#InfografíaIMP Paralizada refinación petrolera en Venezuela

Pacífico Sánchez | Foto: Archivo IMP |

Hasta el fin de semana estuvo funcionando la refinería más grande del mundo: Amuay, en Falcón, que apenas estaba produciendo, aproximadamente, el 10 por ciento de su capacidad; es decir, 67 mil barriles diarios de los 670.000 barriles de productos derivados de petróleo, que debía producir.

Con el cese de su operatividad, ha quedado paralizada la actividad de refinación  petrolera venezolana, según consulta hecha por Elimpulso.com. al Dr. José Toro Hardy, economista, profesor universitario y exdirectivo de Petróleos de Venezuela, S. A. (Pdvsa).

Amuay y Cardón, en la península  de Paraguaná, y Bajo Grande, en la costa occidental del lago de Maracaibo,  conforman el Complejo Refinador de Paraguaná (CRP), cuya capacidad máxima de producción es de más de un millón de  barriles diarios, sólo superado por el conjunto de refinerías de Jamnagar, en la India, que produce 1 millón 240 mil barriles al día. 

Después de Amuay, Cardón producía 310 mil barriles diarios y  Bajo Grande, 25 mil barriles de productos procesados.

Hasta el diez enero de este año, comentó el Dr. Toro Hardy,  el régimen informaba que Venezuela estaba produciendo un millón de barriles diarios de petróleo, pero al dia siguiente  la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dio a conocer en su informe que la cifra real era de 714 mil barriles diarios. En octubre y noviembre registró incremento de 25 mil barriles diario, pero en diciembre hubo una disminución de 3 mil barriles diarios.

Amuay y Cardón eran las únicas refinerías de las seis que existen en el país (las otras son El Palito, Puerto la Cruz y San Roque) que estaban funcionando. El fin de semana terminaron por pararse. Adicionalmente, no tenían la dieta de crudo para operar. 

La razón es que la producción de crudo mediano se está enviando a Jose, para diluir los crudos extrapesados de la Faja del Orinoco, para enviar esa mezcla a China con el fin de pagar cuota de la deuda con esa potencia. Ya no hay refinado.

Se han parado las refinerías por falta de mantenimiento, ya que fueron descuidadas; por falta de corriente de crudo, para procesar; y por desidia, pues no hay personal personal competente par operar los equipos, expuso el Dr. Toro Hardy.

Acabaron con Pdvsa

La caída de la producción petrolera fue causada por el régimen, ya que cuando Hugo Chávez llegó al poder se producían 3.500.000 barriles diarios y de haber continuado con la dinámica de la industria en este momento ya estaríamos produciendo más de 5.000.000 de barriles diarios.

Entre el 2002 y 2003, se perdieron trescientos mil años de experiencia en la industria por el despido arbitrario de los directivos y 20 mil trabajadores de Pdvsa, el 75 por ciento de la nómina.

Después del paro, no se logró la tendencia enorme que llevaba la producción y en el 2008, la Ley Orgánica de Hidrocarburos, dictada por la habilitante concedida a Chávez, comenzó la industria petrolera a caer en picada. Porque era aplicable mientras el crudo estuviera por encima de los 100 dólares el barril.

Venezuela llegó a tener 20 refinerías en el exterior. De las 8 de Estados Unidos, quedaron 3. En Alemania tenía 4 y todas fueron vendidas. La de Islas Vírgenes está cerrada. La de Curazao se está perdiendo, porque ya no puede Pdvsa pagar el convenio. También la de Jamaica dejó de recibir crudo venezolano porque se rompió el contrato. La de Cuba, en la cual se tenía el 51 por ciento, fue asumida por el gobierno de la isla por supuesto cobro de servicios.

No hay información sobre las que se tienen en el Reino Unido, Bélgica y Suecia.

Sin información

Pdvsa cuando presenta sus informes financieros ya son muy atrasados y poco transparentes, en opinión del especialista.

Ante este cuadro deprimente de la industria, el régimen ha manifestado que está dispuesto a negociar con empresas extranjeras para tratar de activar algunas refinerías. Al respecto se ha referido a compañías de Rusia e Italia, en particular Rosneft. 

Sin embargo, no pareciera que eso esté ocurriendo. Cuando se establecieron las empresas mixtas, Pdvsa se reservaba el derecho de tomar decisiones, pero ahora serán las que convengan  en los convenios.

Para recuperar la empresa petrolera venezolana se requiere invertir de 5 a 35 mil millones por año durante un lapso de ocho a diez años, para nivelar la producción de hace veinte años. El Estado no tiene posibilidad de hacer esas inversiones. Pasa por la receptividad de los capitales privados.

Sin embargo, debe garantizar el respeto a la propiedad privada, la seguridad jurídica y una cantidad de otros requisitos, que en el fondo significan el cambio del modelo económico, que es también el cambio del modelo político, dijo el Dr. Toro Hardy.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios