#FOTOS Falta de mantenimiento en el Hospital Central de Barquisimeto es un mal crónico #28Jul

Texto y Fotos: Katherine A. Nieto |

El exdirector del Hospital Central Antonio María Pineda, Ruy Medina, consideró que la desinversión en el mantenimiento de los centros de salud son un mal crónico en el país.


La edificación que se inauguró en 1954 como la más moderna y vanguardista de Barquisimeto, con cinco pisos dotados de la última atención para los pacientes y que aún, casi 66 años después, continúa siendo referencia y el centro de salud con mayor demanda en centroccidente, luce actualmente una fachada repleta de filtraciones, suciedad, corrosión y evidente falta de atención.

En una visita de Elimpulso.com por las áreas externas del Hospital Central Antonio María Pineda (HCAMP) se pudo documentar la desidia que salta a la vista de pacientes, familiares y autoridades regionales. El visible desgaste en las paredes y fallas estructurales internas, de las que han dado cuenta medicos, gremios y la ciudadanía en general, hacen que la visita a este centro hospitalario sea más lamentable.

A la falta de insumos básicos en el HCAMP, tanto para atender a los pacientes (jeringas, gasas, alcohol, guantes, antibióticos, desinflamatorios entre otros), como para protección del personal de salud (batas, tapabocas, lentes de protección) se le suma el ambiente descrito, que no solo se presenta en la estructura, sino también en el pavimento roto justo en la entrada a la emergencia, por lo que ambulancias y vehículos particulares deben hacer maniobras para dejar a los pacientes.

Durante la administración anterior de la gobernación de Lara, se hicieron trabajos de refacción a distinas áreas de este hospital, además de construir nuevas áreas, como la de medicina nuclear y la capilla. En la actual gestión regional, este centro hospitalario ha recibido ciertas dotaciones de insumos y algunas refacciones, como la que se ejecutó con premura en 2019 días antes de la visita de la Alta Comisionada de los DDHH para la ONU, Michelle Bachelet.

Desde entonces no se ha realizado mejoría en el Hospital y se evidencia en las fotografías que acompañan esta nota.

La inversión multimillonaria ha sido el mal crónico de los hospitales

El doctor Ruy Medina, quien trabajó dentro de esta edificación desde el año 1.965 hasta el 2017, consideró que se requieren inversiones multimillonarias constantes para mantener el debido funcionamiento de la estructura de un hospital y que históricamente en los centros de salud de Venezuela no se ha presupuestado lo suficiente para ello.

El también exdirector del Hospital Central de Barquisimeto, recordó que en su paso por este nosocomio presenció 78 huelgas generales y se atrevió a decir que la raíz del 90% de éstas eran problemas esturcturales, como fallas en ascensores (que tienen casi 66 años de instalados), escaleras, baños, tuberías, entre otros.

En toda la historia de los Ministerios de Sanidad y asistencia social del país se ha fallado. Todos hemos fallado desde que se inauguraron los hospitales. Hemos fallado en que no se hizo un presupuesto suficiente para ir reparando en la medida en que se van deteriorando las cosas”, dijo Medina, quien sostuvo que el mantenimiento del sector salud es un “barril sin fondo” al que no se le ha prestado la debida atención en el país.

Aun en medio de la emergencia sanitaria que embarga al país por la pandemia de la COVID-19 los usuarios se preguntan por las prioridades en materia de salud que ocupan a quienes ejercen el poder en la región.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios