#PulsoEmpresarial El bienestar social es posible cuando se tiene actitud positiva

El bienestar social se alcanza cuando se cumplen los elementos que inciden de manera positiva en las personas y que forman parte de la calidad de vida en una sociedad, como lo es un empleo digno, buena salud, vivienda, recursos económicos para satisfacer las necesidades, acceso a la educación, tiempo para el ocio, entre otras cosas. 

Así lo explicó la psicóloga transpersonal Aída Granadillo, quien opinó que la satisfacción personal es factible de lograr mediante la capacitación, el conocimiento, el desarrollo individual, la actitud positiva e inteligencia emocional y espiritual.

La especialista afirmó que es importante que las empresas planifiquen, diseñen y realicen programas de bienestar social, ya que, si un trabajador está satisfecho con su vida y con su ambiente, va a ser más productivo. “Con estos programas se pretende contribuir mediante la capacitación y formación a fin de proporcionar herramientas para la superación personal”, puntualizó.

La también asesora organizacional manifestó que los problemas sociales o crisis, afectan tanto a los colaboradores como a las empresas, ya que hay que entender que el éxito de la empresa es el éxito de sus colaboradores.

“Es importante comprender que la crisis son oportunidades y que hay que verlas como un reto, no como problemas y aunque sí son una amenaza hay que entenderlas como posibles retos y desafíos potenciales para la evolución del capital humano y de la organización” afirmó.

La psicóloga transpersonal, aseguró que para lograr tener bienestar social y calidad de vida, es necesario tener actitudes positivas y aceptar los cambios, además de “comprender y admitir que nada en la vida es casual y que nosotros creamos la realidad a través de los pensamientos”.  Por tal razón, considera que es necesario evitar la crítica, excepto cuando sea para conciliar con las soluciones.

Responsabilidad Social en las empresas

En relación a programas de Responsabilidad Social Empresarial que se llevan a cabo en compañías como Seguros Venezuela, Aída Granadillo aseguró que son una necesidad imperiosa. “Es una oportunidad para innovar y reinventarse, esto aplica a las personas y a los diferentes contextos en donde nos desenvolvemos, ya sea en el individual, de pareja, familiar, comunitario, social y laboral”.

Granadillo señaló que una de las consecuencias de que lo contrario al bienestar social puede conducir al caos y la reincidencia. “No podemos resistirnos a los cambios ni a las situaciones adversas ya que eso es lo que nos llevará al quiebre tanto personal como empresarial”, por ello un factor de protección importante es la resiliencia, afirmó.

En su opinión, una de las herramientas fundamentales para mejorar las condiciones de vida, a través de la organización, es contribuir con el crecimiento y desarrollo humano para la evolución y así, optimizar la calidad de vida de las familias, comunidades, empresas y demás ámbitos sociales”.

Por razones como las citadas por Granadillo, Seguros Venezuela adelanta planes que contribuyan al bienestar social de sus colaboradores, a quienes les brinda incentivos mediante iniciativas de capacitación y otros beneficios, para ayudarlos a afrontar las situaciones que se les presentan en su quehacer diario y en su familia.

A través de su Fundación, la empresa realiza talleres para fomentar los valores tanto de los trabajadores y trabajadoras como de sus hijos, así como el compromiso y sentido de pertenencia, para contribuir a la formación de ciudadanos más responsables. 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios