#OPINIÓN Reflexión en positivo: Tristes y preocupantes conversas #21May

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

Hace ya, varios días en una reunión con un grupo de hacedores ,exitosos, de buen comportamiento y vivir y a quienes se les puede oír sus consejos y asesoramiento me llamo la atención su forma de expresarse y su cambio de discurso ,antes un lenguaje de hombres de éxito,triunfadores dispuestos a aceptar cualquier reto o responsabilidad con seguridad, hoy en día los embarga una desencanto rayando en la esperanza, aburridos por sentirse anulados en su capacidad y creatividad oír a uno ellos decir que ha sido un trabajador a tiempo completo desde que era un adolescente llego a ser un empresario exitoso en todos los sentidos con solvencia económica, cotizado por los bancos,con créditos a nivel internacional,atractivo para las trasnacionales y proveedores que tenían confianza en nuestro país y su futuro yo oía con atención ese relato que parecía imposible de suceder pero esta sucediendo nos hemos convertido en miseria.

Otro de los presentes más tranquilo y analítico comento me hiciste un retrato hablado algún día pensé que estos éxitos eran una bendición de Dios y que los santos habían dicho amen, por venir de un trabajo honesto,decente y muchos esfuerzos jamas llegué a pensar que podían existir tantos malvados que podían empobrecer a toda la gente de un país , destruir hacedores y aplaudir la destrucción,vendrán como un castigo o de parte de el averno con el propósito de acabar hasta con el deseo y convertirnos en eunucos o buenos para nada,en mi caso dice a fuerza de lucha y sacrificio aprendí la teoría y la practica porque fui a la universidad y me enseñaron a como manejar las situaciones de la vida con criterio y formalidad pensé yo dijo el amigo pero la vida da sorpresas ni yo mismo sé lo que ahora debo hacer,sabia manejar mi empresa tengo la voluntad, la estructura y la ambición de trabajar seguir produciendo,cumplir con las imposiciones,generar empleo siempre fui un emprendedor a tiempo completo y hoy soy un adulto mayor con toda la voluntad para seguir aportando pero nos dejan en un callejón sin salida como un gran grupo de caballos de Atila que apuestan a la destrucción.

Sabemos que el país sigue teniendo sus riquezas ,pero mal estamos los venezolanos llamémoslos normales que todo gira en torno a obstáculos , inconvenientes,tropiezos,los ahorros se evaporan ,nuestras vidas como la conocíamos desapareció se cambiaron las sonrisas por pucheros viendo como en nuestra madre patria solo conseguimos piedras en el camino y estamos como dicen los goajiros llorando con dolor pero hacia adentro,no se ven lágrimas pero el dolor esta allí muy profundo.Recordemos a Yibran Jalil cuando nos dice que por muy larga que sea la tormenta el sol volverá a salir y nuestra Venezuela seguirá dotada de riquezas que se traduciran en alimentos y medicinas con agricultores y ganaderos invencibles, un empresariado trabajando a toda máquina, lideres con mensajes de optimismo y un gobierno democrático con inclusión ocupado para lo que fue electo y aliado con el sector productivo con buenas alianzas y convencidos de que este experimento fue largo y muy duro y solo trajo según las noticias sangre ,sudor y lágrimas como dijo Churchill.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios