#OPINIÓN Cronicario: Pascual Venegas Filardo promovió la difusión de la información cultural en El Universal #15Nov

Juan José Peralta | Foto: Cortesía |

El inquieto joven barquisimetano Pascual Venegas Filardo se inició en el diarismo en 1937 parte del cuerpo de redactores del diario capitalino El Universal, donde llegó a ser jefe de redacción por muchos años y en varias oportunidades director encargado, siendo uno de sus mayores aportes a la cultura la difusión de la literatura al crear la Página Literaria en este diario, después denominada Artes y Letras e Índice Literario.

De igual importancia fue la publicación de su columna de los lunes ¿Ha Leído Usted?, donde informaba de las últimas publicaciones de libros y revistas y los jueves columnista de opinión como una cátedra libre para sus lectores. A la muerte del dictador general Juan Vicente Gómez y con la apertura del nuevo gobierno del general Eleazar López Contreras, en 1936 se inició en el periodismo como redactor fundador del diario Unidad Nacional y luego jefe de redacción de la revista Biliken. De su experiencia en El Universal y otros medios dejó a las nuevas generaciones su libro En Periodismo son muchos los caminos.

En plena efervescencia en 1911 Venezuela se aprestaba a conmemorar el 5 de julio el centenario de la declaración de la independencia y el 25 de marzo de ese mismo año nacía en Barquisimeto este larense apasionado de la docencia, hijo del general andino de montoneras Felipe Venegas y María Filardo Morles, modesta artista del piano y la guitarra, descendiente de Pascual Filardo Grassi, emigrante italiano de Potenza y la llanera de Barinas Rosa Morles Martínez.

Al culminar estudios secundarios en el Colegio La Salle de Barquisimeto, el novel bachiller de veinte años en 1931 se fue a Caracas donde comenzó en la docencia como profesor de Geografía e Historia, primero en el Liceo Vargas y al año siguió su carrera como profesor de Botánica en el Liceo San José de Los Teques, donde realizaba trabajos de campo con sus alumnos en la cuenca del río San Pedro, en la misma región mirandina. En 1933 publicó sus primeros poemas en el semanario Notas de su ciudad natal y en las revistas Élite y Ecos de Gloria, de Caracas.

Junto al profesor José Saer al siguiente año realizó estudios y trabajos de la flora en campos de los estados Lara y Yaracuy y de regreso a la capital ingresó en la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela, donde inició una carrera pronto abandonada al comprender que lo llenaba, para matricularse en la recién creada Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.

Venegas Filardo participó en 1935 junto a un notable grupo de escritores y poetas en la fundación de la Asociación de Escritores Venezolanos y se integró al grupo literario Viernes, congregado alrededor de la revista del mismo nombre, asociación que dirigiría en 1942 y luego en varios períodos.

En 1936, junto a Pablo Rojas Guardia, Vicente Gerbasi, Ángel Miguel Queremel, Luis Fernando Álvarez y José Ramón Heredia, entre otros, crearon el grupo literario “Viernes”, avanzada literaria vanguardista y después junto a Arturo Uslar Pietri y Julián Padrón crea los Cuadernos Literarios de la AEV, para publicar las obras de los mejores escritores de la época.

Venegas Filardo contrajo en 1938 matrimonio con Elba Borges Falcón, con quien procrearía seis hijos: Pedro Luis, Elba, Irene, Alicia, y las mellizas María Elena y María Eugenia y en 1939 dio a la imprenta su primer volumen de versos, Cráter de Voces.

En 1944 obtuvo el doctorado en Ciencias Económicas y Sociales y realizó un viaje profesional por los Estados Unidos de América y al regreso ingresó de profesor en la Universidad Central de Venezuela por 35 años ininterrumpidos ejerció en las cátedras de Economía Venezolana, Introducción a la Economía, Geografía Humana, Antropología de Venezuela, Economía y Políticas Agrícolas, Historia de la Economía Venezolana y Geografía Económica de Venezuela en las facultades de Economía y de Humanidades y Educación.

En 1948 Pascual Venegas Filardo obtuvo rango de Profesor titular de la UCV y es profesor de Geografía de Venezuela y Geografía Histórica en la Escuela de Historia de la Universidad Central. En 1953 es fundador de las cátedras de Geografía Económica General y de Geografía Económica de Venezuela en las Escuelas de Economía y de Administración y Contaduría en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas y en 1956 es profesor de Geografía de Venezuela en el Colegio La Salle también de la capital.

El poeta Venegas Filardo obtuvo en 1956 el Premio Nacional de Periodismo Juan Vicente González y en 1958, en la colección Ediciones del Ministerio de Relaciones Interiores, se publica su libro Aspectos Geoeconómicos de Venezuela con el cual obtuvo el Premio de Investigación Humanística Juan de Castellanos, patrocinado por el industrial Miles Sherover.

Importante destacar que en 1963 fundó la revista Poesía de Venezuela, la cual dirigió, redactó y distribuyó personalmente durante los 26 años de su circulación.

En 1960, viajó a Japón para observar el desarrollo naval del país donde atraído y fascinado por el entorno que le rodeaba, por los misterios y la magia de la cultura nipona escribió La Niña del Japón, quizás su pieza poética más importante.

Esta obra reunía diversos poemas nacidos del encuentro con esta cultura a presencia distante y lírica, donde se confunde con la de una figura femenina, mitificada, inspiradora de un erotismo diluido y de un sentimiento elegíaco. En 1962 La Niña del Japón fue galardonada con el Premio Municipal de Poesía de Caracas, después traducida a varios idiomas, incluso al japonés por la embajada de Venezuela en Japón y la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto.

Destacado escritor, poeta, periodista, ensayista, economista, geógrafo y docente universitario de aquilatados méritos, su preparación y experticia fue reconocida al formar parte de modo simultáneo de cuatro academias: en 1959 de la Academia Nacional de Historia, en 1961 de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, en 1964 de la Lengua y Miembro de Número de la Academia Nacional de Ciencias Económicas en 1984.

Venegas Filardo falleció en Caracas el 4 de junio de 2003, a los 92 años de edad, en su casa de San Rafael de La Florida tras una larga enfermedad y dejó en su legado libros de poemas importantes: Cráter de Voces, Música y Eco de tu ausencia, Círculo de tu nombre, Canto al Río de mi infancia, Los Cantos Fluviales, Pequeña Antología y Selección Poética. Poseía una de las bibliotecas personales más extensa de Caracas, donada y trasladada a su ciudad natal, donde se abrió la biblioteca pública que lleva su nombre.

Juan José Peralta

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios