#OPINIÓN Lectura: Iluminación #17Mar

Carlos Mujica | Ilustración: Victoria Peña |

Los cuerpos en el Universo tienen sus medios para su auto iluminación; pero antes, en Internet leí de alguien sorprendido porque “la luz es puramente energía.” La única luz que se produjo por una expresión divina fue la del Génesis: -“Hágase la luz” y la luz se hizo. Poincaré, científico francés dijo: -“La luz no es más que una perturbación del campo electromagnético.”

En 1676 fue descubierto por el astrónomo danés (Dinamarca) Ole Christensen Roemer, que la luz viaja a una velocidad finita, aunque muy elevada, estimó el valor para su velocidad en 225.000 kilómetros por segundo. Esta afirmación de Roemer fue dicha once años antes de que Isaac Newton publicara su “Principia Matemática.” Para Newton la luz era corpuscular; es decir, estaba compuesta de partículas (corpúsculos). Para Huygens, un científico holandés, la luz era ondular. Esta diferencia de criterios bastó para que el irascible Newton se enemistará con Huygens.

En 1865, el físico escocés James Clerk Maswell, consiguió unificar con éxito las teorías parciales de la electricidad y del magnetismo, que hasta entonces se habían usado separadas, y que a partir de la fecha se la conoce como electromagnetismo. Mientras trabajaba con la luz, Maswell descubrió las ondas electromagnéticas; las mismas que pertenecen a la Fuerza electromagnética que alimenta a los quarks del núcleo de los átomos y a los electrones de éste. Exponiendo que las mismas tenían la misma velocidad de la luz. Pero no las investigó. De modo que para Maswell la velocidad de la luz es de 300.000 Km/s. Esta velocidad es la misma de la energía. Desde entonces este ha sido el criterio que rige para la velocidad de la luz.

Einstein acogió la fórmula de la velocidad de la luz para agregarla a su teoría de la relatividad restringida, y la agregó también a su ya famosa fórmula: E= mc2. Además, agrega a su teoría de que ningún objeto en movimiento puede moverse a la velocidad de la luz. La velocidad de la luz es el tope; ningún otro cuerpo podía ni aproximársele. La velocidad de la luz desde entonces es una constante.

Pero todo este periplo en torno a la velocidad de la luz no conduce a lo cierto. La luz es un efecto producido por la acción de la energía, en la energía de las partículas gaseosas de la atmósfera. Es así como las partículas se convierten en fotones de luz. No confundir fotones de luz con fotones de fuerza; los fotones de fuerza son producidos por la fuerza electromagnética.

Carlos Mujica

[email protected]

@carlosmujica928

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios