#OPINIÓN Lectura: La masa es inmóvil #23Jul

Carlos Mujica | Ilustración: Victoria Peña |

Einstein nació el mismo año de la muerte de Maxwell. Físico inglés que descubrió la igualdad de la velocidad de la luz con la velocidad de las ondas electromagnéticas (energía). Einstein toma de la teoría de Maxwell-Lorentz el supuesto de la constancia ese supuesto con la equivalencia de los sistemas inerciales (los espacios inerciales) que es un principio de su teoría de la relatividad restringida. Y agrega a esta teoría que, ningún objeto está en capacidad de asumir la velocidad de la luz, que sólo puede moverse a velocidades menores. De esta manera, su teoría de la relatividad acoge como principio la velocidad extrema de la luz. Pero la velocidad extrema no es de la luz. La velocidad extrema es exclusiva de las partículas sin masa, virtuales, la energía.

La luz es un efecto producido en la energía de la masa de las partículas, por la acción de una energía interviniente. Esta idea ya la habíamos expuesto y difundido por este mismo medio. Pero como la masa es atraída por la gravedad, la masa es pesada. Las partículas del filamento, del gas flúor del fluorescente y las partículas gaseosas de la atmósfera siempre están en reposo; esperan la llegada de la energía para iluminarse mediante su intervención en ellas.

Todo es muy sencillo, una partícula con masa es la generadora, mediante la intervención de la energía, de la iluminación. Si la partícula con masa está en reposo, estática, entonces no hay problemas. Pero si la partícula con masa iluminada se mueve, entonces si tendríamos el problema de lo imposible. De modo que la luz no se mueve. Lo que sucede y confunde la visión es el movimiento de la energía interviniente en la masa de la atmósfera. Se produce una falsa visión. En realidad, es la energía solar la que se mueve por entre la atmósfera a la velocidad de 300.000kms/s. las partículas gaseosas son estáticas, el movimiento de la energía entre ellas produce lo que hemos calificado como una falsa visión. Es un movimiento aparente de la luz. Debido a ello, la velocidad de la energía es atribuida a la luz.

Hay movimiento, pero no de la luz que es un efecto, sino de la energía solar en su veloz invasión de las partículas de la atmósfera. Este error se consolidó con la teoría de Maxwell que asignó velocidad a la luz. Y, ha continuado en los seguidores de Maxwell que la han incorporado a sus teorías. Tratamos de enmendar la equivocación.

Carlos Mujica

[email protected]

@carlosmujica928

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios