Estos son los rostros de la cuarentena social en Lara (Parte III) #26Mar

José Enrique Arévalo | Foto: Archivo IMP |

Ante la pandemia del nuevo coronavirus que está afectando a más de 180 países del mundo, la medida implementada en Venezuela para batallar esta situación, es una cuarentena social. Quedarse en las casas, evitar exponerse en las calles y solo salir si es extremamente necesario.

Los trabajadores del sector transporte, alimenticio, medios de comunicación y del área de salud, son aquellos que tienen el permiso de abandonar sus hogares para dirigirse a sus trabajo, y así, ayudar a la población en estos momentos de emergencia sanitaria.

Sin embargo, ante los problemas que ya existían en Venezuela -pero que se agudizaron ante la pandemia del COVID-19-, estas personas viven una “odisea” al momento de ejecutar sus oficios en la región. Así lo expresó Claymar Daniela Giménez, quien es licenciada en Enfermería y labora en el Hospital tipo 1 ubicado en La Carucieña de Barquisimeto.

Daniela contó a Elimpulso.com que una de las cosas más difíciles en estos momentos, es cómo trasladarse hasta el centro asistencial, ya que debe planificar con antelación si algún conocido la puede llevar, pero ante la escasez de gasolina, esto no sucede todos los días. Por ello, debe exponerse a pedir cola en las calles a cualquier desconocido, o en su defecto, tener que caminar durante mucho tiempo para así cumplir con su trabajo.

Mencionó que se le hace imposible regresar del Hospital en La Carucieña hacia su casa, después de haber terminado su jornada laboral, ya que a altas horas de la tarde no existe ningún tipo de transporte en la ciudad. Pero contó que tiene la dicha de tener familia en la zona, así que le dan alojo durante una noche para luego regresar el día siguiente a su casa. Aunque señaló que esta oportunidad no la tienen todos, así que cada compañero debe sortear cómo regresar a sus domicilios.

Daniela resaltó que los venezolanos tienen la capacidad de enfrentar y soportar situaciones de adversidad, pero considera que no podrá aguantar este estilo de vida por mucho tiempo. “Llegará un momento que me siente a llorar de la impotencia, ante lo que uno como personal de la salud vive y observa cuando sale a trabajar, (…) hay personas que salen como si nada y eso frustra“.

En cuanto a la dinámica laboral, expresó que se están tomando todas las medidas de prevención necesarias para evitar el contagio o propagación del COVID-19, pero recalcó la discreción y el nivel de responsabilidad que se debe tener, en caso de presentarse en las instalaciones algún caso de una persona infectada con el nuevo coronavirus.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios