Alfonso Marquina: Inflación en julio registró una variación de 33,8% mayor en 10% a la de junio #8Ago

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

El índice de inflación durante el mes de julio, tuvo un variación de 33,8% lo que refleja un incremento cercano al 10%, en comparación con el mes anterior, la variación acumulada se ubicó en 1.579,2% y la anualizada es decir julio 2018/julio 2019 alcanzó a 274.872.9% de acuerdo con las cifras de la Asamblea Nacional. 

La información la dio a conocer el diputado de Primero Justicia, Alfonso Marquina, quien indicó que la estabilización que se registró en los últimos meses en materia inflacionaria, es consecuencia de una caída del consumo de 35%, lo que indica que los venezolanos no solamente están comiendo menos, sino que además están comiendo mal.

Reveló asimismo, que de acuerdo con la tendencia que se observa en el comportamiento de los precios y de la tasa de cambio en el mercado paralelo y también en la tasa de cambio oficial, para finales de agosto o mediados de septiembre, la variación de la inflación va a estar por encima del 50%, manteniéndose la economía en un proceso hiperinflacionario. 

Precisó que uno de los rubros que presentó la menor variación en el mes, fue la de alimentos y bebidas no alcohólicas, con 5,9% y ello se debe a que la gente está pasando hambre, al extremo que en promedio el venezolano ha registrado una pérdida de peso de alrededor de 12 kilogramos, ya que no existe equilibrio en su ingesta de alimentos, entre carbohidratos y proteínas animales.

Asimismo recordó que en cuanto al consumo de leche, para el 2012 el venezolano consumía 17 litros/per cápita/año mientras que para el 2019 este consumo se redujo a 3 3 litros, lo que refleja una reducción del – 83%; en materia de carne  para el 2012 era de 23 kilos por persona al año y en el 2019 bajó a 4 kilos, lo que refleja una contracción de – 80% y en la carne de pollo bajó de 22 kilos per cápita en el 2012 a solo 5 kilos en el 2019, con una reducción del 70%.

“Esto evidencia que se produjo una desaceleración temporal en la hiperinflación, pero ello es como consecuencia de que el pueblo venezolano está pasando hambre y ello se refleja en la reducción del consumo en un 35% en lo que va de año, lo que indica que los venezolanos no solo estan comiendo menos, sino que tenemos que alertar con muchísima preocupación, que están comiendo mal, los venezolanos están cambiando drásticamente sus hábitos de alimentación y no estar consumiendo los requerimientos calóricos necesarios para el organismo”, aseguró.

Advirtió que hoy los venezolanos no están consumiendo lo necesario, a pesar de que cuando se va a los anaqueles de los supermercados, se comienzan a ver productos que antes no se conseguían, por eso la tragedia hoy es mayor, porque los productos se consiguen pero con precios que son imposibles de adquirir para la inmensa mayoría de los venezolanos, con un salario totalmente erosionado por la inflación.

Reveló que en estos momentos, el salario mínimo de los venezolanos, representa solo el 3% de lo que se requiere para acceder a la canasta alimentaria, de allí que se observa una desaceleración en la hiperinflación, pero a la vez que evidente un incremento desproporcionado en la desnutrición y en la mala nutrición que hoy están recibiendo los venezolanos, por no tener la capacidad ni el poder adquisitivo para acceder a los alimentos y a los productos de primera necesidad, dijo Alfonso Marquina. 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios