#OPINIÓN Con voz propia: Adiós cronista del Estado Falcón #6Mar

Alberto Jordán Hernández | Ilustración: Victoria Peña |

Traído al mundo en la histórica Coro, para la cual rebatía el ante nombre de la madre de la abuela de Jesucristo: “para mí en la región coriana no existe otra formación natural de la significación simbólica y telúrica, de la fascinación espiritual, del Cerro de Santa Ana”. Aludimos al poeta jurista Luis Alfonso Bueno, calificado entre los intelectuales más solventes de Venezuela.

Allá estableció su “Chamuriana entrañable, es un meditatorio sideral del viento, insomne azul donde la nube duerme, ancla benemérita del cielo”. Senos fue con el resentimiento de no poderla habitar más porque fue azotada por malandraje de la robolución.

En sus creaciones están antologías de la ciudad Mariana, declarada patrimonio Histórico de la humanidad por Unesco: De Coro y de corianos y Memoria de la dicha. En Eva de viento y sol, exaltala producción de 22 mujeres de la poesía falconiana. En catálogo de sus poemarios figuran Amuletos de amor y muerte, Yerta la noche, Íngrima persistencia, Contra olvidos, Como fieles estigmas, Árbol que ya no es mío, Con los zapatos puestos y Escrito está.

Se residenció en 1981 en Maracay con familia: su inseparable Blanca Loaiza; su homónimo primer hijo; Boris Adolfo, Sojaila Esther y Alicia Beatriz quien se le adelantó en el  viaje eterno.De Coro salió sin abandonarla un solo instante, tal dejó constancia en los trazos de anecdotario,compilados en dechado Hora de Contarlo,libro que reúne gran parte de su lírica.

Lo hizo para reanudar carrera judicial interrumpida al dedicarse a Universidad Experimental falconiana Francisco de Miranda, para la cual se impetraba que ilustre veleño Alonso Gamero fuera Rector.

Presidente Carlos Andrés Pérez lo había aprobado en Consejo de Ministros, pero privó oposición de Rómulo Betancourt contra quien fuera decano de la Facultad de Ciencias de la UCV y activista académico por autonomía.

Diferente era RB con el LAB formado en Acción Democrática de cuya juventud fue secretario en Falcón. Su poema a Leonardo Ruiz Pineda, RB sugirió publicarlo a Simón Alberto Consalvi, quien dirigía la revista Elite.

“Con una dedicatoria que colmaba mi vanidad incurable, me envió su libro Venezuela,Política y Petróleo”

En mitin de Coro que congregó a unas diez mil personas motivadas por el discurso de RB, lleno de entusiasmo a LAB quien habló de radicales cambios y ante aclamaciones, el líder le halaba por el paltó y casi le gritaba: Compañerito, termine,no siga hablando de revoluciones.

Después del acto le observó a solas tener cuidado con las cucarachistas marxistoides y le dio un número de teléfono con la advertencia que sólo atendía él.

La rebeldía juvenil de Bueno pasó amalas con AD. Se fue con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria.

En el citado 1981 fue designado Socio Correspondiente de la Academia Nacional de Historia con propuesta de los individuos de número Óscar Buyón, Mario Briceño Perozo y Héctor Parra Márquez.

En la atractiva Maracay la admiración de quien escribe se fortaleció  con la amistad y el compartimiento de la acción periodística. En el diario El Espectador que yo dirigía en Valencia me acompañó en una entrevista con Monseñor Francisco Iturriza Guillén, a quien como parlamentario me correspondió el honor de resaltar su centenario de vida. En Hora de Contarlo reseña el encuentro con Rómulo Henríquez, quien fuera Presidente del Estado Falcón.

Tuve el honor de participar en el libro Testimonio de una vida revolucionaria que editó con el Diario de José Manuel “Chema” Saher, y  que el mezquino castrense castro comunista,reimprimió con la omisión de los comentarios de LAB y el mío.

Morir con dignidad, pero para lograrlo debemos primero llenar de dignidad la vida, decía. Cumplió sus objetivos.

AL MARGEN: Su experiencia gerencial perfiló a Lorenzo Mendoza,como candidato presidencial, pero prefirió seguir en producción de alimentos yen la hambruna se pactó el usurpador del régimen.

Alberto Jordán Hernández

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios