lunes, septiembre 20, 2021
Inicio Opinion #OPINIÓN La Democracia cuesta... #26Abr

#OPINIÓN La Democracia cuesta… #26Abr

-

El pasado pesa. En 1998 un 56% de los venezolanos ejercieron el derecho al voto, dando la victoria al liderazgo de Hugo Chávez como Presidente de la República, la revancha de la sociedad frente al colapso del sistema político. Muchos lo vieron inofensivo en ese entonces, y votaron en reiteradas oportunidades por tal proyecto de descomposición Estatal. Hoy, hasta los que no elegimos la desgracia padecemos el pasado, soportando el peso del desastre institucional sobre nuestros hombros, castigados como el personaje mitológico Atlas, cargando con el mundo, pero en nuestro caso cargando la miseria a cuestas.

Acto seguido para todo sujeto en este contexto, elevamos las denuncias de lo mal hecho. No se si esperamos que aparezca el Chapulín Colorado a salvarnos de las malas decisiones. El hambre, comenzada hace años, empieza a agudizarse tras casi 40 días de cuarentena en los estómagos de miles de ciudadanos, muchos hurgan en los desperdicios para conseguir alimentos, la basura se ha convertido en un mercado popular.

- Publicidad -

Esta dura imagen es la consecuencia última de la ausencia del Estado que otorga “Bien Común y Justicia Social”, y peor aún, es el reflejo de la ciudadanía desorientada y rendida en la batalla, buscando comida para saciar el hambre que la abstracción de valores libertarios proclamados en consignas no pueden saciar. No podemos darnos la tarea de perder la guerra. De esto depende la vida de todos.

El rol de los que nos presumimos ciudadanos, con derechos y garantías convertidos en letra muerta, no es sencillo. El virus letal que ataca a la Nación es la ausencia de la Política. Por consiguiente, el costo a pagar por las mayorías es alto. Entendiendo que la Política trasciende a la acción misma de los partidos, también golpeados de contradicciones y hastío como el resto de la sociedad civil no organizada.

Hablar de arreglos institucionales como formulación de proyectos de Ley, para solventar el vacío de la contienda de calle es insuficiente. Ni hablar de los posicionamientos de hashtags como mecanismos de lucha, las redes sociales ocupan un lugar importante en la comunicación y el manejo de la verdad en el control político, pero ya conocemos que dar “likes” o compartir información no desenrosca los tornillos que sostienen al pranato madurista. Si los héroes caricaturescos no aparecen en este entorno, ni los alzamientos militares contra el estado de las cosas se concretan; ni mucho menos los países vecinos aliados democráticos se ven en el escenario interventor mesiánico; nos corresponde pensar y hacer; abandonar el papel de testigos del caos, ser piezas en el engranaje de la rebelión que clama por comida.  Aunque muchos, sin saberlo  pelean por vivir en una República, la Democracia cuesta

Macarena González Machado

- Publicidad -

Debes leer

Solórzano a AMLO: Es una vergüenza que reciba a un dictador #19Sep

Delsa Solórzano, diputada de la Asamblea Nacional electa en 2015, rechazó que Nicolás Maduro haya sido invitado a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).