#OPINIÓN Cronicario: Las mejores canciones de Pedro Infante las compuso Rubén Fuentes #20Mar

Juan José Peralta | Foto: Cortesía |

A Isaac del Moral y Saclara

En peñas, parrandas, karaokes, botiquines, parrandas y similares de esta comarca todo el mundo se sabe el bolero ranchero mexicano Cien años, popularizado por la voz inconfundible de Pedro Infante, pero casi nadie menciona ni conoce su autor Rubén Fuentes Gassón, a quien el actor y cantante grabó 44 canciones.

Además de Cien años, Infante le grabó a Fuentes temas muy conocidos como Cartas a Ufemia, Copa tras copa, en coautoría con Rubén Méndez del Castillo, Ni por favor, en coautoría con Alberto Cervantes y El muñeco de cuerda, coautoría con Mario Molina Montes.

Es muy común en nuestro patio que cantantes, aficionados y profesionales, injustamente desconocen los nombres de los autores de las canciones que interpretan y se puede hacer una ligera encuesta para comprobarlo. Además, como hacen los grandes artistas, es de ley mencionar al compositor por el tema que les da fama.

Rubén Fuentes Gassón fue un violinista clásico y compositor mexicano mejor conocido por su contribución a la música de mariachi y sus aportes a los boleros rancheros y morunos y canciones románticas, además de la creación del mariachi sinfónico, aporte significativo a la internacionalización de la música mexicana.

Fuentes, a quien el pasado mes de febrero le festejaron sus 94 años, escribió docenas de canciones famosas internacionalmente conocidas como La bikina, el son de la negra, La culebra, Las alazanas, Como si nada, Que bonita es mi tierra, Flor sin retoño, Ni princesa ni esclava. Sabes una cosa y Camino real de Colima, muchas compuestas junto a Silvestre Vargas.

Fue productor de cabecera de Pedro Infante, Miguel Aceves Mejía y Marco Antonio Muñiz y también bajo su batuta surgieron importantes trabajos musicales de Flor Silvestre, Amalia Mendoza, Lola Beltrán, Lucha Villa, Estela Núñez, Vikki Carr y Linda Ronstadt, entre otros y fue arreglista de la mayoría de las canciones del laureado cantante y compositor mexicano José Alfredo Jiménez.

Al Mariachi Vargas de Tecalitlan se unió en 1944 como violinista y más tarde como arreglista hasta 1955 cuando terminó de tocar activamente con el grupo, pero se mantuvo como productor, arreglista y director musical hasta hoy, constituyendo un referente como influencia como para la música de mariachis en general.

Sus canciones han sido interpretadas por varias generaciones de artistas como Miguel Aceves Mejías, Jorge Negrete, Pedro Infante, Flor Silvestre, Lola Beltrán, Marco Antonio Muñiz, Javier Solís, Julio Iglesias, Estela Núñez, Amalia Mendoza, María de Lourdes, Mauro Calderón, Rocío Dúrcal, Fernando de la Mora, Cristian Castro, Luis Miguel, Guadalupe
Pineda, Alejandra Orozco “la guadalajareña”, Los Tres Huastecos, entre otros. Fuentes ha sido creador de gran número de temas musicales para producciones cinematográficas.

Rubén Fuentes nació el 15 de febrero de 1926 en Ciudad Guzmán, Jalisco, donde hizo sus primeros estudios bajo la enseñanza musical de su padre, el concertista de violín Agustín Fuentes con el apoyo de su madre, también músico, Tommy Gasson, en la enseñanza en la ejecución del piano y el violín. Fue miembro de la primera generación de la Escuela Secundaria Federal Benito Juárez en su ciudad natal y al terminar la secundara estudió la preparatoria musical en Guadalajara, donde continuó estudios y se integró al Mariachi Vargas de Tecalitlán en la capital mexicana donde cumplió una intensa labor profesional.

Rubén Fuentes

Durante las décadas de los ‘50 y ‘60 Fuentes fue director musical de la RCA Víctor de México y por ello arreglista y productor musical de muchos de los más grandes cantantes de música ranchera, la mayoría de ellos acompañados por el Mariachi Vargas de Tecalitlán.

Cuando lo nombraron director artístico en la filial mexicana de RCA Víctor, Fuentes renunció como ejecutante del Mariachi Vargas de Tecalitlán y continuó como productor, arreglista y director general. Fue declarado mejor compositor del año en 1954, 1958, 1959 y disco de platino por sus producciones Lucero de México y Cariño de mis cariños. Recibió el codiciado Disco de Oro y varios reconocimientos internacionales por su labor como compositor y arreglista.

Su canción Ni princesa ni esclava cantada por Vikki Carr recibió un Grammy y otro como productor con Linda Ronstadt por Canciones de mi padre. Se le concedió el premio Jalisco por el Gobierno del Estado, pero ser nombrado en 1967 Hijo Preclaro y Predilecto por el ayuntamiento de Ciudad Guzmán es el de su mayor orgullo y satisfacción.

Javier Solís fue otro de sus grandes intérpretes y popularizó temas clásicos del bolero ranchero como Escándalo, Luz y sombra, Gorda, La ranchera, Viva quien sabe querer y Qué bonita es mi tierra y Miguel Aceves Mejía popularizó sus huapangos La verdolaga, Tres consejos, Ruega por nosotros, en coautoría con Alberto Cervantes; Ni contigo ni sin ti, La del rebozo blanco, en coautoría con Rafael Cárdenas; El pecador, Qué bonita es mi tierra, en coautoría con Mario Molina Montes.

Su mariachi acompañó a Flor Silvestre en seis de las primeras grabaciones de la cantante para Discos Columbia en 1950 y también fue arreglista de sus temas para el cine. Flor le grabó Con un polvo y otro polvo, Mi última canción, Río crecido y El despertar y Marco Antonio Muñiz se inició como solista con Luz y sombra, Que murmuren y Escándalo, en coautoría con Rafael Cárdenas; El despertar, en coautoría con Martha Roth hasta llegar a 60 canciones, rematando con La Bikina.

Fue productor y arreglista en varios discos de Lucha Villa con quien tenía una profunda amistad, a quien escribió Amor Fiel, Hoy no me toques hoy no, Quiérame Señor, El Rincón y ella le grabó Que bonita es mi tierra y La bikina.

Destacados artistas han sido intérpretes de su música como Pedro Vargas, Javier Solís, Libertad Lamarque, Sonia y Miriam, José José, José Alfredo Jiménez, Amalia Mendoza, Lucha Villa, Doménico Modugno, Caterina Valente, Antonio Prieto, Pepe Jara, Cristian Castro, Luis Miguel, Lucero, Los Tres Huastecos y desde luego el Mariachi Vargas, solo por mencionar algunos.

Rubén Fuentes es sin lugar a dudas uno de los más destacados compositores mexicanos de las últimas cinco décadas, su creatividad artística como compositor, arreglista y productor, han marcado la vanguardia de la canción vernácula de México y por eso extraña, además de injusto, que cantantes, tanto aficionados como profesionales, injustamente desconocen y obvien su nombre al cantar sus canciones.

Pedro Infante, Cien años, autor Rubén Fuentes

Juan José Peralta

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios