#VIDEO Barberos ambulantes: El oficio que prolifera en las calles de la ciudad #16Oct

José Enrique Arévalo | Foto: Luis Miguel Rodríguez |
View this post on Instagram

Al salir por las calles de Barquisimeto, específicamente por el centro de la ciudad, se evidencia que ha proliferado un nuevo oficio ambulante: Los barberos. A consecuencia de la crisis económica por la que atraviesa el país, muchas personas prefieren inclinarse por trabajos donde puedan ser "sus propios jefes", con el cual puedan percibir un mayor ingreso y esquivar la responsabilidad del pago de algunos servicios públicos. En diferentes puntos del centro de la ciudad existen los puestos improvisados donde colocan una silla para el cliente, una mesa para colocar los instrumentos de trabajo y el típico espejo colgado en la pared que es factor imprescindible para ejecutar este oficio. Tras una consulta del equipo de Elimpulso.com, se recolectó el testimonio de algunos jóvenes barquisimetanos, quienes manifestaron que tomaron esta opción de trabajo como una vía factible para laborar, conseguir y dinero y enfrentar sus necesidades básicas. Antony Torres, barbero ambulante, indicó que la cantidad de personas que se acercan a cortarse el cabello en su punto de trabajo ha incrementado últimamente, lo cual asegura tiene que ver con la crisis económica del país, ya que al ser un puesto informal, el costo del corte de cabello es más económico que en cualquier local donde sí pagan los servicios básicos y tienen mejores condiciones de trabajo. Pese a ello, señaló que como joven tiene proyecciones, deseos y sueños, por lo cual trabaja "de domingo a domingo sin descansar", para poder abastecerse, reunir y así conseguir lo que desea: Un hogar. Por otra parte, Nelson Oropeza, cliente que frecuenta a estos puestos de trabajo, comentó que tiene "desde que empezó la crisis" cortándose el cabello en la calle. "Hace más de dos años lo hago", indicó. A su vez, Oropeza comentó que siguió cortándose el cabello en estos puestos en la calle, ya que la atención que recibe es buena, el corte es de calidad, el costo es mucho más accesible, y además, "es una forma de generarle empleo a estos chamos para que no se vayan del país". . Texto: José Enrique Arévalo Cámara: Luis Miguel Rodríguez Lea más detalles en www.elimpulso.com #Regionales #Calle #Cabello #Dinero #Empleo #16Oct

A post shared by Elimpulso.com (@elimpulso) on

Al salir por las calles de Barquisimeto, específicamente por el centro de la ciudad, se evidencia que ha proliferado un nuevo oficio ambulante: Los barberos.

A consecuencia de la crisis económica por la que atraviesa el país, muchas personas prefieren inclinarse por trabajos donde puedan ser “sus propios jefes”, con el cual puedan percibir un mayor ingreso y esquivar la responsabilidad del pago de algunos servicios públicos.

En diferentes puntos del centro de la ciudad existen los puestos improvisados donde colocan una silla para el cliente, una mesa para colocar los instrumentos de trabajo y el típico espejo colgado en la pared que es factor imprescindible para ejecutar este oficio.

Tras una consulta del equipo de Elimpulso.com, se recolectó el testimonio de algunos jóvenes barquisimetanos, quienes manifestaron que tomaron esta opción de trabajo como una vía factible para laborar, conseguir y dinero y enfrentar sus necesidades básicas.

Antony Torres, barbero ambulante, indicó que la cantidad de personas que se acercan a cortarse el cabello en su punto de trabajo ha incrementado últimamente, lo cual asegura tiene que ver con la crisis económica del país, ya que al ser un puesto informal, el costo del corte de cabello es más económico que en cualquier local donde sí pagan los servicios básicos y tienen mejores condiciones de trabajo.

Pese a ello, señaló que como joven tiene proyecciones, deseos y sueños, por lo cual trabaja “de domingo a domingo sin descansar”, para poder abastecerse, reunir y así conseguir lo que desea: Un hogar.

Por otra parte, Nelson Oropeza, cliente que frecuenta a estos puestos de trabajo, comentó que tiene “desde que empezó la crisis” cortándose el cabello en la calle. “Hace más de dos años lo hago”, indicó.

A su vez, Oropeza comentó que siguió cortándose el cabello en estos puestos en la calle, ya que la atención que recibe es buena, el corte es de calidad, el costo es mucho más accesible, y además, “es una forma de generarle empleo a estos chamos para que no se vayan del país“.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios