#OPINIÓN Reflexión en positivo: Trabajar más, hablar menos y resilencia #9Abr

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

La consigna de la gente de bien que jamas piensan en el fracaso, no pierden la Fe en cuanto a lo que vendrá es mejor y si hemos aguantado dos décadas y más con dignidad, es poco tiempo el que nos falta para volver a un país donde todo marche y se cambien los obstáculos y tropiezos por resoluciones y alianzas donde reine la paz y obtengamos resultados que beneficien a todos, por esto la invitación a todos los sectores productivos a aguantar como héroes en resistencia hablar menos y trabajar más como únicos autorizados y responsables de recuperar en todos los sentidos lo que fue una Venezuela rica y que aún tiene salvación mientras exista la férrea voluntad de los hacedores que por suerte son muchos repletos de ideas con capacidades, creativos y están reinventándose para subsistir sin doblegarse, a cualquier costo viendo la disminución de su patrimonio pero aumentando su dignidad que no es negociable, como debe ser todo individuo que desee dejar buenas huellas por medio del trabajo honesto a su descendencia.

Trabajadores y productores de nuestra Patria por favor todos continúen como ya lo han hecho poniendo en práctica la resilencia no desmayar y seguir resistiendo y persistir e insistir con toda la energía posible y la Fe de que todo lo malo ya pasó y que unidos muy pronto salimos de el tremedal en nombre de Dios y bajo juramento no dudemos que así será y que nuestra patria poseedora de todo lo bueno de este mundo no volverá a caer en desgracia al extremo de que sus hijos estén hambrientos y sedientos, plagados de necesidades y enfermedades que hacían muchos años habían desaparecido. Esto es un pedimento a Dios no con rencor ni retaliación sino un ruego en nombre de todos los compatriotas para que pronto termine esta situación y no vuelva a suceder.

A quienes practican y siguen en resilencia una especial mención porque serán benditos, porque hacen maromas contra viento y marea para seguir fortalecidos y producir con todas las limitaciones para el bien de todos sin hacer distinciones de quien consumirá y no preguntaran quienes se benefician con su trabajo, o con los impuestos que pagan. Por el bien de todos sigamos haciendo lo posible para que regrese la paz y la ración completa a todas las mesas de nuestros hermanos, seamos optimistas trabajemos duro con animo y buen humor demostremos las capacidades que tiene el venezolano que se crece en los malos momentos y al final sale triunfador, guapear sin olvidar la sonrisa y la coherencia, con la frente en alto y los pantalones bien puestos.

Y con toda la Fe pensar y en nombre del Espíritu Santo oremos para que muy pronto desaparezca el virus chino y por que el daño sea menor y que para cuando estas plegarias a través de estas lineas hayan salido ya el virus no exista, oremos para que cese el hambre y las carencias como el transporte, la gasolina, el gasoil, los enfermos, por los niños en peligro, por los empresarios y empleados puedan trabajar, que se consigan los insumos para la producción de el campo y continúen produciendo alimentos, por la recuperación de nuestra idiosincrasia, nuestras costumbres, que no se rían del dolor ajeno y aplaudan su propia destrucción, por la paz de nuestros hermanos que siguiendo malos consejos perdieron el rumbo, que nos conduzcan por el buen camino, en fin por el bien de todos y por los lideres que defienden el país a costa de muchos riesgos que Dios los ilumine y les de fuerza y valor para seguir defendiendo lo que tanto ha costado .

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios