#PulsoEmpresarial Constelación familiar, la luz que guía el camino de cada individuo

José Enrique Arévalo | Foto: José Enrique Arévalo - |

Constelación Familiar, un método práctico, preciso y eficaz, que permite a los individuos poder encontrarse con las respuestas que parecían imposibles de conseguir. Aquellas incógnitas que se almacenan en la herencia, en el silencio, pero que siempre fueron buscadas y siempre necesitarán ser encontradas.

La licenciada en administración, Rosalía Mendoza @rosaliamendozaa, visitó las instalaciones de elimpulso.com y contó el funcionamiento que tiene esta práctica en la vida de las personas. Ella, quien es formada en el Instituto Bert Hellinger, tiene desde el 2009 ayudando a las personas a encontrarse con las soluciones que tienen dentro de sí, para así conseguir su rumbo y poder “ser luz en su entorno”.

Para un fácil entendimiento, la Constelación Familiar consiste en una valiosa técnica de terapia cuántica, la cual fue diseñada en Alemania y tiene como finalidad brindar herramientas para sanar las relaciones humanas, tales como entre parejas, trabajos, enfermedades, y otras tantas, las cuales provienen directamente de la familia.

A diferencia de los métodos de la psicología, la Constelación Familiar permite encontrar soluciones en una sola sesión, las cuales tardan entre una hora u hora y media. En ella, cada individuo que asiste, identificó previamente un patrón que desea cambiar, por ende, al comenzar con la sesión, narra su caso de la problemática específica (un tema por sesión), y allí se identifica el nudo sistemático (lo que genera el problema), para poder proseguir a desprenderse de este enredo personal y lograr verlo desde otra óptica, con otra perspectiva, pero sobretodo, con otro accionar; lo cual finalmente contribuya a restablecer el equilibrio familiar.

Mendoza comentó que es importante recordar que “cada Constelador tiene los Constelados que se merece y cada Cinstelado al Constelador que se merece”, ya que es un trabajo de responsabilidad, porque todo constelador estará al pendiente de su consultado hasta ayudarle a “conseguir la luz de su vida”.

Por otra parte mencionó que las conductas humanas provienen de un por qué, alguna razón que en muchas oportunidades desconocemos por falta de información o por omitir muchas situaciones, lo cual se va heredando y absorbiendo de generación en generación. Por este motivo, insistió en la importancia de detectar el problema y querer enfrentarlo, ya que como Jesús dijo, “la verdad nos hará libres”.

De esta manera, al afrontar la verdad, es posible evitar lo que llaman “lealtad invisible”, lo cual consiste en repetir un patrón simplemente porque nuestra familia lo ha hecho.

Con estas estrategias, las personas pueden empezar a caminar su vida de manera coherente, pacífica, tranquila. Mendoza contó que al terminar cada una de sus sesiones le dice a sus consultados “déjate sorprender”, ya que al haber cerrado el ciclo en la sesión, puede empezar a disfrutar de la energía de la vida, por lo cual, podrá vivir y disfrutar de los cambios positivos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios