#OPINIÓN Conceptos de patria #22Oct

William Amaro Gutiérrez | Ilustración: Victoria Peña |

Todavía quedan en este país personas, amigos, conocidos y hasta familia que son furibundos defensores de este gobierno socialista. Otros, acérrimos opositores. Y ambos, profundamente conmovidos por su concepto de Patria. Vuelcan sus corazones en defensa del mismo y hasta hablan de “Patria o muerte”. Expresión, que particularmente me parece horrible, por cuanto es un símbolo de violencia que de ninguna manera puede justificarse. Los otros, cuando tengan la oportunidad de volver a gobernar, no me extrañaría nada, que adoptasen otro eslogan que presente una nueva versión de Patria que se cobrará con sangre y venganza, por cuanto así trabaja el pecado. Esa es la función de las ideologías en la mente del hombre. Incluso, profesos cristianos han abandonado excelentes enseñanzas espirituales aprendidas en las rodillas de sus madres, para adoptar conceptos filosóficos e ideológicos que los apartan del amor de Dios. Y eso, es triste, por cuanto quienes los inducen a ello, a través de la avalancha publicitaria, son los mismos gobernantes, quienes se quedan con “la mejor tajada”.

De verdad respeto esa fidelidad que ambos sectores tienen para su concepto de Patria, por cuanto aún no han podido conocer el concepto de Patria que tiene Dios en las SAGRADAS ESCRITURAS. Lo que no concibo, es que el cristiano que supuestamente conoce el contenido de la Palabra de Dios, se deje avasallar por un concepto que se ha transformado en una bandera política y quite los ojos de la verdadera Patria. La Celestial. Que se conforme con ser uno más del montón y abandone la bandera de la Salvación para congraciarse con el mundo. Pregunto. ¿Debemos respeto, fidelidad y servicio a la patria terrenal? Claro que sí, Dios no lo condena.

Pero sucede, que la efervescencia política, peligrosamente toma la mente del cristiano y de aquel que se dice y se siente cristiano. Y aún sin darse cuenta, andan caminando por la orilla del precipicio. Olvidaron que los hijos de Dios estamos temporalmente en esta tierra para exaltar las bondades de Aquel que nos adquirió con su sangre preciosa.“Extranjeros y peregrinos somos ante ti, como todos nuestros padres. Nuestros días sobre la tierra son como la sombra que no dura” 1Cronicas 29:15. Imagino al apóstol Pedro viendo las publicaciones que cada día combaten en la mente política del cristiano, diciéndoles con angustia y amor. “Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras” 1 Pedro 2:11,12.

Y a la sierva de Dios, recordándonos con preocupación. “Vuestra vida humilde, vuestra conducta santa, vuestra rectitud e integridad dirán a todos los que os rodean que sois hijos de <sois peregrinos y extranjeros aquí, que buscáis una patria mejor, la celestial…”Elena de White. ¿Cómo les parece? ? ¡Hasta la semana que viene por la WEB Dios mediante!

Próximo Artículo: Fidelidad ¿a quien?

William Amaro Gutiérrez

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios