Asdrúbal Oliveros: Servicios públicos podrían deteriorarse aun más por la caida de ingresos petroleros

Texto: Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

La reducción de ingresos por concepto de petróleo, debido a la caída de precios a consecuencia del Coronavirus y a la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita, podría dejar a Venezuela sin capacidad de importar combustibles, lo que podría profundizar el colapso de los servicios públicos en el país.

El economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, dio a conocer sus criterios y los de la firma, en torno a los escenarios que se plantean con la caída de los precios petroleros y la reducción de ingresos que esto significa para Venezuela, cuyo déficit de caja pasará de US$.2.500 millones a US$ 6.000 millones debido a esta guerra de precios.

Explicó que en estos momentos se observa un problema de oferta y de demanda petrolera al mismo tiempo, desde el punto de vista de la demanda por el impacto del Coronavirus y en el caso de la oferta por la guerra de precios entre dos potencias energéticas, de allí que los precios de los hidrocarburos se desploman y en la condición de vulnerabilidad de las finanzas externas del estado venezolano, esta situación es efectivamente bastante grave.

Señala que ante este escenario, se eleva en forma significativa el déficit de caja del gobierno, y sobre todo lo que de allí se desprende en números, “en Ecoanalítica se esta estimando que se pudiera estar hablando de un déficit, que para este año estaba en el orden, antes de todo esto, de US$ 2.500 millones, que en parte el gobierno iba a intentar cubrir trasladando importaciones desde el sector público al sector priavado,como ha venido ocurriendo en estos últimos meses, pero ahora ese deficit pudiera estar en el entorno de unos US$ 6.000 millones, debido a que la caída es muy drástica”.

Explicó que adicionalmente, esto va a tener efectos tanto en las importaciones que el Estado ha venido haciendo, principalmente en los alimentos para las cajas Clap y en las importaciones de combustibles, afirmando que aun cuando el combustible baje de precio, el Estado venezolano tiene un problema de flujo de caja y al final tiene una caída importante en sus ingresos; “pero además, tiene otras consecuencias, ya estamos en un terreno donde los precios petroleros para Venezuela en un umbral de 30 $/Bl, son precios de costo, ya estos niveles no le estan dejando ningún tipo de rentabilidad y esto tiene una afectación en todo lo que es la
industria petrolera y su dinámica por lo poco que produce; asimismo, se estaba disponiendo de cerca de un 45% de nuestras exportaciones para pagar deudas con Rusia y China, y cuando no descarto algunos acuerdos, si se ciñen al acuerdo, el país tendría que aumentar los envíos, en el caso de China de 200 mil barriles actuales a 270 mil barriles, son barriles de los cuales no se podría disponer para tu liberación de caja, por eso es es que el déficit se eleva en forma importante”.

Admitió que aun cuando el Estado ha dejado de ser proveedor masivo de divisas para el sector privado, como lo era antes, lo cual es una buena noticia, si el Estado no tiene capacidad para atender los servicios públicos o lo hace en una forma precaria y estos se deterioran aun más, allí el sector privado si se ve afectado.

“Si el Estado no tiene capacidad para traer combustible, por más planta eléctrica que tu tengas, cómo alimentas la planta, cómo hace el transporte de la mercancía, como se trasladan los trabajadores y el resto de las personas, de tal manera que esta crisis puede derivar en un colapso mucho mayor del problema de los servicios públicos en Venezuela y allí para mi, es donde esta el foco de la preocupación”, aseguró el experto en el Circuito
Éxitos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios