#OPINIÓN Hechizo de Perla (Parte VI) #18Nov

Marcantonio Faillace Carreño | Ilustración: Victoria Peña |

Dune y los Diarios Robados (1)

(Polvos en la Senda de Oro y la Suerte de Macanao)

La más despreciable de las sustancias es el polvo.

Philip Pulman (Dark Mater)

Qué es lo que desprecias. Por ello serás conocido.

Un hombre demasiado popular provoca los celos de los poderosos”.

¿Cuántas veces el hombre encolerizado niega rabiosamente aquello que le dice su conciencia?

Cualquier camino, si se sigue hasta el fin, no conduce exactamente a ningún lugar.Escalad tan sólo un poco la montaña para comprobar si es una montaña. Desde la cima de la montaña, no podréis ver la montaña.

Frank Herbert (Dunas o Dune)

28.45 hrs… Arrakis… Dune-(Dunas)

V sudaba solitario. Una especie de meditación transcendente, sólo que sin una sola gota de hircismo salado. Pensaba retraído todo lo que Urko le había sudado aquella vez en el pueblo ixiano en DaresBalatcon una sola palabra, puede moverse un planeta,como él mismo habría observado en su tiempo, con una palanca adecuada se puede mover un planeta“Dame algún punto de apoyo y moveré el mundo”, la célebre plegaria del helénico Arquímedes… ¿Cuánta verdad cabe en una sola realidad?¿Cuánta mentira abarca una sola verdad?¿Es toda verdad una mentira a la larga, como cuando la curva es una recta al infinito o es toda verdad una mentira a la larga?Igual ha dicho el sabio Urko de V… “eres el más apasionado observador que he visto”, eso lo mantenía al borde del aerodeslizador, que suave, sirve de silla sobre el Shai-Hulud. Al frente, elevados vigías de museo como dos colosos, guardaban con celo de progenitor, todo los Diarios Robados.

Cheo vivía preguntando que quién carrizos se le había ocurrido robarlos benditos diarios del zipote, ah hijo´ er diablo qué desgraciado. Jr., no se aguantó y orinó el piso del patio playero de polvo seco y guayaba madura. Ahora hay un nuevo naranjo que sumaba al huerto, olores cítricos frente al muelle de la ciudad de los tres golpes, en esa isla ida desde un punto de arena perdido, al borde gravitatorio de un planeta de aguas,en una Galaxia Láctea, blanca y lechosa como la propia cara de Cheo, que el multiverso casi no reconocía…V, sudo una mueca de risa cuando pensó en el relato que contó a Urko con los ñeros en papel estelar. En especial Cheo que causaba una gracia espacial. Jr. preguntó,fue por bruto o por macanudo, le respondí, por todo. Y la carcajada fue desde la Hamaca hasta el patio de uvas de playa y la fila de alcayatas locas de la casa de playa…

V nos sudó la memoria que sugería prudencia al Capitán América,sonriente más por nervio que por gozo,la proximidad de una cosa deseable hace tender a la indulgencia y ahí acecha el peligro. V, malicioso, atormentaba a Cheo porque le fascinaba mirar cómo se revolvía el ñero como bestia sobre la bestia, como tú Jr., emitía un sudor telepático como lance de pitcher en juego de Serie Mundial…pesada es la piedra y densa la arena, pero no son nada, al lado de la furia de un idiota. V, sudaba de la risa hasta entrada la tarde y Jr. desde su patio isleño al pie de la Hamaca Ñera, mucho más. Me eché a reír también, y es que la cara de Cheo daba para un capítulo aparte… sudaba risas Urko, desde el almacén ixiano hasta el Shai-Hulud

¿Abuelo es verdad que Tío Cheo se salvó de chiripa de un caimán de arena?

Sí, así es

Y cómo así abuelo.

La más alta función y mejor de la ecología querido Jr., es la comprensión de las consecuencias. Respondí en mi condición de biólogo marino de la Universidad de Oriente.

Ya te cuento… déjame sudarle tantito a V, que de seguro nos está sudando desde Arrakis.

Esa tarde salimos a abastecernos a la comunidad Fremen. Cheo preguntó si había más galletas sabor Pica-piedra con chispitas de chocolate, y cantos rodados con tope de guayaba,y guijarros con crema de fresa.Fue mucho pedir a tanto mar de polvo cernido que no sirven ni para hornear postres de tierra dulce. Más risas.

V siempre supo y nos lo sudaba telepático mientras íbamos rumbo a destino que “la grandeza es una experiencia humana transitoria”. Nunca es consistente, depende en buena parte de la imaginación creadora de mitos. De ser así “no deberíamos depender del valor individual, piénsalo bien, sino de la valentía de todo un pueblo”…no hubo forma de escapar a la marea de preguntas incesantes que nos rodeaba con arenas movedizas que si descuidas, tragan, casi como se traga a Cheo el cocodrilo del polvo y el remolino de arena cuando cayó descuidado por la borda del deslizador y rodó por el lomo del gusano hasta el mar cernido de alimañas feroces e inenarrables. Nadie en su sano juicio querría morir enterrado y comido por criaturas que te masticarían pavorosamente lento hasta tener uno de los accidentes mortales más horrendos que nadie jamás sufriera.Por supuesto, Cheo soltó unas lágrimas de polvos y sal que rodó por las arrugas de la amargura, solo al recordarlo. Le pedí que él mismo echara el cuento, solo para verle la cara de sudor de V risueño…Cheo estaba pálido.

Cuéntame abuelito por favor…Pero Chuo Marín, se quedó pensativo en la Hamaca Ñera, flotando en un globo de interrogantes, misterios irresueltos, extraños seres y mundos ignotos e infinitos. Cientos de miles de extraños entes e inteligencias inmateriales que no conoceremos, ni veremos jamás y ellos que ya nos conocen desde siempre. Y el bendito perode siempre fregando la paciencia ¿Pero cuál destino? ¿Hay uno?¿Quién determina, el o los, destinos? ¿Por qué es un destino?¿Por qué son demasiados porqué?…por qué…

El aerodeslizador resbaló las arenas como tabla de surf por el lomo del gusano dios. El miedo remaba el sudor desde la vista de proa. Como rogando a un dios desconocido que lo despertara de la pesadilla. En eso se descuidó y se quedó semi dormido el muy idiota, y se resbaló cayendo a un remolino de arena que en el acto lo Cheo engulló. El dinosaurio de arena no mas sintió la vibra de un posible alimento, saltó de la costa de tierra al mar de polvos, como alma que lleva el demonio, diría un ñero ya no tan humano y si más cósmico…

V, nos sudó, que a veces uno no se piensa que“un precipicio se descubre demasiado tarde”, y el mejor ejemplo son “la política y la religión, que viajan en el mismo carro”, como nosotros en el gusano, “los viajeros piensan que nada podrá detenerles en el camino y su movimiento es acelerado, rápido y más rápido y dejan a un lado todos los obstáculos y allí reaparece el abismo, sin aviso ni protesto”“too late”sudó V, en un inglés victoriano… este postrimero sudor que nos mojó con una salada sequedad apesadumbrada…

Viernes voló del Shai-Hulud de una forma que no sabría como describir para que lo escuches con la admiración que sentí por el héroe al salvar al cañero re-ñero de la forma valerosa, desprendida y decidida con que la efectuó nuestro ídolo vitalicio. Jr. y yo lloramos, esa vez largo rato. El sentimiento que albergas cuando mueren adversarios es distinto a cuando mueren enemigos u oponentes, y define el carácter en vez de torcerlo, pensé, mientras las lágrimas del nieto y mías se fundían en un pecho repleto de emoción, asombro y apetito de vivir porque morir solo se aprende una sola vez, y jamás te enteras. Jr., no pudo reír, no sabía ser telepático. Ello te llegará en el momento adecuado cuando V te enseñe cómo,pero esa es otra leyenda por delante…

El salto pareció durar un siglo, fue como el lanzamiento de un obús que dibuja una comba en el cielo y al perder el empuje o la inercia, cae irremisiblemente en algún lugar del destino. La desesperación ñera casi nos detiene el cardias. La coronaria repiqueteó a música de las esferas. Un retumbo de ultratumba. Un rumor de muerte que susurra el pabellón del oído. Una suerte de odio, atrapa ante la impotencia. Por buena suerte, V marcaría la diferencia. Desde la arena, el remolino de Coriolis se tragaba a Cheo en un segundo y en un micro segundo el cocodrilo de diez metros ya estaba a metros de la presa coñera. El bolsa de Cheo tragaba el polvo que jugaba algarrobo hundiéndose en un sarcófago de arenisca como una necrópolis de la dinastía Ming-S.IV.

La otra manera de amar, es reconocer el odio que vive presente tanto por imponderables como por la cruel realidad que en nada o en muy poco nos ahorra en sufrimiento e igual no menos en sabiduría y valores a los que el hombre le gusta denominar, evolución trascendental. En solo segundos el héroe entró justo al centro del remolino como clavadista olímpico… Cristalino, serafín, gallardo, melodioso, el semidios logró la gruesa silueta que rompe la maña seca de la muerte en polvos. El lagarto dejaba sobre el arenal una línea de recorrido como rastro indeleble. Recordé a una de la mayor sudada de V, de las tantas Coda Bene Gesserit “Tendemos a convertirnos en lo peor de aquello a lo que nos oponemos”. Y sudó la Regla Antal “Para conocer bien una cosa, debes conocer sus límites. Tan solo cuando es llevada más allá de su tolerancia, puede ser vista su autentica naturaleza”.Y nos puso a sudar de verdad, poniendo a prueba nuestra inmensa intolerancia ñera…

La arena alrededor del remolino de pronto empezó a salpicar. Chichito tiro una cuerda que llevaba en cinto semejante a un látigo Zensunni. Y desde el fondo del alma se repetían La Coda en mi mente, si entender tanto porqué aquello en ese instante. Ya tendrá tiempo y estación para sudarle la pregunta a V. “Los humanos nacen con una susceptibilidad hacia el más persistente y debilitador mal del intelecto. El autoengaño. El mejor de todos los mundos posibles y el peor, logran su espectacular coloración de eso. Por todo lo que podemos establecer, no existe ninguna inmunidad natural, se requiere una constante alerta… después otras codas seguidas… “Ningún edulcórate cubrirá algunas formas de amargura. Si sabe amargo, escúpelo. Eso es lo que hicieron nuestras primeras antepasadas”.Y la 2da.“Busca la libertad, sé cautiva de tus deseos. Busca la disciplina y encuentra tu libertad”…el curso de la Senda de Oro reluce con aurea luz de un metal a-dorado.

Cual un delfín nariz de vainilla o una Orca púrpura de toga imperial, V, saltó del mar de arenas como un titán con motor en las posaderas. Desplegó un par de aletas que no conocía que le salieron del traje, Laxs o alas Arrakians Fremen con el que proyectaba a fondeadero desde el dios gusano a tierras planas y yermas. El sol siempre un invitado perenne, enrojecía el color del traje de V, como un dios terrenal saltando con el Cheo del Macanao desmayado soldado de un brazo del potentado Superman con un leve roce en el muslo derecho que alcanzó a raspar la piel de Macanaoido mucho antes de despertar del susto en brazos de V que sudaba arriba del Cheo pero sin burlarse del suertudo…¡estuviste cerca!y Cheo lo abrazó como solo un pesca-ñero puede en gratitud, Y entre lágrimas de regocijo y sustos adjuntos Junior,pegaste un salto y dijiste¡suerte del infeliz! y ambos nos echamos a morir de risas pues es nuestro ritual de costumbre luego de seis días en pleno cuento de otro mundo…la cara de placer interminable de Jr. lo explicaba todo…

Antes de continuar y después del susto fuimos a comer piedra. Risas. Nos situamos bajo un altozano que ocultaba del brutal sol de Arrakians. Nos llevó por un atajo prensado de pedruscos hasta un remanso para transeúnte como parada para deslizadores de ruta o algo semejante. Sudó la coda diaria “Aquellos que quieran repetir el pasado deben controlar las enseñanzas de la historia.Las reglas construyen fortificaciones tras las cuales las mentes pequeñas crean satrapías. Algo peligroso en los mejores tiempos, desastroso durante las crisis… Las leyes supresoras tienden a fortalecer lo que prohíben. Este es el punto preciso sobre el cual todos los legalistas de nuestra historia han basado su seguridad en el trabajo”.Quedamos dudosos en la percepción como quien instala una mantelería sobre el comedor central pero sin platos, ni vianda para yantar…

06.42 hrs… Pam-pa-tar- Isla de Margarita (PequeñaVeneciaex Venezuela)

El cielo con su matiz durazno cubría de color malvavisco la estampa de Jr., quien corría por la playa huyéndole a Tía Clara que lo perseguía para ir a bañar al niño más sudado o según tu mismo dices,el Ñero V, del municipio de Maneiro. Pero era como agarrar un palo encebado redivivo. Escurridizo, empapado y más salpicado que trapo de mecánico ñero, o sea un mecano-ñero… tus risas Jr., que son la razón de las mías…

La hora insular navideña es más corta, dura menos, rinde poco y es costosa más de lo común, y si le sumas la inflamada del record Guinness del in-Maduro-Inn ni hablar del mostacho del pelucón. A pesar de las horas cortas casi con diez minutos menos, una hora de cincuenta minutos, siempre preguntas porqué no, total, así uno o casi todos, nos sentimos. ¿O no abuelo?

Al fin tía te agarró, hijo ér diablo, que andabas vía malecón volando con capa del Thor y martillo en mano, el de la capa Marvel y el disfraz del hombre araña, sin la capucha, y sin, (adiós gracias), la telaraña para enredar personas, pues de ser así, no habría un solo andante sin telaraña en el rábano,dijo Clara y vaya, ahí mismito nos llenas de la gracias de una risa de ojos azules, como el cielo de un ocaso que nunca termina…

Ya son las ocho y te vas a comer. Me haces prometer que mañana es otro día y tal vez no lloro yo, ni rio de nuevo. Tal vez V, un día, sude lágrimas, y de seguro que ya las suda por adentro. Tal vez hoy, estamos contando lo que mañana será una historia nueva y distinta para todos los hijos de esta isla, donde comienza a nacer el sol en la alborada. Y tu risa se me hace un rayo de luz cada instante nieto querido y la mía es el nuevo sueño hasta otra día en que todos mis acuerdos son un nuevo estara quí, siempre presente para vos…te amo Jr. tu abuelo, el mismito y auténtico Capitán América ñero… feliz jornada a futuro, que no sabes que te espera. Y jamás olvides, Jr. querido antes de ir a cama y continuar mañana, que por cierto es el 7mo día, cómo sucede todo y porqué,y al mismo tiempo no olvides la esencia de la diplomacia,que es el arte de resolver lo que no tiene solución, tú como el gran semi-dios V, municipal, y nosotros ahora nos vamos descansar los adultos, y a llevar a dormir a los menores de edad… y tía Clara lo tomó del brazo con la fuerza de la mujer maravilla.

-¿Y mañana qué abuelo?

En busca de los diarios robados por la senda de oro y sus sabidurías, nada menos y nada mas

La noche revolvió en la sábana en medio de tantas preguntas en tintero sin tinta, de duda no aclarada, de almas por reconocerse y conocimientos por comprenderse. ¿Habrá un cuento bueno como éste de las mil y una noches marga-ñeras orientales,que aquí está para leerlo,que se reviva en el imaginario escribiéndose a sí mismo, mientras Jr. sueña y lo hace cierto como que vos lo estás leyendo creyendo saber de qué se trata?..

El invento celeste es dios de la imaginación y Junior se queda soñándose en los brazos como héroe V municipal del futuro ñero hasta un mañana donde los diarios robados esperan con sus arcanos en la arena del tiempo infinito de un museo galáctico que transita la Senda de Oro en la eternidad de los dioses de multiverso relatado en un 7mo día cuando crearon los espacios del día terrícola y sus nombres de pila con los planetas del sistema solar,inventada la semana de lunes a domingo, pero esa es una historia con otro Hechizo de Perlay su portal a otro sistema planetario y el primer ñero con melange que vea a futuro cercano pues soñar es, según V, la única forma de atender lo desconocido y es la especia melangela sustancia pre-cognitiva que lo admite.

Marcantonio Faillace Carreño

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios