Venezuela carece de una política concertada y estructurada que apoye la producción nacional de alimentos #14Ago

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Venezuela carece de una política concertada y estructurada para apoyar a la producción nacional de alimentos, y la consecuencia la vivimos los 30 millones de venezolanos, que como todos saben, no consiguen los alimentos que necesitan y los pocos que se consiguen, tienen precios que son incomprables.

El planteamiento lo hizo el presidente electo de la Federación de Asociaciones de Productores Agropecurarios de Venezuela (Fedeagro) durante la celebración de la Asamblea Anual del organismo gremial, realizada este martes en el Paraninfo de la Universidad Metropolitana de Caracas.

Señaló que durante el año 2018 el sector logró abastecer el 20% del consumo nacional, y aun cuando aún faltan unos meses para culminar el 2019, “podemos asegurar que lamentablemente en el año 2019 va a caer nuevamente la producción agrícola, es decir que estaremos ofertando menos del 20% del consumo nacional de alimentos”, aseguró el dirigente gremial.

Al referirse a algunas cifras que reflejan la dramática realidad del sector agrícola, indicó que el año 2018 fue desastroso y se llegaron a sembrar apenas se sembraron 220 mil hectáreas, recordando que en el pasado se llegaron a sembrar 650.000 hectáreas.

“Si hablamos de arroz y nos referimos a los dos ciclos, es probable que no completemos ni siquiera 70.000 hectáreas, cuando el año pasado sembramos 90.000, pero en el pasado llegamos a sembrar 200 mil hectáreas de arroz; sembrábamos 30.000 hectáreas de papas y hoy no tenemos ni siquiera 5.000 hectáreas; en el pasado sembrábamos 200 mil hectáreas de hortalizas, hoy ni siquiera tenemos 50.000 Ha, en caña de azúcar y café no estamos abasteciendo ni siquiera el 20% del consumo, debido a que los productores de caña y de café tienen tres años que no se les venden fertilizantes; la producción de cítricos, especialmente de naranja, esta siendo devastada por el “Dragón Amarillo”, una bacteria y vemos como el Gobierno nacional, que es el responsable de la política agrícola, hace caso omiso a la destrucción de la producción de naranjas en Venezuela, todo se esta haciendo mal, los pocos insumos que llegan se lo dan a sus amigos, no hay una política concertada, estructurada para apoyar a la producción nacional y la consecuencia la vivimos los 30 millones de venezolanos, que no conseguimos los alimentos y los pocos que conseguimos, tienen unos precios inalcanzables”, aseguró.

Reveló que Fedeagro en los últimos dos años, se ha enfrentado al centralismo y al monopolio del Estado, a la intervención en la comercialización, donde se obligaba a los productores a vender parte de su producción a los entes del régimen, donde se imponía un precio inconsulto y sin discusión, en medio de una hiperinflación, donde los precios pueden moverse cada hora o cada día, se imponía un control de precios, que no se revisaban por tres y cuatro meses, y todas estas acciones son en buena parte, responsables de la quiebra del sector productor, indicando que a eso se han enfrentado.

“Entonces decidimos dar varios pasos adelante y comenzar a construir el camino para la recuperación de la producción nacional, comenzar a hacer propuestas de política para la reconstrucción del país, lamentablemente el gobierno no nos escuchó, pero huno alguien que si escucho el clamor de los agricultores, el 8 de enero del año 2019, el ingeniero Juan Guaidó nos llamó y nos dijo, queremos conocer cuales son los problemas que vive el sector agroalimentario nacional y desde la Asamblea Nacional vamos a apoyar la recuperación y la reconstrucción del sector agroalimentario nacional, y por eso hoy formamos parte del Plan País, un Plan que tiene como objetivo principal cómo recuperar la producción nacional; el papel del Estado es solamente dictar políticas y controlar su ejecución, pero producir debe ser facultad del productor privado, quien debe ser el actor, protagonista de le ejecución de la siembra, de la transformación y el comercio de nuestros alimentos, con un Estado que se ocupe de garantizar que el productos agropecuario tenga seguridad, con una Asamblea Nacional que se ocupe de legislar para que exista seguridad jurídica y como lo hemos dicho, si tenemos la posibilidad de vivir mejor, si tenemos el derecho a vivir mejor, por qué Venezuela tiene que sufrir para conseguir su comida, por qué tenemos que vivir así; entonces demos un paso adelante y contribuyamos con la reconstrucción del país y del sector agroalimentario”, dijo el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios