Guaidó sigue siendo el líder con más poder de convocatoria #2Dic

Pacifico Sanchez | Archivo IMP |

A pesar de que ha sido muy lamentable la decisión tomada por Juan Guaidó, reconocido como presidente de Venezuela por más de cincuenta países, de destituir a Humberto Calderón Berti como embajador de su gobierno en Colombia, no se puede dejar de reconocer que sigue siendo el líder indiscutible de la oposición.

Su posición de desmantelar la Comisión de la Contraloría de la Asamblea Nacional, al ser denunciados varios diputados de estar vinculados con  el régimen de Nicolás Maduro, habla muy bien de él. 

Tal es el criterio del sociólogo y analista político Daniel Azuaje, consultado por Elimpulso.com en relación con la carta abierta que hiciera pública Calderón Berti y el escándalo de los diputados Richard Arteaga y Guillermo Luces, de su partido, Voluntad Popular; Luis Parra, Conrado Pérez y José Brito, de Primero Justicia, tras la renuncia a la Comisión de Contraloría de Freddy Superlano, señalados de estar involucrados en gestionar la exoneración a empresas e individuos sancionados por el gobierno estadounidense por corrupción en la venta de los alimentos al programa Clap.

Ha sido una pérdida muy importante la de Calderón Berti, ya que se trata de una persona con mucho peso en el mundo petrolero por sus conocimientos, y el distanciamiento con Guaidó que dio a conocer en la carta abierta.

En ésta, el exembajador hace señalamientos sobre acciones que se han debido tomar en el caso de los recursos para  más de 140 militares, que fueron desviados en Cúcuta; y la de la gerencia de Monómeros Colombo venezolanos, así como del diálogo en Oslo y Barbados, en  la que no hubo comunicación con los países aliados (Colombia, Estados Unidos, Brasil, la Comunidad Europea) y el secretario general de la OEA. Evidentemente es un desatino diplomático.

Ollas destapadas

También hay señalamientos sobre Leopoldo López, muy severos, sobre todo en relación al tutelaje que pretende ejercer sobre el presidente legítimo. Y lo más grave, sobre lo que pasó en Cúcuta con los militares y lo de la Carlota, el 30 de abril.

Azuaje considera que el efecto Guaidó, que motivó a la oposición a encender la calle contra Maduro, no ha disminuido, porque sigue siendo el líder que más poder de convocatoria tiene en este momento. Y la actuación rápida y enérgica ante las irregularidades de los parlamentarios de la Comisión de Contraloría, le da fortaleza y se encumbra en la lucha contra la corrupción.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios