#OPINIÓN Se busca un Emprendedor: Usted no sabe quién soy yo… (Parte III) #14Jul

Italo Olivo | Ilustración: Victoria Peña |

Michelle Robinson

Esposa de Barack Obama, Presidente de USA 2009-2017

“He sido una estudiante negra en una universidad de blancos” Michelle Robinson

Tiene 55 años, graduada en la universidad de Princeton y con un máster en Harvard. Inicia su carrera de abogada en un bufete de abogados en Chicago y luego continúa en la oficina del alcalde, la universidad y el hospital. Ha trabajado en una organización para la formación de los más jóvenes.

Por su libro, recibió una asignación especial de 30 millones de dólares, realizó un recorrido con presentaciones agotadas. Siempre activa en el frente de la caridad: a favor de la educación de las mujeres, contra la obesidad juvenil.

Señala, que ha sido a menudo la única mujer y persona afroamericana presente en los salones, igualmente la primera dama de los Estados Unidos, un trabajo que no es un trabajo, que me ha estimulado y me hizo humilde. Mi padre me ha enseñado a trabajar duro, reír bastante y mantener la palabra dada. Mi madre me ha mostrado cómo pensar con mi cabeza y hacer sentir mi voz. Así se lee en su libro “Becoming, Mi historia”, que ha contribuido a hacerla conocer y hacerla la mujer más amada de los estadounidenses.

Michelle Obama, nace en una zona marginal de Chicago, procedente de una familia modesta. En la escuela secundaria, donde los negros son 80%, su entrenador la desalienta de continuar sus estudios. La pregunta “¿Soy lo suficientemente buena?”, será una característica constante de su vida. Desde ese momento, Michelle se responde a sí misma y va a la prestigiosa universidad de Princeton, donde esta vez, los blancos ricos son mayoría y donde completa sus estudios de manera brillante.

Conoció a Barack Obama por su trabajo, su primer encuentro fue en el cine a ver “Haz lo correcto, de Spike Lee”. Casados desde 1992, tienen dos hijas. Desde el 2007 dio un corte a sus empeños profesionales para apoyar a su marido en su campaña presidencial, pero con el compromiso de dos días a la semana en la campaña y una noche como máximo fuera de casa. Memorable su discurso en la convención de los demócratas en 2008. Así como la despedida “Con trabajo duro y buena educación, nada es imposible, incluso convertirse en presidente de los Estados Unidos.

Entre sus iniciativas, está la creación de un jardín en la Casa Blanca, que será el símbolo de un estilo de vida saludable, una plataforma de lanzamiento para la iniciativa Let ‘s Move, contra la obesidad infantil. Ella trajo su estilo inclusivo, abrió la Casa Blanca a todos, también se muestra en su lado jocoso.

Además de la sustancia, ella ha prestado atención a la forma. Vestidos (fue coronada entre las mujeres más elegantes del mundo), forma física, carisma (en las redes sociales circula la frase “El hombre más famoso del mundo es una mujer, Michelle Obama”, habilidades de comunicación, compromisos civiles.

Y todas las nuevas iniciativas posteriores a la presidencia: desde el libro (más de 3 millones de copias vendidas) hasta los proyectos con Netflix (tres películas y cuatro series) de la productora Higher Ground. “Al abordar los problemas de raza, clases sociales, democracia y derechos civiles, queremos ayudar a todos a encontrar inspiración, educar y conectarse”, dijo Barack.

Definitivamente, las tres lecciones que ella desea transmitir serían: Creer en ti mismo, a pesar de las diferencias. Pensar que no hay metas imposibles y Lucha por tus ideales.

Italo Olivo

www.iolivo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios