Pese a la reducción del parque automotor la industria petrolera no abastece el mercado interno #6Ene

Texto: Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

El parque automotriz venezolano se ha reducido a 3,5 millones de unidades, lo que representa una disminución superior a las 900 mil unidades, debido principalmente a la reducción de la capacidad adquisitiva de los venezolanos que ha caído en más del 75%, y al encarecimiento de los precios de los repuestos, según las cifras que se manejan en el sector automotriz nacional.

Se recuerda que hace cinco años el parque automotriz a nivel nacional, se estimaba en alrededor de 4,5 millones de unidades en todo el país; sin embargo, en la medida en que comenzaron a presentarse dificultades a los importadores de repuestos agrupados en la Camara Nacional de Importadores de Repuestos de Autopartes(Canidra), para obtener los dólares preferenciales para la importación, se comenzaron a encarecer los precios y muchos propietarios de vehículos, no tuvieron los recursos para
adquirir los repuestos para reparar sus automóviles, quedando parados en los estacionamientos, por meses e incluso por años.

Otra de las razones que se maneja, es que ante la creciente escasez de repuestos automotrices importados, muchos propietarios decidieron “canibalizar” sus autos y los vendieron por partes, obteniendo más dinero que cuando intentaron comercializarlo en el mercado, ya que nadie está comprando vehículo con los precios actuales, que se cotizan principalmente en divisas.

Sin embargo, pesar de una disminución tan notoria y evidente del parque automotriz nacional, con la consecuente reducción en el consumo de combustible, grasas y lubricantes, la industria petrolera venezolana también se ha venido a menos, y en estos momentos hay en el país una grave crisis en el suministro de gasolina debido a que las refinerías nacional, casi en su totalidad están paralizadas, y las que operan lo hacen en apenas un 10 y 13% de su capacidad instalada y buena parte del combustible, según denuncian los sindicalistas es exportado hacia Cuba;
mientras que un litro de aceite para motor se esta cotizando entre 5 y 9 dólares el mineral 20×50, mientras que el semisintético y sintetico puede adquirirse entre 15 y 20 dólares y un pote pequeño de grasa puede costar entre 2 y 4 dólares.

Asimismo, el costo de las reparaciones en los talleres mecánicos establecidos, se puso inalcanzable, al extremo que la reparación de una caja de velocidad de un carro pequeño no baja de 500 dólares y de una camioneta Blazer en estos momentos se ha montado por encima de los 1.200, mientras que el precio de los cauchos oscila entre 180 y 600 dólares, lo que explica en parte por qué hay menos vehiculos en nuestras carreteras y en las calles y avenidas de las ciudades.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios