Súmate: Después de dos años la ANC no ha redactado ni discutido ningún artículo de la supuesta Constitución #6Ago

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

A dos años de funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente, desde su creación en agosto del 2017, aún no ha redactado ni discutido ni un solo artículo de la supuesta Constitución, revela la Asociación Civil Súmate, al presentar un informe sobre el segundo aniversario de la ANC. 

Destaca Súmate que la ANC ha sido utilizado como mecanismo para tratar de anular a la Asamblea Nacional, perseguir a sus diputados, usurpar las funciones del Parlamento, convocar y desconocer elecciones, profundizando la crisis institucional, la ruptura del orden constitucional y socavando el Estado de Derecho en Venezuela. 

Súmate recuerda a la opinión pública nacional y a la comunidad internacional, que la ANC es un órgano ilegítimo que ha socavado los derechos políticos de los venezolanos. La elección de la ANC confluyó en la conformación inconstitucional e ilegítima de un cuerpo constituyente fraudulento, integrado exclusivamente por representantes del partido de gobierno, al servicio del poder Ejecutivo en su afán de mantenerse en el poder y controlar los poderes del Estado, con la imposición inconstitucional de un supra poder con facultades plenipotenciarias, que evidentemente amplía la fuerte crisis política, económica y social que atraviesa nuestro país.

Un elefante blanco  

Expone Súmate en el referido Informe que, tras dos años de funcionamiento, la ANC no ha redactado reglamento de interior, ni estatuto de funcionamiento, que no se maneja en función de un quórum y funciona con la mayoría de los presentes, sin tomar en consideración la representatividad. No se tiene certeza ni registro de quiénes y cuántos aprueban los actos y aunque en su primera sesión se conoció públicamente que funciona por 2 años, luego este tiempo ha sido prorrogada por 2 años adicionales y no se tiene ningún indicio de que exista la voluntad política de cesar un organismo ilegal e inconstitucional en su origen y desempeño.

La ONG revela en su informe, de forma detallada, como la mayoría de las decisiones la ANC atentan contra la Asamblea Nacional, poder legítimamente constituido y electo por votación popular, directa, secreta y universal. Sin embargo, aunque el Parlamento y sus diputados han sido el objetivo principal de ésta desde el primer día de funcionamiento, también ha sido utilizada para: usurpar competencias de la Asamblea Nacional, usurpar competencias electorales del CNE, perseguir a los Diputados de la Asamblea Nacional y como instancia administrativa y política.

 La ANC como mecanismo para usurpar competencias de la Asamblea Nacional:

.-    Ha emitido hasta 73 resoluciones que incluyen 12 Leyes Constitucionales, 6 leyes relativas a la ejecución presupuestaria de 2018 y 2019 y la designación de los titulares de la Fiscalía General, la Contraloría y la Defensoría del Pueblo.

La ANC como mecanismo para usurpar competencias electorales del CNE:

.-  Convocó las Elecciones de Gobernadores, Alcaldes, Presidenciales y de Consejos Legislativos Estadales y Municipales. Obligó inconstitucionalmente a los candidatos electos a juramentarse ante su directiva y desconoció los resultados de la Gobernación del Zulia y las pruebas de fraude en la elección de la Gobernación de Bolívar

.- Ilegalizó partidos políticos de oposición violando la constitución, las leyes y usurpando funciones del Consejo Nacional Electoral.

La ANC como mecanismo para perseguir a los Diputados de la Asamblea Nacional: 

.- Ha dictado 21 resoluciones o decretos orientados a allanar la inmunidad parlamentaria, en complicidad con el TSJ, de 22 diputados de la Asamblea Nacional, permitiendo y avalando incluso secuestros y encarcelamientos sin respeto a los derechos humanos y el debido proceso.

 La ANC como instancia administrativa y política:

Ha dictado 91 decretos o resoluciones de diversa índole, usurpando de manera ilegal competencias de política interna e internacional, o incluso emitiendo consideraciones de carácter político, ideológico o de reconocimiento a Poderes Públicos ilegalmente constituidos como la Presidencia, el TSJ o el CNE, demostrando que su finalidad es actuar como foro político de control institucional y no la redacción de una constitución como forma de resolución de una crisis política.

Concluye Súmate su Informe Especial, explicando como la Asamblea Nacional Constituyente, tras dos años de haber sido convocada de manera ilegítima, haber sido electa de forma exprés e inconstitucional, sus resultados publicados incompletos con serias dudas de transparencia, haber sido instalada de espaldas a las normas mínimas de funcionamiento para un cuerpo colegiado, sin conocerse su composición de manera oficial, y tras ofrecer un balance de desempeño donde claramente se ha dedicado a usurpar las funciones de los poderes públicos para ejercer control sobre la legítima Asamblea Nacional e incluso perseguir y violar la inmunidad a decenas de parlamentarios; es indudable que la ANC no representa la voluntad de los ciudadanos y no es una institución legítima por origen y desempeño, con lo cual debe cesar sus funciones en beneficio de la estabilidad política y social del país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios