Juvencio Molina: Existe el riesgo que se produzca otro apagón nacional

Pacífico Sánchez | Foto: Archivo IMP |

En vista de que han empeorado las vulnerabilidades del Sistema Eléctrico Nacional, en relación con el año pasado cuando se produjo el apagón del 7 de marzo que dejó sin servicio por cuatro días a unos estados y por 7 siete días a otros, existe la posibilidad de que nuevamente Venezuela pueda sufrir una situación similar.

La advertencia fue formulada por el ingeniero Juvencio Molina, integrante de la Asociación Venezolana de Ingenieros Eléctricos, Mecánicos y Profesiones Afines (Aviem), quién se refirió a las preocupaciones exteriorizadas por este gremio, la Asociación de Alcaldes y otras vocerías, ante la falta de acciones por parte de las autoridades que debieron  realizar después de las fallas que se produjeron el año pasado.

Registro de fallas

El apagón masivo del 7 de marzo de 2019, que luego se repitió el 25 de abril del mismo año, evidenciaron las vulnerabilidades del SEN, que posteriormente empeoraron.

Ejemplo patente de ello fueron los daños y graves fallas que se produjeron en la Unidad Número 6 de Planta Centro, que ocasionaron la pérdida de 300 megavatios.

Luego ocurrió la destrucción de 400 Megavoltiamperios (MVA) de transformadores del Sistema, así como los daños que se produjeron en  las subestaciones de El Furriar, en Monagas, y Las Morochas en la costa oriental del lago de Maracaibo.

Dijo que Aviem ha venido haciendo un seguimiento a las líneas de 400 y  765 kilovatios del Sistema en los primeros dos meses del presente año. Doce fallas hubo en enero y quince en lo que va de febrero.

Ante el incremento de fallas que se ha podido observar, nadie quiere esperar que esta situación se agrave, pero no existe, hasta el momento, algún intento por parte de las autoridades eléctricas para impedir que se sigan produciendo fallas en el SEN, ya que de continuar registrándose este tipo de accidentes se corre el riesgo de que nuevamente podamos volver a tener otro apagón masivo, como ocurrió el año pasado y cuyas consecuencias son las interrupciones prolongadas del servicio, sobre todo en el Zulia, los Andes, Barinas y parte de los Llanos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios