Politólogo Reinaldo Rivas: A Maduro le interesa que Guaidó siga en la presidencia de la AN #12Dic

Pacifico Sanchez | Foto: Archivo IMP |
[email protected]

En estos momentos la oposición, en la Asamblea Nacional, se encuentra empastelada con la presidencia de la Asamblea Nacional, porque no se ha decidido si ratifica a Juan Guaidó o le busca el sustituto antes del 5 de enero, fecha en que debe tomar la decisión.

Tal observación es hecha por el politólogo Reinaldo Rivas, quien establece tres  aspectos a considerar:

  1. Juan Guaidó se autoproclamó como presidente interino de la República, sustentando la legalidad de ese procedimiento en su condición de presidente del Poder Legislativo, que le confería la Constitución en el momento de declarar que se había producido una situación de usurpación del Poder Ejecutivo. Del mismo modo procedieron más de cincuenta países en reconocerlo. Ahora bien, de no ser ratificado, ¿otro parlamentario haría lo mismo invocando la misma razón que alegó Guaidó? ¿Se produciría ese mismo reconocimiento automático internacional, encabezado por los Estados Unidos,  en el diputado que lo sustituya? 
  2. Desde el 23 de enero a la fecha, Guaidó ha venido perdiendo la fuerza arrolladora que tuvo su autoproclamación, su poder de convocatoria y la credibilidad en los sectores populares, aunque se mantiene como el líder indiscutible de la oposición. ¿En caso de que sea otro diputado el nuevo presidente de la Asamblea Nacional podría recibir el apoyo popular y hacerse merecedor del liderazgo que requiere la oposición para enfrentar al régimen?
  3. La oposición venezolana está dividida en dos segmentos muy bien diferenciados: uno, que encabeza Guaidó, que es radical totalmente, ya que pretende la salida de Nicolás Maduro lo más pronto posible y en ese sentido ha venido propiciando actuaciones que, hasta ahora, no han dado resultado, siendo más llamativa la del 30 de abril cuando salió en libertad Leopoldo López y se refugió en la residencia del embajador de España y, según el régimen, hubo una intentona de golpe, que dio motivo para la detención de algunos militares. Esa es la vía de cese a la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. El grupo que acompaña al presidente de la Asamblea Nacional no quiere elecciones parlamentarias, sino presidenciales.  Y el otro segmento es de quienes estiman que debe procederse por la vía pacífica, constitucional y electoral. En este sentido, a Nicolás Maduro le conviene como mejor alternativa la vía del inmediatismo que pregona Guaidó, porque el inquilino de Miraflores, en este momento, se está viendo en el espejo de Hugo Chávez cuando en el 2005 la oposición, encabezada por Acción Democrática, se abstuvo y le dejó toda la cancha abierta al chavismo. Es por ello que Maduro preferirá a Guaidó en la presidencia de la Asamblea Nacional, porque no quiere medirse en unas elecciones presidenciales porque las perdería de calle, indicó el diputado. 
PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios