#OPINIÓN Con voz propia: Seguid ejemplo de Bolivia #6Dic

Alberto Jordán Hernández | Ilustración: Victoria Peña |

“Bendito sea Dios por este día”, exclamaba la Presidenta interina de la República de Bolivia Jeanine Áñez Chávez, segundo apellido este poco usado. Expresaba satisfacción ante aprobación de ley para nuevas elecciones, porque nada fácil había sido lograr el consenso.

Esta tierra inocente y hermosa que ha debido a Bolívar su nombre, como asienta el Himno, para 2020 se verá de nuevo en las urnas. Evidente avance en salida de grave crisis que enfrenta desde hace más de un mes.

“Bolivianos: el hado propicio coronó nuestros votos y anhelo; es ya libre, ya libre este suelo” ya cesó su servil condición.

Pudo bien tararear la canción patriótica, cuando con jefes del Senado y del partido de Evo Morales, Movimiento al Socialismo (MAS), se hizo aleccionar el anuncio. Ya había confirmado que no “tendrá otro candidato a presidente”.

Se reitera aleccionador para referir injerencia de Fidel Castro y la ejecución directa del discípulo Hugo Chávez, ambos difuntos. Por ahora legados en el narcorégimen que preside el apadrinado Nicolás Maduro quien se dice hijo del último  nieto del otro.

Inmediata acción del uru-aimara al asumir Presidencia de Bolivia fue la reforma Constitucional para imponer Estado de socialismo comunitario.

«Fidel me dijo en nuestra primera reunión: Evo, la Revolución ya no se hace por las armas, se hace como lo hace Hugo, junto al pueblo y con el pueblo».

Este convertido en mentor del sindicalista hizo de Bolívia su patio trasero, pero el Evo revertió el perturbado liderazgo, cimentado en reservas petroleras más grandes del mundo. Evito obtuvo logros como reducir pobreza de la población del 60% al 35%.

A manos llenas adquirió significativos financiamientos para desarrollar sus proyectos sociales, mientras los venezolanos serían llevados a la hambruna y fatalidad que hoy conmueve al planeta.

El exhibicionismo de su liderazgo HCH provoca la dignidad del pueblo boliviano, es manifestada amazonía con un avión Hércules C130 que fue apedreado.

Se vio obligado a marcharse y aterrizar de emergencia para cargar combustible en estado brasileño de Acre. 

Había obtenido permiso para hacer una escala técnica en Riberalta para ese abastecimiento, pero grupos y del Comité Cívico, invadieron la pista y amenazaron con destrozar dicho avión.

No olvidan los bolivianos la acción bolivarense (referida a la unidad monetaria que la narcorrupción robolucionaria eliminó) intentó en la Bolivia “hija predilecta” del Libertador Padre de la Patria. Se trata del escándalo de otro avión, pero este cargado de dólares. Fue una nave militar que en víspera de la navidad de 2007, aterrizó en Riberalta,

Constituyó un escándalo porque a  un capitán de la aviación adscripto a la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) Luis Michel Klein Ferrer portaba un maletín $ 872.000 en efectivo.

“No podemos permitir que este gobierno esté al servicio de HCH y le den luz verde para que entren y vengan a irrespetar nuestra dignidad, declaró comité cívico Riberalta.”

Hacía tres meses se dio caso del empresario venezolano-estadounidense  Guido Antonini Wilson. Llegó a Argentina, el 4 de agosto 2007, con una maleta con $790.550 que no declaró y fueron decomisados.

Bolivia es reconocida como el país con mayor número de lenguas oficiales en el mundo; además del español la Constitución consagra  36 dialectos. Hoy está en un proceso que sin duda ejemplarizante para países  que no renuncian a la democracia. Su pueblo eleva el coro del Himno: De la patria el alto nombre en glorioso esplendor conservemos y en sus aras de nuevo juremos ¡Morir antes que esclavos vivir! 

AL MARGEN. Como buen (social) cristiano, confía en “el que lleva a Cristo en su interior” y por ello Calderón Berti se negó a renunciar a la Embajada, tallo hizo con Lusinchi cuando presidía PDVSA. Orlando Avendaño, Editor Jefe  del PanAm afirma que de su salida: Todos la esperábamos. Tardó en ocurrir.

¡Qué Manometro!

Alberto Jordán Hernández

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios