A Maduro y Correa les interesa mantener la tensión en Ecuador #9Oct

Pacifico Sanchez | Foto: Archivo IMP |

Las acusaciones que se han venido haciendo contra Nicolás Maduro y Rafael Correa, expresidente de Ecuador, de tratar de desestabilizar al gobierno ecuatoriano, tienen fundamento, según el Dr. Carlos Canache Mata, quien forma parte de un grupo de reflexión política de exparlamentarios venezolanos.

Correa, quien ejerciera por diez años la presidencia de aquel país hasta el 2017 cuando se residenció en Bruselas, tiene doce expedientes abiertos por diversos delitos y desde el 3 de agosto pesa sobre él una orden de prisión preventiva acusado de recibir sobornos de empresas extranjeras.

El exmandatario ha pedido públicamente que se celebren elecciones presidenciales  adelantadas y de una vez ha anunciado que será candidato.

Y junto con Maduro es miembro del Foro de Sao Paulo, agrupación de la izquierda radical que busca el poder a como dé lugar en cualquier país del continente, asegura Canache Mata.

Ese foro tiene filiales, no ideológicas, sino de coincidencia política, que cuenta con el apoyo logístico y financiero de Venezuela. que se ha convertido en un verdadero peligro para la paz continental por ser asiento de grupos terroristas, como los disidentes de las FARC y del ELN, que según denuncias del gobierno colombiano, realizan operaciones desde territorio venezolano hacia el vecino país. No hay que olvidar que Hugo Chávez declaró la crisis con Colombia cuando fue muerto Raúl Reyes en Ecuador y la computadora de este terrorista reveló que habían recibido 300 millones de dólares las FARC de parte del régimen venezolano. Esto quiere decir que esos vínculos nunca fueron disueltos por Maduro.

De acuerdo con Canache Mata, tanto a éste como a Correa les interesa mantener la tensión y, por supuesto, desestabilizar el gobierno del Ecuador, porque el exmandatario ecuatoriano quiere volver al poder en medio de una ola de agitación y a Maduro, porque cada día está más aislado dentro de Latinoamérica, ya que está recibiendo presión del Grupo de Lima y son muy fuertes las presiones de los Estados Unidos y de la Comunidad Europea.

“Sin embargo, creo que el presidente Lenin Moreno, quien fuera vicepresidente de Correa y después diera un viraje hacia la democracia, va a superar esta crisis, ya que no se ha producido ninguna manifestación de deslealtad entre las fuerzas armadas y está recibiendo el apoyo de gobiernos democráticos, que entienden la amenaza de desestabilización que está apoyada por Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Cuba”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios