#CulturaIMP A casa llena la obra Eternas por un ratico en la Galería de Arte Villalón #16Oct

El pasado viernes 11 de octubre se presentó en la Galería de Arte Villalón la obra Eternas por un ratico, escrita y producida por Buscadores de tesoros, en la celebración de los 20 años aniversario de este grupo de teatro multidisciplinario.

La tarde abrió con Jeysa Villalón, directora de la Galería, agradeciendo la puntual presencia de todos los asistentes, quienes llenaron por completo el salón. Con Teresa Torrealba -de La vida en canto- en la guitarra, comenzó la actuación de Judith Cordero — en el papel de la Duquesa del Alba, Doña Cayetana— y Laura Iribarren —como Sarita Montiel—, quienes saludaron en un claro acento Sevillano.

Sarita se disculpó por ir tan sencilla, con apenas cuatro collares en su cuello, tres anillos en su mano izquierda, zarcillos largos de perla y un vestido vino con flores delineadas en dorado. La Duquesa, por su parte, lucía un cabello blanco y rizado —evidentemente artificial—, un tocado de plumas negras, lentes y zarcillos carmesí —grandes— y un abanico de plumas azules que movía o abría cada vez que deseaba enfatizar sus palabras.

Juntas, compartieron con el público diversos “bolerillos”; Sarita los cantaba acompañada de Teresa y La Duquesa se encargaba de hacerles un “análisis sintáctico, etimológico y lingüístico”, que provocaba risas en los presentes.

“Si alguien debe apagar la luz para pensar en esa persona es que debe ser muy fea”, dijo La Duquesa luego de la entregada interpretación de Sarita del bolero Voy a apagar la luz de Armando Manzanero.

Así, pasearon por “bolerillos” clásicos durante la puesta en escena, que la gente coreaba en voz suave. Como Tú me acostumbraste de Frank Domínguez, Sabor a mí de Álvaro Carrillo, Quizás, quizás, quizás de Osvaldo Farrés o Motivos del venezolano Italo Pizzolante.

Al culminar la función, Sarita y La Duquesa se despidieron con la frase “Hagan el bien sin mirar a quien, y escuchen bolero”. Por supuesto, los aplausos no se hicieron esperar, con un agradecimiento de pie por su actuación.

Cierre musical

La vida en canto también participaron en la celebración, quienes cerraron la tarde con música. Teresa Torrealba nuevamente en la guitarra, cantándole al romance junto a Mary Carmen Cuchinella. Algunas fueron especiales para ellas; regalos de músicos colegas del grupo Barquisimeto 4.

Con teatro, música —y pequeños vasos de cocuy rojizo— se vivió la presentación de Eternas por un ratico.

Estos espacios se crean desde VGA Galería con la intención de conectar todas las corrientes del arte y siguen abiertos a nuevas propuestas artísticas para seguir apoyando la cultura y el arte del país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios