Juventud inspiradora: María Grecia Robles nos enseña a superar las adversidades

La Mañana/ Miguel Ángel Delgado |

María Grecia Robles es una falconiana de 27 años que a pesar de tener una discapacidad visual, esto no ha sido impedimento para lograr las metas que se ha trazado en la vida.

A los 15 años fue diagnosticada con una enfermedad degenerativa llamada retinitis pigmentaria, la cual se define como un grupo de desórdenes genéticos que afectan la capacidad de la retina para responder a la luz, las personas con esta condición pierden la visión gradualmente.

Pero, María Grecia no dejo que esto afectara el desenvolvimiento propio de su edad. Ni mucho menos le pusiera limite a sus aspiraciones, “yo no sentí que me afectó emocionalmente, había momentos en que uno se podía sentir triste, pero no me afectó emocionalmente de una manera drástica, como quizás le ha podido pasar a otras personas, que piensan hasta en quitarse la vida, seguí haciendo mi vida según sus etapas, y que la discapacidad no me afectara en lo absoluto”.

Un cambio para toda la vida

Señala, que lo más fácil, quizás, hubiese sido retraerse y no hacer vida social, “no dejé que eso me afectara, para mi hubiesesido mucho más fácil encerrarme y decir para que voy a ir al cine sino veo, pude haber decidido que esas cosas me afectaran, pero no fue así.

La joven refiere que empezó a perder la visión a los 19 años, y contra todo pronóstico y prejuicio, comenzó a estudiar Artes Audiovisuales en la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, allí comenzaría a derrumbar estereotipos.

Muchos, incluyendo estudiantes y profesores, no daban crédito a que una persona que no viera estudiara precisamente artes “audiovisuales”, llegando inclusive a cuestionar este hecho. Ante esto, María Grecia cuanta que fue una especie de reto el poder demostrar que si podía estudiar esa carrera “y cualquier cosa que se proponga”.

“Habían materias que yo las podía hacer, de guión, redacción, radio, etc., las otras no las podía hacer pero podía colaborar. Durante la carrera conocí la fotografía y saqué mi proyecto donde en alianza con otras personas intercambiamos conocimientos y creamos unos video tutoriales con los que al final nos graduamos”, detalla.

La fotografía es una de sus pasiones

WeAre Able: Nosotros Somos Capaces

María Grecia manifiesta que en la carrera de Artes Audiovisuales de la Unefm, no existían las herramientas para tratar a una persona con discapacidad, por lo que decide realizar para su proyecto de grado, dos videos tutoriales donde habla de técnicas básicas y planos fotográficos realizados por una persona invidente. “A partir de eso empecé a sentir atracción por la fotografía y decidí emprender we are able (nosotros somos capaces)un proyecto que tiene la finalidad de adiestrar y motivar en el arte de la vida y la fotografía a todas las personas con impedimentos visuales”. Obtuvo su título de TSU en el 2017.

Asimismo, indica que gracias a este proyecto se introdujo en el tema del marketing digital, creando contenidos, y además preparándose para ser community manager y a través de su propia plataforma comunicacional ofreciendo diversidad de contenidos para ayudar a personas que padezcan alguna discapacidad visual, para ayudar a motivar a otros a desarrollar sus proyectos personales, no solo en el ámbito de la fotografía, sino también, sobre como emprender y llegar al éxito, al igual que, conferencias motivacionales y de emprendimiento.

El salto hacia otra forma de “ver” la vida

María Grecia relata que gracias a su padre, quien durante un viaje a Miami buscando algún tipo de programa o ayuda para su discapcidad, le hablan en una farmacia sobre un instituto dedicado a la atención de personas con discapacidad visual, allí se topa con el Miami Lighthouse for the Blind, el cual reseña en su página web como misión: “mejorar la visión a través de la educación, la capacitación, la investigación, brindando esperanza, confianza e independencia a personas de todas las edades, transformando anualmente la vida de más de 75,000 personas ciegas y con discapacidad visual, desde bebés hasta adultos mayores y sus familias”.

Al buscar información concreta sobre la atención a las personas, la misma tenía un costo elevado (80$ la hora de adiestramiento), pero a la vez, tenían una especie de programa subsidiado por el gobierno norteamericano, en el que María Grecia fue aceptada por la institución, asumiendo ellos todos los gastos del adiestramiento, a pesar de contar con una visa de turista, lo que sin duda alguna, fue una señal ineludible de que ese era el camino a seguir, de la que estaremos eternamente agradecidos.

Una experiencia única

Allí, con el apoyo de sus padres y la receptividad de esta institución María Grecia logra “dar el salto” hacia un universo completamente distinto, “cuando vine a Miami se me abrió el mundo, te das cuenta que los ojos no son algo fundamental para la vida, bueno, al menos esa es la impresión que yo tengo, mii papá consiguió en instituto para personas con discapacidad visual en Miami y ellos apoyan con todo lo necesario para que una persona con discapacidad visual pueda desenvolverse con total normalidad”.

Actualmente, María Grecia cuenta que estudia psicología y paralelo a eso, mientras obtiene su título, estudia inglés y portugués, aparte de esto, también se desempeña como fotógrafa invidente, usando técnicas particulares que junto a sus colaboradores le permiten desarrollar esta labor, con lo que sin duda alguna, rompe paradigmas.

Ha participado en eventos y experiencias relacionadas a las artes gráficas

Refiere que tiene año y medio en Estados Unidos junto a su madre, y que esta ha sido una experiencia inigualable, “hay mucha accesibilidad, ya que te ayudan y te prestan los servicios para ser independiente”.

No todo queda allí

El Jiu-jitsu es un arte marcial que ha tenido relevancia a nivel mundial, y este, es precisamente el deporte que practica María Grecia Robles, y en el que participa de manera activa al punto de participar en competencias de esta disciplina sin ningún tipo de inconveniente.

El Jiu jitsu, uno de las pasiones de María Grecia

Ante la pregunta de cómo se visualiza en un futuro cercano, con firmeza responde: “me veo dando conferencias, hablando de mi experiencia para que eso le sirva a otros, también espero dar a conocer mi proyecto we are able, competir en Jiu-jitsu, graduarme de psicología, y con esos conocimientos poder ayudar a personas con alguna discapacidad, pero con las herramientas académicas necesarias sumados a mi experiencia propia”.

María Grecia, le envía este mensaje a aquellas personas que tengan alguna discapacidad: hay una frase que a mí me gusta mucho “si puedes soñar en grande, es porque cabe en tu mente y cabe en tu vida”, entonces creo que todo lo que uno se proponga puede lograrlo, los limites nos los ponemos nosotros mismos, si tú no quieres hacer algo eres tú quien lo decide, la intención es que todos podamos hacer lo que queremos, puntualiza la joven.

Rompiendo todos los esquemas, hace realidad sus anhelos

“Al final siempre van a haber obstáculos pero si uno es de espíritu fuerte, no va a haber nada que te limite, va a haber momentos difíciles pero hay que buscar salir de esos momentos con las herramientas necesarias para superar las adversidades”, nos dice una motivadora María Grecia.

En momentos en que Venezuela padece una situación que afecta emocionalmente a las personas, es importante, compartir estas experiencias de vida que nos demuestran que a pesar de las dificultades, hay que sobreponerse y buscar soluciones. Que hay salidas para resolver los problemas en la medida que aceptemos y entendamos las circunstancias, de que todo en la vida tiene un propósito.

Lea más en www.lamananadigital.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios