#VIDEO El legado de Ayrton Senna continúa vigente a 26 años de su desaparición física

Brian Vidal | Foto: Archivo IMP |

El domingo 1° de mayo de 1994 el mundo celebraba el Día del Trabajador frente a las pantallas de sus televisores para ver el gran premio de Imola de la Fórmula Uno. Lo que era un día rutinario para los fanáticos de la Fórmula Uno se convirtió en un día fatídico. Un accidente en el Muro de Tamburello, a más de 300 kilómetros por hora cegó la vida de Ayrton Senna Da Silva, para muchos especialistas, el mejor piloto de automovilismo de todos los tiempos.

Años antes el propio piloto brasileño había vaticinado un accidente en ese pasaje de la pista italiana que ahora tampoco ahora está y en el que de seguro, jamás pensó que esa víctima iba ser él mismo. “Está muy cerca y acá se va a matar alguien”, reseña foxsports.com.

Senna caracterizado por el riesgo que corría en cada una de sus carreras era apodado como “El rey de la lluvia” por por su forma de manejar sus bólidos en las peores condiciones para correr. 

Más de 3 millones de personas fueron a dar el último adiós a Ayrton Senna en su natal Sao Paulo, uno de los sepelios mas multitudinarios de la historia moderna. 

Aquel 1° de mayo de 1994 es y seguirá siendo uno de los días más recordados por los fanáticos de la Fórmula Uno y del deporte en general. Ese mismo año un mes más tarde la selección brasileña de fútbol ganó el Campeonato en el Mundial USA ‘94 en el que rindió un sencillo pero sentido homenaje al piloto, sacando una pancarta durante la celebración que decía “Senna el Tetra es nuestro”, refiriéndose al campeonato número cuatro de la selección canarinha.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios