#OPINIÓN Soliloquios de café: “Statu Quo” #22Mar

Maximiliano Pérez | Ilustración: Victoria Peña |

“Es una expresión latina con que se hace referencia al estado o situación de ciertas cosas, como la economía, las relaciones sociales o la cultura, en un momento determinado”

Fuente: Diccionario virtual.

“No se puede esperar grandes soluciones en nuestro statu quo.”

Immanuel Kant (12-02- 1.804) quien fue un filósofo alemán de la Ilustración. Fue el primero y más importante representante del criticismo y precursor del idealismo alemán. Es considerado como uno de los pensadores más influyentes de la Europa moderna y de la filosofía universal. Además se trata del penúltimo pensador de la modernidad, anterior a la filosofía contemporánea que comienza en 1.831 tras la muerte del pensador Hegel.

Kant adelantó importantes trabajos en los campos de la ciencia, el derecho, la moral, la religión y la historia habiendo logrado, inclusive, un compromiso entre el empirismo y el racionalismo. Aceptando que si bien todo nuestro conocimiento empieza con la experiencia, no todo procede de ella, dando a entender que la razón juega un papel importante.

Hoy en día Kant continúa teniendo una gran influencia en la filosofía analítica y continental, es por ello que tomo una de sus frases famosas…

“Se mide la inteligencia del individuo por la cantidad de incertidumbres que es capaz de soportar.”

Nuestro Status Quo está determinado por la incertidumbre a la cual nos ha llevado un sistema político demostradamente fracasado y desfasado de la realidad. 

“Cuando tienes una incertidumbre, significa que no estás del todo seguro de algo. Si te has perdido una gran cantidad de clases y no has estudiado mucho, podrías tener una incertidumbre sobre el resultado de la prueba de matemáticas de la semana pasada. Por tanto, este término describe un estado de duda: como tu tío que podría no estar seguro de tener un puesto de trabajo el próximo año, porque la empresa donde trabaja está decidida a cerrar una de sus sucursales”.

Fuente: Mundifrases.com

Esos son ejemplos simples a los cuales les podemos agregar otros que revisten una gravedad mayor en la defensa sobre la peligrosidad que representa la llegada de la pandemia que azota a la humanidad…

Los ciudadanos venezolanos y muy especialmente los larenses, específicamente los habitantes del municipio Palavecino, concretamente, Cabudare, vivimos en un completo estado de incertidumbre en cuanto a la calidad de los servicios públicos se refiere. Y esto es insoportable en cualquier país que se enorgullezca de ser libre y democrático.

El desabastecimiento de medicina y alimentos viene escoltado por la incertidumbre que representa la discontinuidad de acceso al agua potable, ante lo cual pregunto: ¿Con cuál agua nos lavaremos las manos?

Se puede hablar de salubridad cuando hay sitios que llevan años sin el normal suministro de agua y ha faltado hasta en hospitales, CDIs y otras instalaciones destinadas a salvaguardar la salud de los venezolanos, mientras las excretas corren libremente en calles, avenidas y zonas residenciales, consecuencia del colapso del sistema de cloacas, resultado de la solidificación de los desechos por la discontinuidad del agua necesaria.

Entre tanto el colapso del sistema eléctrico que acaba con los electrodomésticos y maquinarias destruyó la calidad de vida de las familias venezolanas, y confisca la salud, como por ejemplo la de aquellos ciudadanos que sufren de problemas respiratorios y se les hace necesariamente imprescindible la nebulización o respiración mecánica.

Simples reflexiones…

Maximiliano Pérez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios