#OPINIÓN Cronicario: Rómulo Gallegos fue candidato al Premio Nobel de Literatura en 1960 #23Ago

Juan José Peralta | Foto: Cortesía |

Al regreso de una década de exilio desde 1948 hasta comienzos de 1958 con la fuga del dictador general Marcos Pérez Jiménez, el escritor y político venezolano Rómulo Gallegos recibió numerosos reconocimientos, Doctor Honoris Causa de las universidades nacionales y todas las promociones de educadores de aquel año llevaron su nombre, además de ser nominado al Premio Nobel de Literatura de 1960, obtenido por Saint-John Perse, seudónimo del diplomático y poeta francés Alexis Léger.

Verónica Martínez asegura en su artículo Diez verdades sobre Rómulo Gallegos que nunca imaginaste publicado en la página (
https://nalgasylibros.com/), que “en la página web de la Academia Sueca puede leerse que fue candidato al Premio Nobel de Literatura durante 20 años consecutivos”. Habrá que leerlo en sueco.

En una de sus crónicas juveniles el Nobel colombiano Gabriel García Márquez, allá por 1949, escribió sobre la posibilidad de que el autor de Doña Bárbara, de quien se cumplieron el pasado 2 de agosto 135 años de su nacimiento, pudiese recibir el premio otorgado cada año por la Academia Sueca. Aquel año, al final lo obtendría el escritor estadounidense William Faulkner, quien habría de marcar la futura obra de Gabo.

Considerado el novelista venezolano más relevante del siglo XX https://es.wikipedia.org/wiki/Siglo_XX y uno de los más grandes escritores latinoamericanos de todos los tiempos, Rómulo Gallegos fue el primer presidente venezolano elegido por votación universal, directa y secreta y el mandatario en obtener la más alta votación en la historia del país con más de 74 por ciento de los votos.

Nacido en la caraqueñísima esquina de El Zamuro, Rómulo Gallegos vino al mundo el 2 de agosto de 1884, hijo de Rómulo Gallegos Osío y de Rita Freire Guruceaga, muy niño inició primaria y en 1894 entró al seminario metropolitano. La muerte de su madre en 1896 obligó al adolescente al retiro del seminario para ayudar al padre a sostener la familia.

El joven Gallegos recibió el título de bachiller en el colegio Sucre en 1902 y ese mismo año ingresa a la Universidad Central de Venezuela https://es.wikipedia.org/wiki/Universidad_Central_de_Venezuela para estudiar Derecho pero la abandona en 1905. Al año siguiente lo designan jefe de la estación del Ferrocarril Central, en Caracas. Se hizo maestro de escuela y se fue a dar clases en Barcelona, estado Anzoátegui y desde allá se casó por poder con Teotiste Arocha Egui, a quien conoció en Charallave.

Regresó a Caracas como educador y directivo del Liceo Caracas y se entregó al trabajo literario, al inicio como escritor asociado al teatro y compartió la pasión por las tablas con sus compañeros de la revista *Alborada, *donde se inició como novel dramaturgo, género en el que escribió varias obras, como «Los ídolos» en 1909 y «El motor» en 1910.

Su experiencia como dramaturgo la mostrará más tarde en el cine con el guión de «Doña Bárbara», en 1940 y de «La Trepadora», «Canaima https://es.wikipedia.org/wiki/Canaima» y «La Señora del frente», para la industria mexicana. De sus guiones ninguno se conserva, salvo «La doncella», obra en 32 actos publicada en México en 1957, emocionante pieza sobre la vida de Juana de Arco https://es.wikipedia.org/wiki/Juana_de_Arco, nunca realizada pese a tratarse de un encargo. Allí Gallegos muestra su magistral manejo de los diálogos.

El escritor caraqueño comenzó su larga trayectoria como narrador del entorno de la capital venezolana. Su período más fértil en el género se ubica entre 1913 y 1922. En 1946 publicó en Caracas otra serie cultivando con acierto el cuento al publicar en 1913, en Caracas, la colección de relatos Los Aventureros donde dibuja el paisaje recopilado en La Rebelión y otros cuentos.

Gallegos escribió en 1920 su primera novela, El último Solar, reeditada en 1930 como Reinaldo Solar, donde narra la decadencia de una familia aristocrática a través de su último representante, en quien se adivina a su amigo Enrique Soublette, con quien fundó la revista Alborada en 1909.

En 1922 escribe El forastero pero lo publicó empezando 1942, La rebelión en 1922 y en 1925 La Trepadora. En 1926 viaja a Europa y en el santuario
de Lourdes https://es.wikipedia.org/wiki/Santuario_de_Lourdes se reencuentra con su fe perdida.

Gallegos, ya cuarentón, no pertenece a la aguerrida Generación del 28, génesis de la dirección política venezolana a la caída de la dictadura de Juan Vicente Gómez, aunque fue severo crítico del régimen dibujado en Doña Bárbara, su principal novela.

De regreso al año siguiente, el joven escritor Rómulo Gallegos va al estado Apure para conocer las cotidianidades del llanero venezolano y allí nace al año siguiente Doña Bárbara, considerada su novela más importante y un verdadero clásico de la literatura hispanoamericana, publicada en Barcelona, España, el 15 de febrero de 1929, reconocida ese mismo año por la Asociación del Mejor Libro del Mes, la mejor de septiembre.

En Doña Bárbara, además de delinear el llano venezolano y su gente laboriosa y sus fuertes faenas cotidianas con el ganado, Gallegos hace una radiografía de la Venezuela de entonces, corrupción y atraso, tierra de traición, despotismo, machismo, insalubridad, latifundismo, crueldad, falta de libertad y cultivo de injusticia y brujería.

Al general Juan Vicente Gómez leyeron la novela pero la miopía de los dictadores le impidió no darse por enterado de la comparación con su régimen y al saber el éxito de la obra, en 1931 hizo al Congreso nombrar a Rómulo Gallegos senador por Apure. El escritor rechazó aquel nombramiento y se fue en exilio voluntario a Nueva York y al año siguiente se marcha a España, donde publica Cantaclaro, en 1934 y Canaima al año siguiente.

A la muerte del dictador Juan Vicente Gómez, en diciembre de 1935, el novelista regresa a Caracas y al año siguiente el nuevo presidente, general Eleazar López Contreras inicia una era reformista en Venezuela y la transición a la democracia liberal y nombra a Gallegos ministro de Instrucción Pública, quien inicio reformas del despacho, comenzando por el nombre Ministerio de Educación Nacional.

Los esfuerzos del novelista por promover una reforma escolar profunda fueron obstaculizados por un Congreso dominado por el gomecismo, lo cual sumado al desacuerdo con algunas orientaciones del régimen y la represión de las manifestaciones del 14 de febrero de 1936 lo llevaron a los pocos meses a la renuncia. En 1937 publicó Pobre Negro, pero el ambiente de libertad lo apartó un poco de la literatura y lo activó en la política designado diputado por el Partido Democrático Nacional.

Atraído por el cine, funda los estudios Ávila en Caracas y dirige Juan de la Calle, guión y argumentos suyos, y publica El Forastero. Al año siguiente, mientras en México llevan Doña Bárbara al cine, protagonizada por María Félix, Gallegos publica, en forma simultánea en Venezuela y España, su nueva novela, Sobre la misma tierra.

El 13 de septiembre de 1941 preside el nacimiento de Acción Democrática en acto realizado en el Nuevo Circo de Caracas y luego fue su candidato presidencial para enfrentar al general Isaías Medina Angarita, con quien pierde en el Congreso. El 18 de octubre de 1945, la joven oficialidad militar depone al general Medina en un golpe y convocan a Rómulo Betancourt a presidir la Junta de Gobierno.

La Asamblea Constituyente aprueba en 1947 una Carta Magna que por primera vez asienta la elección universal, directa y secreta otorgando derecho al sufragio a la mujer y los analfabetos.

En 1947, en la plaza San Juan de Barquisimeto, proponen su candidatura a las elecciones de ese año y Gallegos es elegido presidente el 14 de diciembre con más de 74 por ciento de los votos. El 15 de febrero de 1948 el novelista inició la primera experiencia democrática de participación popular pero el 24 de noviembre de 1948, un golpe de estado encabezado por su ministro de la Defensa, teniente coronel Carlos Delgado Chalbaud y los comandantes Marcos Pérez Jiménez
https://es.wikipedia.org/wiki/Marcos_P%C3%A9rez_Jim%C3%A9nez y Luis Llovera Páez https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Llovera_P%C3%A1ez, quienes integran una junta militar, lo destituyen y después de once días en prisión lo expulsan a Cuba.

El 4 de diciembre de ese mismo año la junta disolvió el congreso, las asambleas legislativas de los estados y los consejos municipales y restituyó la Constitución de 1936
https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Constituci%C3%B3n_de_1936&action=edit&redlink=1, incluyendo la reforma de 1945. Poco después inició la agresión a los medios de comunicación y la persecución sistemática de sus opositores, dando inicio a una dictadura feroz.

En La Habana publicó La Brizna de paja en el viento y escribe una novela de ambiente mexicano La Brisa en el pico del cuervo, publicada después de su muerte como Tierra bajo los pies.

Gallegos se radicó en México y regresó al país al caer la dictadura del general Pérez Jiménez, quien se había instalado en Miraflores después del asesinato de Delgado Chalbaud el 13 de noviembre
https://es.wikipedia.org/wiki/Noviembre de 1950
https://es.wikipedia.org/wiki/1950, primer magnicidio en nuestra historia republicana.

Regresó a Caracas con los restos de su esposa fallecida en 1950, retirado de la política y en 1960 fue elegido Comisionado y primer Presidente de la recién creada Comisión Interamericana de Derechos Humanos https://es.wikipedia.org/wiki/Comisi%C3%B3n_Interamericana_de_Derechos_Humanos, órgano de la OEA https://es.wikipedia.org/wiki/OEA en Washington, capital estadounidense, https://es.wikipedia.org/wiki/Washington_D._C. cargo que ejerció hasta 1963.
De nuevo en Caracas, la Academia Venezolana de la Lengua, lo eligió Miembro de Número pero no se recibió y en 1964, con motivo de sus 80 años se creó el premio de novela que lleva su nombre, cuya primera edición ganó Mario Vargas Llosa. En medio de una consternación general, Gallegos murió el Caracas el 5 de abril de 1969.

Juan José Peralta

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios