Los CDI del sector Bararida se encuentran en situación de emergencia #27Sep

Luis Miguel Rodríguez - @unluismiguel | Fotos: @unluismiguel |

El descuido y abandono del sector salud por parte del régimen de Nicolás Maduro también se ve reflejado en los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) que fueron creados por el expresidente y ahora fallecido Hugo Chávez en alianza con el régimen cubano.

Fundados en el año 2004 con el objetivo brindar atención médica a los ciudadanos más necesitados, hoy por hoy sus servicios son precarios y carecen tanto de fármacos como de infraestructuras adecuadas.

Es el caso del Centro Diagnóstico de Alta Tecnología (CAT) Divina Pastora, ubicado en la avenida Libertador con esquina de la calle 2 de Barquisimeto, donde actualmente no cuentan con los equipos médicos para realizar rayos x, resonancias magnéticas, tomografías, mamografías, densitometrías óseas, ecocardiogramas ni endoscopias.

Durante una visita del equipo de Elimpulso.com, se corroboró que en este centro asistencia solamente están realizando endoscopia y consultas de gastroenterología.

De igual modo a 500 metros del mencionado hospital, en el mismo sector Bararida, se encuentra también el CDI La Botellita y su realidad es similar.

Acá el deterioro por la falta de mantenimiento es evidente, y según lo expresado por una trabajadora que se mantuvo bajo el anonimato, la mayoría de los baños están clausurados y, solo el salón de consultas y la zona de hospitalización, son los únicos espacios que cuentan con aire acondicionado.

A esto se le suma la falta de medicamentos, pues aseguran que lo poco que llega y en mínimas cantidades son el ibuprofeno, el paracetamol y los antibióticos. Asimismo, el personal obrero no cuenta con los implementos necesarios para mantener las áreas en un estado óptimo y limpio.

Por otra parte, quienes diariamente hacen vida por los pasillos de este CDI, agregaron que “hace años que los cubanos dejaron de prestar sus servicios” y que actualmente quienes atienden a los pacientes son los médicos integrales comunitarios.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios