#OPINIÓN El país que queremos: La estrategia es participar #28Jul

Miguel Antonio Parra Giménez | Ilustración: Victoria Peña |

El pasado 9 de Julio se llevo a cabo una videoconferencia dentro del programa denominado “Encuentro por Venezuela” cuyos anfitriones son Julio Borges y Juan Guaidó. Los invitados en esta oportunidad fueron: Mariana Aylwin y Sergio Bitar, con la experiencia de haber vivido la transición chilena y Abraham Lowenthal, estudioso investigador norteamericano de las transiciones en el mundo.

El tema del día fue “Experiencia de transición y democracia en el mundo”, basado en el estudio y vivencias de los conferencistas en nueve (9) países del mundo y el caso Venezuela. Durante el desarrollo del tema fue concurrente dos cosas importantes: 1-La unidad lograda entre los diferentes factores de la oposición en dichos países; y 2- El convencimiento luego de fracasos y frustraciones, de que es a través del voto que esta la solución.

En su primera intervención, Mariana Aylwin deja a los participantes al terminar de exponer, una frase de su padre que resume lo que fue la lucha chilena previa a la participación del plebiscito de 1988, la cual transcribo: “Podría decirse con razón, que el camino recorrido no fue el que originariamente queríamos y que llegamos a la victoria del plebiscito después de haber fracasado en varias propuestas anteriores. Es cierto, muchos de los que terminamos encabezando la lucha por el NO en esa oportunidad, habíamos postulado antes otras soluciones que generalmente significaban el retiro inmediato de Pinochet, la formación de un gobierno provisional, la convocatoria de una Asamblea Constituyente y la aprobación plebiscitaria de una nueva constitución. El plebiscito del 88 fue en verdad nuestra última trinchera, después de haber perdido múltiples batallas. Creo que todos abríamos preferido triunfar antes y de otras maneras. Tal vez esas derrotas fueron necesarias para forjar la solidez de la concertación de los demócratas y para dotarnos del realismo que tanto se precisa para gobernar.”

Es este realismo político que invoca Patricio Aylwin el que llevo a los chilenos al convencimiento de que debían participar en el plebiscito ya que manifestaban que no se debía ir a el por razones inconstitucionales, consideraban que la constitución chilena era ilegitima de origen, planteaban solo la caída de Pinochet y la formación de una Asamblea Nacional Constituyente, la oposición solo vociferaba un Pinochet vete ya. La participación en el plebiscito genero un gran debate en el seno de la oposición chilena

En 1984, cuatro (4) años antes de efectuarse el plebiscito, en un seminario Patricio Aylwin alerto lo siguiente: “…La constitución es ilegitima, pero por un tema de realismo, lo que más debemos de evaluar es como nosotros nos incorporamos a la constitución y derrotamos al régimen en sus propias reglas de juego”. Este planteamiento posteriormente fue apoyado por muchas personas hasta lograr su concreción.

Julio Borges, les plantea el argumento que el G4 mantienen para no ir al proceso al señalar que el caso venezolano es atípico por la presencia de aliados criminales, narcotraficantes, corrupción, etc., y, aun así, con todas las dificultades, las recomendaciones de estos tres expertos, fue la de movilizar a la población a votar. Sergio Bitar nos dice al respecto: “Hemos dicho que la construcción es paso a paso, que vas ganando espacio, que vas corriendo el cerco, …hemos dicho que esto no se arregla desde afuera, no son las fuerzas internacionales las que resuelven los problemas, son las fuerzas internas las que resuelven el problema…”.

Lowenthal afirma que la situación venezolana es muy difícil pero no única y se puede aprender de la historia que estas cosas se pueden cambiar. Los ponentes frente a este planteamiento de Borges son contundentes, el cambio vendrá de adentro no de afuera, es aquí donde el liderazgo encausara lo que “solo los venezolanos tienen los medios e incentivos para realizar”. 

Seguiremos conversando al respecto, mientras a los lectores que tengan interés en el tema, aquí les dejo:

Miguel Antonio Parra Giménez

@miguelparrag

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios