Aquiles Hopking: No existe voluntad en el gobierno para revertir quiebra del sector agrícola #30Jul

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |
TRANCAZO AGRICOLA EN LA FLECHA ACARIGUA 13122016 FOTO: KAREN PARADAS

El sector agrícola venezolano está “completamente quebrado” debido a la falta de apoyo y a las políticas económicas erradas, y no vemos absolutamente ningún interés por parte del sector oficial de revertir esta situación, por lo que en estos momentos apenas se podrá atender un 20% del consumo nacional de alimentos.

Aquiles Hopking, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agrícolas (Fedeagro), nuevamente plantea la dramática situación que está viviendo el sector primario de la economía, advirtiendo que en estos momentos en el país no hay semillas, fertilizantes, agroquímicos, repuestos para las maquinarias, cauchos, lubricantes.

Negó en forma categórica que la crisis que hoy atraviesa la economía venezolana y específicamente la agricultura, se consecuencia de las sanciones impuestas a algunos funcionarios del Estado venezolano, tampoco es producto de la guerra económica que solamente existe en la mente de quienes en estos momentos tienen en sus manos la gestión administrativa del país. 

Recordó que la producción nacional abastecía el 70% del consumo, y el 30% que no se producía se importaba con las divisas que producía el campo venezolana,  que representaban el 50% de las divisas que se requerían para importar, afirmando que el país exportó café durante 200 años y arroz durante 24 años, incluso aún se están exportando frutas, productos del mar, cítricos. 

La realidad actual 

Al referirse al momento actual señala que un sector primario que abastecía el 70% del consumo, en estos momento solamente podrá abastecer el 20%, y lo que no se puede producir en Venezuela tienen que importarlo, pero como no hay divisas para hacerlo entonces simplemente no lo vas a tener y esto se refleja en escasez y desabastecimiento de alimentos y serios problemas alimentarios, como consecuencia de la caída de la ´producción nacional debido a una política agrícola del  gobierno que no ha estado orientadas a apoyar la producción nacional, sino las importaciones, la destrucción del sector productivo, las expropiaciones de fincas, empresas que hoy llegamos a la verdad, no producen los alimentos que el país requiere.

Sobre las expresiones de voceros del Gobierno sobre el impacto de las sanciones internacionales y la guerra económica, como los responsables de la crisis en el sistema alimentario, el dirigente gremial descartó completamente esta tesis. 

“Yo quiero dejar claro que eso es absolutamente falso, no es cierto que las sanciones afecten el tema de los alimentos, menos aun que sea la culpa de una guerra económica, nosotros lo único que sabemos hacer es producir alimentos- En el año 2018 se nos dijo que no había dinero suficiente para importar fertilizantes que el país necesitaba, la semilla y los agroquímicos, rubros que solo trae el  gobierno porque se expropió la principal empresa que suministraba estos rubros como fue Agroisleña, en el año de la expropiación de esta empresa en Barinas se sembraron 80,000 hectáreas de maíz y en el año 2018 se sembraron solamente 2.000 hectáreas, esto para que se entienda la dimensión del problema, de allí que el monopolio absoluto de la distribución de insumos lo tiene Agropatria; mientras que el resto del sector privado, con el problema del acceso a las divisas que le impidió traer su materia prima y poder ofertar semillas, fertilizantes, agroquímicos, entonces los sacaste del juego, los quebraste y son muchos los que están allí esperando que Venezuela cambie para volver a contribuir a impulsar la producción nacional”.

Recordó asimismo que anteriormente el 70% de los fertilizantes que utilizaba el agro, los producía Pequiven, empresa que está quebrada al igual que la industria petrolera y en estos momentos apenas si puede atender el 10 por ciento de las necesidades del sector. Dijo hoy producir en Venezuela es más barato que importar, ademas hay que considerar la cantidad de empleo que se estaría generando, ya que la primera actividad económica de 17 estados en el país es la agricultura y la ganadería, indicando que hay buenas condiciones de vida en estas entidades, pero el gobierno prefirió importar, que apoyar la producción nacional en estos estados.

“Yo he dicho que los productores agropecuarios venezolanos, y me excluyo, son un héroes, ya que tienen 20 años de destrucción, expropiaciones, invasiones, secuestros, asesinatos de productores, prácticamente el gobierno con la política de precio ha quebrado al campo venezolano, no tenemos rentabilidad, no tenemos cómo comprar un tractor,además de que no se consigue en el país, pero aquí estamos ; sin embargo, de cara a la Venezuela que viene, los productores del campo, los gremios vamos a ser fundamentales para la recuperación, la reconstrucción de esa Venezuela que soñamos y que todos nos merecemos, porque tenemos las tierras y tenemos a hombres y mujeres dispuestos a echar el resto y salir adelante, lo que necesitamos es un Estado que nos apoye, que nos deje trabajar, que hay que respaldar a lo hecho en Venezuela, en lugar de seguir apostando a las importaciones, es el momento de pensar en los venezolanos y no solo en algunos venezolanos”, señaló el presidente de Fedeagro.

No se sabe que comerán los venezolanos

Advirtió que hoy no se sabe que van a comer los venezolanos, no hay semillas, no hay agroquímicos, fertilizantes, cauchos para los tractores ni para las unidades de transporte, indicando que la situación es realmente preocupante, advirtiendo que no se observa la más mínima voluntad del Estado venezolano para revertir esta situación, ya no sabe de qué manera proponerlo, dijo que hace ya más de un año que no tienen ningún contacto con las autoridades del Ministerio de Agricultura y Tierras, un año en el cual no ha habido ningún contacto formal del MAT con los sectores productivos, se presentaron todos tipo de planes de maíz, arroz, sorgo, soya, hortalizas, frutales, caña de azúcar, café,  indicando que el Gobierno Nacional hizo caso omiso a todos los planteamientos, advirtiendo que por el contrario se hicieron gestiones con empresarios y organismos internacionales que se mostraron dispuestos a traer tecnologías e insumos, pero no hubo respaldo oficial, porque siguen llegando al país barcos de maíz, barcos con arroz, aceite, cuando deberían utilizar esos recursos que destinan a la importación, para traer materia prima para producir en Venezuela, cinco veces más de lo que cuesta traer esas importaciones, para generar empleo y riqueza en el país, destacó Hopking durante entrevista concedida a través del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico Libertad(Cedice-Libertad), en el marco de la crisis humanitaria compleja donde los gremios han fijado posición.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios