus derechos los procesados, pero no los interdictados.

Considera que debe haber sintonía entre el sistema penal cerrado y el abierto. Pero en ambos debe tener control y ejercer métodos de seguridad el Estado.

Se ha venido viendo desde hace ya muchos años que dentro del sistema abierto actúan a su libre albedrío  los pranes, luceros y otros privados de libertad, quienes prácticamente son los que controlan los penales. 

Tienen códigos para realizar sus actividades delictivas.


El Dr. Cantillo expresó su preocupación

Impunidad a la orden del día

Cantillo se refirió a hechos muy graves sobre los cuales no se han establecido responsabilidades. El más notorio fue el motín que tuvo lugar en Uribana en 2013, el mismo año en que se puso en vigencia la ley para impedir los tratos crueles, inhumanos y degradantes.

En esa ocasión hubo 63 muertos y 120 heridos en una acción que fue sometida a investigación por la Comisión Interamericana  de Derechos Humanos, cuyo resultado aún no ha dado respuesta positiva. No hay detenidos por esa masacre, tras informarse que había sido destituido el director del penal y sometido a sanciones.

Pedro Hernández, de Movimiento Vinotinto, intervino sobre el legado de Nelson Mandela


PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios