La mitad de los 543 mil docentes del país han abandonado las aulas #22Ago

Pacifico Sanchez | Foto: Archivo IMP |

El sistema educativo pasó de la crisis a la emergencia y en este momento es una catástrofe: las  27 mil instituciones educativas se encuentran en deplorables condiciones de infraestructura, la mitad de los 543 mil docentes han abandonado las aulas y en éste instante 7 de cada diez educadores han manifestado que no quieren iniciar el nuevo año escolar 2019-2020 porque el salario no cubre ni siquiera el diez por ciento de sus necesidades.

Estas cifras son las que tiene la subcomisión de educación de la Asamblea Nacional, que preside la diputada larense Bolivia Suárez, quien ayer participó en una asamblea de gremios organizada por el Frente Amplio, del cual ella es dirigente.

Fuga de educadores

Expresó que ante la fuga de educadores -algunos idos al exterior y otros que están haciendo otras funciones distintas a la docencia- el régimen los ha venido sustituyendo por los maestros express, a quienes sólo se les exige el carnet de la patria y recibir un curso de 450 horas de preparación, sin importar si tienen realmente aptitudes para la formación de los alumnos.

Llamar la atención

En vista de la situación que se está registrando en el sistema educativo, ya expuesto someramente, el Frente Amplio ha decidido celebrar una serie de actividades: asambleas, foros públicos en diversas partes, visitas casa por casa y una campaña de información sobre el problema que esta catástrofe representa para padres y representantes, así como para sus hijos.

Formación de un express

Formar un docente requiere de cuatro a cinco años en una universidad y, desde luego, que este profesional haga maestría, posgrado, doctorado, a fin de que sea preparado para las funciones del nivel donde debe trabajar. 

No es posible que en 450 horas, aproximadamente un semestre,  se pueda preparar a un docente.

Cero infraestructura

Al mismo tiempo, la infraestructura de los planteles se ha venido destruyendo por falta de mantenimiento. De esta labor se ocupaba antes la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (FEDE), que mantuvieron los gobiernos democráticos y eliminó el régimen.

No sólo desapareció ese organismo sino que ahora ya no hay comedores escolares, ni baños, ni material para laboratorio, ni bebederos de agua para los alumnos. 

Nada para el nuevo año escolar

El Frente Amplio ha previsto para el próximo 25 de septiembre un evento nacional para sensibilizar a la población sobre la catástrofe compleja y humanitaria de la educación. Y aspira con otra programación para octubre.

Porque la situación se torna cada vez más grave, ya que no hay nada para el nuevo año escolar, pues si siete de cada diez no quieren reintergrarse a sus labores porque no tienen una remuneración adecuada, es de pensar que los niños y jóvenes caerán en manos de gente que no está preparada para impartirles educación.

Se acabó el ascenso social

Lo más preocupante es lo que está ocurriendo en el medio rural, ya que no sólo han abandonado las aulas los educadores, sino que cada vez es mayor la deserción escolar.

Los niños prefieren estar trabajando en los campos que acudir a los planteles porque ya sus padres han visto que no hace falta prepararse para tener una profesión, porque los salarios no garantizan el mantenimiento de la familia. Ven más fácil la actividad del bachaquero, por ejemplo, que la de cualquier profesional. El régimen ha acabado con el ascenso social que produce la educación.

No le interesa este régimen tener un buen sistema educativo porque prefiere tener personas sumisas, que no se quejen, ni protesten, ni piensen y sean permanentemente  dependientes de un programa social y se conformen con una bolsa de comida.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios