Mantener restricción de la liquidez podría complicar situación de la banca #18Nov

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

La estrategia de restricción de liquidez monetaria que adelanta el Gobierno, está asfixiando a la banca venezolana, y aunque en este momento no se vislumbra el riesgo de una crisis grave en el sector, de mantenerse en el tiempo podría profundizar la compleja situación que hoy vive una actividad económica que esta fuera de cualquier debate sensato, según se desprende del análisis que realiza la firma consultora, Aristimuño Herrera & Asociados.

En efecto, es evidente que la banca está llamada a cumplir un rol fundamental en cualquier estrategia de recuperación económica, no solo como fuente de crédito a la producción y al consumo, sino como vehículo de estabilización financiera, pues un sistema bancario robusto, moderno, adecuadamente capitalizado y con todos los servicios que, hoy en día, una entidad bancaria debe ofrecer es un elemento consistente de credibilidad y confianza para cualquier país.

Desde febrero, se ha impuesto una agresiva política de encaje legal que hace que el sistema tenga represado más de 80% de los recursos que puede prestar en el Banco Central de Venezuela; son más de 15 billones de bolívares inmovilizados, de los cuales solo se descuenta el contravalor de las intervenciones cambiarías del BCV.

Si se observan los montos, en solo nueve jornadas hábiles bancarias que van de octubre, a la fecha de cierre de este Informe Privado, en este mercado se han transado 2.126.902 millones de bolívares, una cantidad apenas inferior en 170.000 millones de bolívares al monto de todo el mes de septiembre y que, de hecho, marca un récord para un período semejante en los últimos 20 años.

La realidad evidencia que el sistema bancario se ha contraído 90% en los últimos cinco años, mientras en el mismo lapso el PIB total ha descendido en 55,3%. Esta es la magnitud de la crisis económica que la banca ha debido absorber en un quinquenio.

Algo nunca visto y que explica por qué el sistema tiene más de 31 semanas sin poder cubrir el saldo requerido del encaje legal, entre otros retos para su estabilidad.

El Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados de esta semana analiza la situación del sector bancario y expone sus principales riesgos, junto con sus impacto para el resto de la economía.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios