#COLUMNA Soliloquios de café: ¿Ideologías desfasadas y fracasadas? #26Ene

Maximiliano Pérez | Ilustración: Victoria Peña |

…Los apamates ya se vistieron

Como en cuaresma los nazarenos

Dulce mejilla la de mi pueblo

Que a la segunda le está doliendo

A mi pueblo manso, mi manso pueblo…

Ely Rafael Primera Rossell  (31-10-1.941 / 16-02-1.985).

Ely Rafael Primera Rossell conocido por su nombre artístico Alí Primera, fue un músico, cantante, compositor, poeta, químico, activista político y militante comunista venezolano; conocido también con el apodo “El Cantor del Pueblo Venezolano.”

Le llamaron Alí porque sus abuelos eran de origen árabe.

Militó en la Juventud Comunista de Venezuela y en el Partido Comunista de Venezuela, colaboró en los inicios políticos de un nuevo partido denominado Movimiento al Socialismo. F: Wikipedia.

Debo presumir que existen ideologías cuyo efecto es semejante al opio, se enquistan en la mente de las juventudes soñadoras que sus sueños de libertad los convierten en pesadillas.

Como dice el proverbio: “El Papel aguanta todo.”

Supongo que los tratados sobre comunismo, socialismo y/o populismo impresos con mala tinta guiada por mentes perversas envenenan las mentes de soñadores cuando les reseñan un mundo ideal donde la lógica y la razón no encajan; llevándolos a pensar y actuar insensátamente.

Lo extraño y hasta incomprensible es que existen personas honestas que creen las quimeras planteadas en textos y transmisiones verbales hechas de manera enigmáticamente irracional con dogmas que son utilizadas por los tiranos para esclavizar a los pueblos en nombre de los pobres.

La verdad histórica relata que en todas las regiones donde se han aplicado han ocasionado caos holocausticos y mientras los dirigentes que las pregonan han logrado llegar al poder se enriquecen corrupta y delincuencialmente los pueblos que los apoyan se sumen en la miseria y en condiciones de vida que conducen a la muerte por desnutrición, enfermedades; por la ausencia de servicios de salud y de servicios públicos; carencia de alimentos y medicinas; delincuencia y corrupción desbordadas e incontroladas, donde impera la impunidad; por la destrucción de los servicios de comunicación, de la infraestructura social; del sistema de transporte y, quienes asumen la conducción de los países se lucran avara y descaradamente luciendo su majestuosa forma de vida, los autos más costosos y lujosos, mansiones de incuantificable valor, yates, aviones y prendas en cuellos, brazos y manos que nunca han sabido el significado del trabajo honesto…

Hay dos cosas que no se pueden ocultar: “La Tos y… el dinero”

La historia relata que los pueblos se sublevan ante los oprobios y que tarde o temprano logran alcanzar su libertad así sea por cortos periodos, porque generalmente tienen poca memoria y vuelven a caer.

Las circunstancias conllevan a que mi pueblo manso se hace temerario cuando lo llevan al límite y se da cuenta de que, por su ignorancia y/o avaricia, tan sólo ha sido instrumento de su propia destrucción, es entonces cuando mi manso pueblo a la suave brisa de la primavera la convierte en huracán indetenible.

Los derechos están impresos en el Estamento legal nacional e internacional.

El restablecimiento de la justicia bajo la aplicación de la Constitución Nacional, las leyes y reglamentos de la república aplicados de manera imparcial, que respeten el espíritu propósito y razón expreso por el legislador probo o, los Tratados Internacionales con rango constitucional, conforman el camino de la paz.

Los juristas venezolanos deberían asumir su responsabilidad.

Maximiliano Pérez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios