#OPINIÓN Dune y los Diarios Robados (El Salón Fremen y la Con-Ciencia D.R) #9Dic

Marcantonio Faillace | Ilustración: Victoria Peña |

Hemos alcanzado el punto de inflexión. Las medidas parciales de nada sirven.

Si queríamos vivir debíamos librarnos de la ira, el dudoso hijo de los hombres y las mujeres corrientes…

El Libro de los A. A.

Tu señor sabe muy bien lo que encierra tu corazón. Basta tu alma en este día como cómputo contra ti.

No necesito testigo alguno. Tú no escuchas a tu alma…y en cambio prestas oído a tu ira y a tu rabia…

Nuestro señor Leto a un Penitente de la Historia Oral.

El problema de la jefatura siempre el mismo…¿Quién hará el papel de Dios?

Muad´Dib de la Historia Oral

09.06 hrs… Dune – Arrakis

Las arenas del planeta son las pieles del tiempo y las pieles del tiempo son las arenas de la piel, leo del sabio Urko, en plena entrada a una ruta que nos lleva al Museo más explicativo de este recinto del infinito.En nubes de luz LED que salen de la nada rebota un mensaje sudado telepático que empaña rutas.La singular multiplicidad de este universo atrae mi más profunda atención. Es algo de ínclita belleza…Los paisajes que he visto…Oh…Y las gentes…Las remotas correrías de los Fremen…y todo lo demás. Hasta me remonto a Terra a través de las leyendas… ¡Oh…, las lecciones de astronomía y de intriga…, las migraciones…, las desmelenadas huídas, las prolongadas carreras con dolor de piernas y pulmones a lo largo de tantas noches, en todas esas motas cósmicas en las que hemos defendido nuestras fugaz posesión!… Os digo que somos un portento, y mis recuerdos lo confirman. D.R.

Una segunda parte del mensaje aparece en eltránsito de un pasillo que va alumbrando a medida que entran en él. Y los D.R. aparecen al ritmo de nuestros pasos, y al tumbo delcorazón batiendo como tambores de desfile castrense, pareceleerteadentro…A veces me recreo realizando safaris que ningún otro ser puede emprender. Penetro en mi interior y empiezo a recorrer el eje de mis recuerdos. Como un escolar aprende a redactar escribiendo sobre las vacaciones, elijo un tema de mi agrado. Veamos ¡intelectuales femeninas! Y retrocedo rumbo al océano de mis antepasados. Soy un gran pez al lado de las profundidades. La boca de mi conciencia se entreabre y los voy escupiendo. A veces, a veces persigo a determinar personajes que aparecen registrados en nuestras crónicas. ¡Quésecreto deleite revivir la vida de algún prócer al tiempo que me burlo de las pretensiones académicas que infectan las biografías! D.R.

Caminamos hasta más de una hora en un universo de imagen mental, todas ellas sabias e ilustrativas de todo un universo de conocimiento que renace,nos reproduce y jamás muere…Los enemigos fortalecen. Los aliados debilitan. Digo esto confiando que comprendáis por qué actuó sabiendo a ciencia cierta qué, en mi Imperio, se acumulan grandes fuerzas con un único deseo, el de destruirme. Quizá vosotros que leéis esta palabra sepáis bien lo que ocurrió realmente, pero dudo que lleguéis a comprenderlo. D.R.

V, empezó a sudar el mantra del miedo para calmar a Cheo y también a Chichito que ya flaqueaba ante la duda y la angustia. A mí, todo me daba vuelta en un caleidoscopio de reflexión e imágenes envasadas en un cristal de gases opalescentes, y nada era sensato, todo un disparate pero con sentido revisable, al primer repaso. Bastó decir algo, y todas las respuestas D.R., por decirles de alguna manera, no venían de una consulta sino de un espacio inter-conexo donde todo estaba con todo pero nadie dependía de nada. Presta atención…V,tele-pateó el film,que de rarito e incómodo, tenía todo, pero de cierto y veraz, también…Jr., dijo, me doy.

Por extraño que parezca, muchas grandes contiendas como las que se ven surgir en mis diarios no resultan siempre patentes para los que en ellas participan. Mucho depende de lo que sueña la gente en el recóndito secreto de su corazón. Por mi parte, siempre he prestado idéntico interés a la configuración de las acciones. En mi diario bulle entre líneas la lucha con la opinión de la propia humanidad sobre sí misma, y encarnizada batalla librada en un campo en el que ciertos motivos de nuestro más sombrío pasado surgen como emergiendo de un embalse inconsciente para convertirse en acontecimientos con lo que con los que nos vemos obligados, no sólo a vivir, sino a pelear. Es el monstruo quimérico de la hidra de siete cabezas, que ataca siempre por el lado ciego. En consecuencia, elevo mis plegarias para que cuando hayáis recorrido mi tramo de la Senda de Oro, dejéis de ser inocentes infantes danzando al son de una música que no podéis oír…cabe la sensación que al mismo tiempo que nos acompañan los D.R. nos están hablando…Jr., se asustó.

Jr., se asustó, no por no entender, sino porque esta vez sí entendió que la cosa no estaba fácil y lo que le esperaba no era como para estarse riendo siempre. Sus ojos oceánicos removieron las aguas intimas de los mares picados en la dimensión desconocida de su pequeña cabecita catira. Ese mundo Marvel que tanto le hacía gozar, ahora lo hacía pensar y de nuevo la bujía siempre allí para la ignición… imaginación y creación, dos caras de una misma moneda…El Capitán América, le cuenta a Jr. cómo es que seguimos el museo a punta de letras ajenas y mundos ajenos. De ideas propias en mundos ajenos. De ajenas gentes con mundos ñeros. De ñeros brutos con héroes Fremen. De entender sin entender un cuerno. Un disparate de otro mundo…risa corta.

El camino o el túnel o el pasadizo, estuvo alumbrándose, a medida de los pasos de los tres ñeros yel cuarto mosque-ñero V con cada films LED y su respectivo D.R., cada vez más complejos, y al mismo tiempo, cada vez más simples. Lo simple o sencillo escomo el aire, no se le ve, pero uno depende de esa insinuación gaseosa para sobrevivir. Pero vivir termina siendo siempre un algo más sin penetrar, otra cosa añadida, básica,que distancia del sobrevivir en seco. Sin agua sobrevives un corto lapso pero sin aires acaso se vive minutos o segundos. Vivir en seco no es una vida per sé. Vivir en Dune en el polvo seco, es vivir para aprender a vivir…

El salón BENE GUESERRIT usaba como marquesina un D.R muy especial, único a decir del sudor de V., y es que las brujas de la cofradía y la Reverenda bruja madre Darwi Odrade, o la Darwin femenina de la evolución del aquelarre de hechiceras filósofas, era algo aterrador e impresionante.¿Mujer, hechicera y con poderes? Ay hijoer diablo gritaba Cheo quien se negaba entrar al salón y V lo empujó con telepático mando de ojos con plegaria en púlpito sin un Cristo que responda. Chichito por el contrario, hubo que sacarlo del meme que no pudo retener ni con las lágrimas secas y resaladas de Cheo,que recorrían de miedo sobre sus carrillos suplicantes cargados en el portal B.G., dejándole tan helado como una estalactita de cueva ártica… La religión (emulación de los adultos por los niños) enquista las mitologías pasadas, suposiciones, ocultas, hipótesis de confianza en el universo, pronunciamientos hechos en busca de poder personal, todo mezclado con jirones de ilustración… Y siempre un mandamiento no formulado… no harás preguntas. Rompemos diariamente este mandamiento. Nuestro trabajo es el enjaezamiento de la imaginación humana nuestra más profunda creatividad.Credo Bene Gesserit

No participes en ningún conflicto contra fanáticos a menos que puedas difundirlo. Opón una religión con otra religión solamente si tus pruebas milagros son irrefutables o si puedes mezclarlas de una forma tal que los fanáticos te acepten como alguien inspirado por dios. Esta ha sido durante mucho tiempo la barrera a la ciencia asumiendo un manto de revelación divina. La ciencia es tan obviamente obra del hombre. Los fanáticos y hay muchos sobre un tema u otro deben saber dónde estás tú, pero más importante aún, deben reconocer quien susurra en tu oído. Misionaria Protectiva. Enseñanza Primaria.

El salón era como un campo o dos de fútbol con aforo para infinidad de inteligencias que desde otros universos hacían sus actualizaciones de cada región del verso múltiple. Yo le recitaba a Jr. los poemas del profesor ítalo-marga-ñero desconocido de sobrenombre Marconi, que fue mi maestro y que escribió varios de mis poemas preferidos. El profe como le decían era un hombre jovial y bajo, de corte Alejandro Magno y pelo ensortijado cortico para que no se le viera. Había bajado once tallas desde que se dio cuenta que delgado tenía novias y compañía, gordito apenas estaba flanqueado de un péndulo de arena o de un reloj leontina terrestre si acaso. Jr. voy, ya te lo recito… y le recité Rompientes, quizá el más gustado por los fans, que el profe no creía que eran tantos, pero sin saberlo, pasó a ser un estelar de la literatura especulativa y un bardo de luces de otro mundo. Pasó, sin pena ni gloria, como la mayoría, pero por ser diferente o no lo hizo convertirse en una mejor versión de sí mismo… y recita el nono…

Rompientes

1

Desde la Danza de la Lluvia.

A la cáscara del trueno.

En cada húmedo aluvión.

En todo corpúsculo de cielo.

2

Marejada de remo creciente.

Por cada zarpe de pluma

En cada oleaje de lienzo.

En cada rizo de espuma.

3

En mil medidas de lamento.

Navegué todo el destierro.

En tus piélagos de espinas.

En algún cáliz de silencio.

4

Al en calle de tu beso.

Al abismo de un verso

A cada rastro sin costa.

A esa bitácora de cuento…

5

Océano de tormentas.

En cada uña de sueño.

En todo copete de agua.

En cada ola de viento.

MF 30-04-2017

Conozco el mal de mis antepasados porque yo soy esa gente. El equilibrio resulta en extremo delicado. Sé que muy pocos de cuántos leéis mis palabras habéis pensado en vuestros antecesores de esta forma. No se os ha ocurrido que vuestros antepasados eran supervivientes y que la supervivencia exige a veces decisiones salvajes, una especie de brutalidad ciega e inmotivada que la humanidad civilizada porfía con mucho empeño en eliminar ¿Qué precio pagaríais por conseguir suprimirla?¿Aceptarías vuestra propia exhibición? D.R. No hay duda que es una advertencia que de no atenderla la vida te desatenderá a ti. El aula tenía un eco infinito e infinitesimal. Noté que había un patrón en las antípodas de cada evento. Por ejemplo, si oías una voz-sudor distante es porque estaba cerca. Hay un contrasentido con sentido por algún motivo. Si por ejemplo sudabas un pensamiento normal, había que reclamarte la anormalidad. Pero podía ser una prueba para ver de qué estas hecho y si aguantas los estragos de iniciación de la melange. Si no te mata te hace más fuerte. La melange por ser una sustancia pre-cognitiva, podía equivocar el huésped y eso podía matarlos a los dos.

Los tres mosque-ñeros seguimos al puesto que reservaron para nos. Recordé el foro pesquero y qué diferencia. Esto es monumental y nadie se pregunta entre sí. Wonder. No hay necesidad de mentar la madre a ningún marciano pasado de guapo. Además, no hay guapo que aguante una sola gota de sudor de V, si decide éste darte un pasaporte al más allá. Y aquel lugar nadie lo conoce, y nadie lo quiere conocer antes de tiempo…

¿Cuál es la más profunda diferencia entre nosotros entre los entre vosotros y yo entre nosotros entre vosotros y yo? Ya lo sabéis. Son estos recuerdos ancestrales. Los míos los míos me sobreviven sobrevienen con todo el relumbrar de la conciencia. Los vuestros operan desde vuestro nivel ciego. Algunos lo llaman instinto o azar. Los recuerdos ejercen su influencia en cada uno de nosotros, en lo que pensamos y en lo que hacemos. ¿Pensáis que estáis inmunes a tales influencias? Soy Galileo. Estoy aquí y os digo, Eppur si muove. Lo que se mueve puede ejercer su fuerza según unas maneras que ningún poder natural o mortal antes de mí osó refrenar. D.R.

Jr. quedó como el tiburón blanco panza pa’ arriba cada vez que escuchaba un poema. Ya era fanático de Whitman, Blake, Wilde, y ahora del profesor chiflado. Pero el abuelo sabía que Jr. era un ser de otro orbe, sus ojos eran en mucho un preaviso Fremen, azules como la propia melange y solo que no todo la órbita. Algo significaba esa, a decir verdad, predisposición divina. Jr. sabía que sabíamos que sabía que no sabía pero sabía   

Solo los que no saben un carrizo saben mucho de todo, dije a Chichito y a Cheo, con una seguridad tan desarticulada que todos entendíamos de ipso facto que esa no era verdad del todo, pero igual ya sabíamos que una mentira puede y es casi siempre una verdad a la larga, así que guardamos apariencias y nos los dimos por cierto sin dudarlo un instante. Total si estamos en otro mundo, a quien importa apariencias y menos si te tienen pillado a punta de sudarte la intimidad sin pedirte permiso. Es, sin más ni más, una violación permisiva de la intimidad y en buena medida de índole no privado. Es anti democrático, pensé. Un rapto a la propiedad y privacidad. En tal caso la vergüenza no da lugar donde esconder la debacle al descampado y dominio público. Too much, diría un amigo portero que a estas alturas del play ball se fue al más allá y fue el ultimo golazo que recibió… Jr., me miró extrañado de verdad…pensé en ese momento en los muchachos del foro pesquero. Un buen momento para mentarle a la progenitora a distancia sin consecuencias. V, me vio con ojos de reproche, pero sonrisa en las comisuras, una especie de dios de la justicia y diablo del humor. La perfecta combinación del buen asesino con amoralidad temporal y programación subjuntiva.de dónde salió eso. Dios. Tenías que ser tú V. deja de estarme sudando la paciencia caramba. Y todos los mosqueteros, hediondos a Museo del bueno, seguimos la ruta de la Senda de Oro en ese salón de fútbol gigantesco, pero con sentimiento de latón, donde todo lo que brilla, es mucho más que oro. No tiene precio. No se tasa. No se toma en taza. No se taja su meme ni se raja la tasa donde el mensaje viene en bandeja de plata y deja la sensación del ganador del tes-oro… Jr., ya le brillaban los azulejos con orlas de doradas sensaciones de bienestar. Alimentar el alma es alimentar la salud mental.

En el salón nos encontramos a Urko Keyfonen. O tal vez nos esperaba. Así es la melange. Tú sabes que ellos saben que tú, ni pura idea. Cheo alababa con reverencias, como para que no le hicieran nada, y V se burlaba del infeliz ñero haciéndola de cobarde. Nosotros poníamos cara de duro. O sea de verdugo. Pero ya es cuento de camino. Jr. rodaba de la risa¿a quién vamos a meterle gato por liebre? V le encantaban los dichos criollos, muy de por estos lares, donde el diablo perdió el molinete de triturar café…Y así se fue otro día en otro mundo de dioses con deidades que perseguir y sendas de oro por transitar…

Marcantonio Faillace

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios